logologologo
logo ··· logo
Abril 23, 2019, 16:51:55 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
  Inicio normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
  Mostrar Mensajes
Páginas: [1] 2 3 ... 108
1  Foros de poltica y actualidad / Caf Castilla (off topic) / Re: Castellanos que protegieron la cultura catalana : Enero 13, 2019, 22:22:41
Saludos comuneros, Castilla_2021.

Planteas un tema que es de lo ms interesante y sobre el cual no se ha hablado mucho, por desgracia. Te recomiendo prestar atencin a la vida y obra de Dionisio Ridruejo, quien particip en aquel "Coloquio Catalua-Castilla" de 1964:

http://www.filosofia.org/mon/cul/clc_a64.htm

http://www.filosofia.org/mon/cul/clc_017.htm

 52
2  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de Historia de Castilla / En memoria de Andrs Sorel (1937 - 2019), escritor segoviano. : Enero 13, 2019, 22:09:39
Se nos ha ido el escritor y periodista segoviano Andrs Sorel (1937-2019), opositor al franquismo y un intelectual comprometido con Castilla, a la que dedic uno de sus mejores ensayos.



Citar
Obituario: Andrs Sorel, escritor y defensor de Gredos y Castilla

El escritor segoviano Andrs Sorel, vinculado a El Barco de vila, donde pasaba largas temporadas, ha fallecido a los 81 aos.


Con una larga obra de novela y ensayo, centrada en preocupaciones polticas y sociales con una vertiente crtica comprometida, hace tres aos present en vila la novela de 2000 reeditada entonces por su vigencia, 'Las voces del estrecho', cuando afirm que "un escritor sin moral difcilmente puede ser escritor".

Sorel destac a mediados de los aos 70 por alzar la voz en defensa de Castilla. Por aquellas fechas viaj a la capital abulense para impartir una conferencia en la Biblioteca de vila en una actividad de un joven colectivo autonomista denominado Semana de Castilla-Len.

La relacin con vila se estrech an ms con el tiempo porque los paisajes de Gredos formaban parte de su realidad cotidiana. Pasaba largas temporadas en El Barco, donde encontraba una perfecta sintona con el territorio y sus gentes. En su novela La noche en que fui traicionada, publicada en 2002, la accin se sita en la localidad barcense en una hermosa y trgica historia de amor en los meses convulsos que preceden a la Guerra Civil.

Sorel llam a posicionarse en defensa de la Sierra de Gredos, como cuando public en 1986 en El Pas el artculo Salvar Gredos, donde llamaba la atencin sobre el futuro del espacio natural y acerca de los problemas estructurales como la emigracin, el envejecimiento y la despoblacin del territorio.

Nacido en Segovia en 1937, Sorel fue secretario general de la Asociacin Colegial de Escritores de Espaa hasta 2015 y director de la revista 'Repblica de las Letras'. Su obra abarca ms de 50 libros publicados, traducida y editada en Estados Unidos, Cuba, Portugal, Rumania, Inglaterra, Eslovaquia y Suecia.

Estudi Magisterio y Filosofa y Letras, y durante el franquismo colabor en la prensa clandestina del Partido Comunista y fue corresponsal de Radio Espaa Independiente de 1962 a 1973. Exiliado en Pars (Francia), dirigi la revista Informacin Espaola para inmigrantes espaoles en Europa. En 1984 fund y fue presidente del diario Liberacin.

Novelas y ensayos
Entre sus novelas se encuentran 'Narraciones de amor y muerte en diez ciudades del mundo' (1973), 'Como la enfermedad, como la muerte' (1974), 'El perro castellano' (1979), 'Concierto en Sevilla' (1982) o 'Babilonia: La puerta del cielo' (1990).

Escribi ensayos como 'Gua popular de Antonio Machado' (1975), 'Miguel Hernndez, escritor y poeta de la revolucin' (1976), 'Yo, Garca Lorca' (1977), 'Miseria de nuestra cultura' (1980), 'Castilla como agona, Castilla como esperanza' (1985) y 'Liberacin, desolacin de la utopa' (1986).
 
Los ltimos ensayos los dedic a Jos Saramago y a Miguel Hernndez, y las novelas ms recientes 'ltimo tango en Auschwitz' (2013) y '...y todo lo que es misterio' (2015).
 
Tras salirse del PCE mantuvo su ideologa, como dijo con motivo de su libro Antimemorias de un comunista incmodo: A veces me preguntan si he dejado de ser comunista. Y digo que yo siempre he sido ms de dudas que de catecismos. Odio los catecismos, sean religiosos o polticos. En esto sigo a Norberto Bobbio, que deca que un intelectual inquieto por la sociedad en la que vive no debera militar en un partido para ser un florero, sino para mantener siempre un planteamiento crtico.

AvilaRed- El Diario digital de vila: https://avilared.com/art/37047/obituario-andres-sorel-escritor-y-defensor-de-gredos-y-castilla

Mi primer contacto con la interesante obra de Sorel fue su "Castilla como agona.Castilla como esperanza", publicado a mediados de los 80 por la editorial vallisoletana mbito. Huelga decir que recomiendo encarecidamente la lectura de este libro, un alegato contra los graves problemas que padece esta Castilla nuestra, olvidada hasta por los propios castellanos.
Vaya esto en memoria de Andrs Sorel y su legado literario.



3  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: [Burgos] FIESTA 30 ANIVERSARIO Partido Castellano-Tierra Comunera : Diciembre 18, 2018, 18:00:45
Vdeos de la Fiesta 30 aos de Castellanismo, 30 aniversario de PCAS-TC:

http://www.partidocastellano.org/2018/12/17/videos-de-la-fiesta-30-anos-de-castellanismo-30-aniversario-de-pcas-tc/

4  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de Historia de Castilla / Francisco Izquierdo - Resurge, Madre Castilla! (1910) : Diciembre 08, 2018, 23:46:30
RESURGE, MADRE CASTILLA!



La raza no est muerta; est triste, cansada;
desfallece rendida, como harta de vivir;
nuestra madre Castilla llora desconsolada
y como quien no tiene por descubrir ya nada,
parece que se acuesta, en su lecho, a dormir.

Y llora por la ausencia de aquellos altaneros
de la Cruz de Santiago y de la Flor de Lis;
del chambergo y la capa, tercos, rudos y fieros,
unas veces de pcaros, siempre de caballeros,
que llamaron don Mendo, don igo y don Luis.

Por la de aquellas damas que fueron maravilla,
y el orgullo y la gala del solar espaol;
de discretos decires, de cofia y de mantilla,
damas de romancero, corazn de Castilla;
aquellas doa Clara, doa Luz, doa Sol.

Murieron para siempre aquellos hechos grandes
de Pava, las Navas, Zaragoza y Bailn;
de las Comunidades, de los tercios de Flandes;
y tambin los Alfonsos y los Garci-Fernndez,
y por eso, Castilla, llora triste tambin.

Adoro aquellos tiempos y aquellos tiempos lloro
adoro a aquellas damas, y el sereno valor
de aquellos caballeros que son nuestro tesoro;
de aquellos caballeros que, para ms desdoro,
han cambiado la espada por el Libro Mayor.

Buena vuelta le han dado a la literatura
de Miguel de Cervantes, de Hurtado y Moratn!
Robaron los sayones su clara fermosura
o ignominiosamente le han, dado la postura
de una chica lasciva bailando el garrotn.

Ya no somos aquellos altivos castellanos
descubriendo otros mundos, ensanchando el solar
Vivimos de recuerdos tan orondos y ufanos;
si nos dan la limosna, tendemos nuestras manos,
y mientras llega, en casa, aprendiendo a rezar.

Bien dijo un caballero denodado y resuelto
que pongan siete llaves al sepulcro del Cid!
Bien dijo; porque todo del revs est vuelto
y el espritu patrio parece que se ha envuelto
en un negro sudario que le tendi un ardid.

No es rebelde ya el pueblo; cuando se le moteja,
contestar slo sabe moviendo la testuz;
si aprietan demasiado, alguna vez se queja:
por smbolo le pongo un sombrero de teja,
una vieja beata, un santo leo, una cruz.

Pero yo de los tiempos presentes no reniego;
yo nunca he protestado de tanta humillacin;
es la lea podrida la que da mejor fuego;
por eso es mi confianza, y a predecirme llego
que hars, madre Castilla, la gran revolucin.

La que traiga los tiempos de una buena ventura
y derrame en la tierra la paz universal;
la que borre fronteras y derrumbe la altura,
la que nos haga hermanos y traiga la ternura,
para todos los hombres, de un beso fraternal.

Y tengo esa confianza, en los tiempos presentes
porque miro al pasado y miro al porvenir,
que aquellos caballeros que miramos ausentes
sern los que nos triganlos nuevos combatientes,
y por eso la raza jams podr morir.

Porque del viejo tronco nueva rama ha brotado
y nacen nuevas rosas en el suelo espaol;
y ni est obscuro el cielo, ni el Sol hse ocultado;
si tiene el horizonte negro muro cerrado,
derrumbemos el muro, y veremos el Sol.


FRANCISCO IZQUIERDO


Santa Cruz de Tenerife

Poema publicado en Vida Socialista, n 43, 23 de octubre de 1910.
5  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / [Burgos] FIESTA 30 ANIVERSARIO Partido Castellano-Tierra Comunera : Noviembre 28, 2018, 21:20:31
 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52 52

Citar
Este 2018 estamos de celebracin, el castellanismo cumple 30 aos!🎂

Pocos se imaginaban aquel da en Soria, que 30 aos despus seguiramos luchando por una Castilla ms comunera, ms reivindicativa, y donde los jvenes no tuvieran que emigrar.

Marchando cartel!




https://twitter.com/PartCastellano/status/1067500691067944960


Conmemoracin castellanista en Burgos, la venerable Cabeza de Castilla... Ya son 30 aos de andadura comunera (1988 - 2018) y hay que celebrarlo como es debido. nimos a los organizadores y asistentes, que salga todo lo mejor posible.
6  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de Historia de Castilla / Manuel Revilla Castn - Castilla y Extremadura (1904) : Noviembre 27, 2018, 21:41:32
CASTILLA Y EXTREMADURA




Para todo el que baje de Castilla, lleno el espritu de las impresiones que producen sus campos espaciosos, abiertos horizontes y perspectivas serenas e invariables, el espectculo que ante sus ojos ofrece Extremadura es por todo extremo original y sugestivo. Predispone a la reflexin el brusco trnsito de un mar de mieses que amarillean, a los rudos y agrestes panoramas, cuajados de olivares productivos, de malezas infranqueables, de rocas que, cual inmenso rebao de granito, se pierden y se esfuman a lo lejos.
Entre el cielo de Castilla, de intenso azul, a menudo brumoso y asfixiante y ste de la hermosa Extremadura, alegre y matizado en los crepsculos con las irradiaciones de un sol hermossimo, hay una diferencia tan notoria como la que existe entre el castellano severo, pensativo e incansable y el extremeo voluble, decidor, generoso, algo indolente; como la que media entre aqul lenguaje rudo, concreto, bravo y este lleno de inflexiones, de tonalidades y de cadencias.
De la obra inconsciente, pero continua de la naturaleza surgen y han surgido siempre las diferencias ms profundas e imborrables entre los pueblos.
Lo que no puede conseguir el aislamiento voluntario entre dos razas, lo consiguen un ro o una cordillera que se interponen, sirviendo de confines divisorios y por el contrario, aunque linpere una igualdad absoluta de leyes, de ideales y de dogmas entre dos regiones, si la primera habita un terreno improductivo, triste y brumoso, albergar siempre en su alma una invencible tendencia hacia la realidad, siendo en ella la lucha por la vida, spera, ruda, interminable, y en la segunda, con la posesin de un pas frtil, alegre y vivificante, surgir la predisposicin al ensueo, a las apatas y a las especulaciones...
Traspasad el Pirineo y os encontraris con los gascones, los andaluces de Francia graciosos, soadores e indolentes; pero al Sur de esa enorme cordillera contemplareis a Navarra y Aragn con sus rudos hijos, constantes en la brega, fuertes en el trabajo, nobles y serenos en sus sentires, incansables pan la lucha, sin que el ensueo penetre en la realidad para mermarla o cohibirla.  
Y esto tambin ocurre entre Castilla y Extremadura; la sierra que las separa parece un smbolo de sus diferencias; flotan en los dos ambientes miasmas distintos; all el charro avellanado y reciote, de msculos de acero, aqu el rstico locuaz, alegre y generoso....
Ya en otros tiempos Castilla produjo al Cid que vag en cruenta lucha, que un alto poder le impuso, bravo, reflexivo, calculador, egosta y Extremadura dispar de s con fuerza a Hernn Corts y Pizarro,ardientes aventureros que, sin premeditacin y con fortuna, vencieron y avasallaron....
Pero a pesar de tales diferencias, hay algo en Extremadura que nos recuerda a Castilla; algo en ambas que estimula nuestros espritus a una compenetracin beneficiosa y noble; pues los campos castellanos con su montona uniformidad y el extremeo paisaje con sus variadas y hermosas perspectivas; aquellos vendavales que a su sabor recorren la llanura y estas brisas perfumadas que sin cesar se quiebran en los riscos y olivares, son un emblema del espritu espaol abierto en sus sentires, profundo en sus esperanzas, ferviente en sus ideales, loco en sus glorias, manso en la paz y frvido y borrascoso en la perenne lucha por la vida...


MANUEL REVILLA CASTN


Artculo publicado en La aurora: revista quincenal, n III, 15 de febrero de 1904.
7  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de Historia de Castilla / Enrique Moreno - Aqu fue Espaa? (1926) : Noviembre 27, 2018, 21:02:53

PGINAS CLARAS
_______________
_______________

AQU FUE ESPAA?



He pasado pasado unas horas en la histrica Villalar, la del muy noble y muy leal solar de Valladolid. La ruta ha sido la de siempre: hasta Benavente la vieja, en camino de hierro; hasta la villa histrica, en una tartanita desvencijada que al trote cansino de un caballejo esculido va tragndose lentamente el cuidado caminito vecinal.
Villalar la muerta y olvidada, la de las bajas casitas y la gallarda torre de las espadaas, yo te hallo como otras veces, tranquila, sosegada, dormida cabe el rollo que marca una brillante pgina de gloria en la historia de esta raza nuestra, dulcemente arrullada por la brisa que viene de los chopos vecinos...!
Por tus callejas discurro silencioso y desde una encrucijada contemplo unos alcores, unas lomas donde acaso las huestes del temible Conde de Haro cogieron en rehenes al bizarro adalid Juan de Padilla.
Villalar la chiquita, la noble y la callada, la de la vieja iglesia y el miliario tristemente clebre! La que una riente maanita abrilea viste inmolarse en aras del ms alto ideal la santa libertad de su patria, sometida a la tirana de unos malandrines venidos de Flandes con el Rey Carlos, y con un gesto gallardo muy de hidalgos de la rancia y castiza cepa espaola, a tres guerrilleros inmortales: Bravo, Padilla y Pedro Maldonado!
Cabe ste rollo, cuyas piedras seculares, patinadas por los siglos, parecen hablar de temples recios, de claras inteligencias y nobles corazones, fueron decapitados los tres caudillos bizarros que ardieron en el fuego de la ms santa rebelda.
Aqu con Castilla fu mi spaa! La mi Espaa del Cid, de Padilla, y de Bravo. La mi Espaa de Cisneros y del Conde de Haro. La vieja y muy amada Castilla ma. La de los viejos hidalgos nobles, la de los esforzados paladines y los monjes austeros, de tosco sayal, pardo como la tierra madre, la de los Reyes guerreros y cristianos, la de los cromados aceros toledanos, que se templaron en las aguas rumorosas del Tajo. La grande y poderosa vieja Espaa de antao! La ma y la de ustedes, ancianos venerables, que cara al sol, y en los aledaos de sta recogida Villalar, vivs los postreros das de vuestra larga vida y sents la Patria a la usanza de antao...
Aqu con Castilla fu mi Espaa! La mi Espaa del Cid y Fernn Gonzlez, la de Cisneros y los Condestables, la de los lances caballerescos en las encrucijadas de las callejas silentes, bajo la clara luz de la luna, la de los claros varones y los recios hidalgos, la de los guerrilleros y los trovadores... La muy amada y poderosa vieja Espaa de antao!


ENRIQUE MORENO


Artculo publicado en El avisador numantino: Peridico de intereses generales y noticias, n 4686, 1 de diciembre de 1926.
8  Foros de poltica y actualidad / Debate castellanista / Re: Tres artculos periodsticos de Carlos Alonso Snchez, castellanista palentino. : Noviembre 20, 2018, 21:26:56
VIDA CULTURAL
Conferencia de don Carlos Alonso

Como estaba anunciado, ayer tarde a las siete y media, pronunci en el Ateneo de Valladolid una conferencia sobre el tema "Castilla inmortal deber imponer la integridad de la Patria", el abogado palentino don Carlos Alonso.
Presidieron el acto los seores Olea Pimentel, Santelices y Ruiz de la Pea.
El seor Alonso hizo un entusistico canto a Castilla como el ms representativo de los pueblos habitadores de Espaa, poniendo de manifiesto sus virtudes raciales y las situaciones a que la condujeron en ciertos momentos sus errores polticos, haciendo para ello un recorrido a travs de la historia patria.
A Castilla contrapuso el conferenciante Catalua, demostrando cmo esta regin medr siempre a costa del resto de Espaa y principalmente de Castilla, sin contar, por otra parte, con aquellas cualidades y virtudes que pudieran hacerla el eje director de la vida espaola.
Finalmente el conferenciante traz todo un plan para conseguir el resurgimiento espiritual y material de Castilla, que hacindola nuevamente colocar a la cabeza de las regiones espaolas, la permitiera imponer y mantener la integridad de la Patria, amenazada por las tendencias secesionistas de la regin catalana.
El conferenciante, al terminar la lectura de su erudito trabajo, escuch muchos aplausos. Por la noche fu obsequiado con un banquete.

(Resea publicada en
El Diario Palentino, n 15606, 7 de noviembre de 1935).
9  Foros de poltica y actualidad / Debate castellanista / Nicomedes Sanz y Ruiz de la Pea - La instruccin (1928) : Noviembre 20, 2018, 21:08:53
CUESTIONES CASTELLANAS
_______________________

LA INSTRUCCIN




Es muy corriente entre los escritores que abordan temas de inters castellano, al hablar de los hijos de esta tierra, tratarlos de incultos y cargarlos la parte principal de la culpa de su poca instruccin, dejando el resto de la responsabilidad para el Estado y los maestros.
Cualquiera que medite con serenidad y detenimiento sobre este asunto, ver lo aventurado, cuando no equivocado, de tales afirmaciones hechas, las ms de las veces, sin conocer a fondo las gentes y la vida de la llanura.
El problema de la instruccin en Castilla es, ante todo y sobre todo, uno de los casos en que ms directamente interviene el factor tiempo. Veamos: el cultivo de la tierra, tal y como hoy se efecta, careciendo de todos los adelantos que proporciona la moderna maquinaria, ahorradora de tiempo y trabajo, exige que los hombres dedicados a su cuidado empleen diez y doce horas diarias en un trabajo fatigador y continuo durante las temporadas de Otoo, invierno y parte de primavera, llegando, durante las faenas de la recoleccin, a dedicar hasta dieciocho y veinte horas diarias al rudo trabajo del campo y, sobre esto, en uno y otro tiempo, sin descuidar la obligacin de atender al cuido del ganado, menester en que se emplea una crecida porcin de tiempo.
Esto, indudablemente, es una tarea abrumadora, que imposibilita de todo punto para dedicar unos momentos a todo aquello que no sea descanso. Vengan a Castilla, vengan todos los que motejan a sus hijos de incapaces para tomar un libro, vengan y empuen siquiera por un slo da las herramientas del trabajo y vern, vern qu distinta es su manera de opinar... Cmodo, demasiado cmodo, resulta afirmar gratuitamente: "Castilla es ruda", "Castilla no lee". Ni una sola vez he visto escrito: "Castilla no tiene tiempo para leer", "Castilla trabaja..." No, no culpemos a estos hijos del agro de su poca instruccin; seamos justos y comprendamos que si no dedican nada de su tiempo a la lectura... Es porque ese tiempo no existe... No dispone de l...
Cuando el obrero del campo, est regido por organismos que reglamenten el trabajo, cuando la jornada no sea mayor a la empleada por los trabajadores de la ciudad, cuando se creen sindicatos que proporcionen maquinarias adecuadas para cultivar la tierra con el mnimum de trabajo y tiempo, cuando se creen bibliotecas circulantes cuya misin sea llevar hasta estos hombres un sano venero de cultura, cuando se intensifique por todos los medios - escuela, conferencias educativas, compaas ambulantes, de teatro, cine - la aficin al libro; cuando sea verdaderamente obligatorio que los nios asistan a la escuela en vez, como ahora acontece, de dedicarles, apenas cuentan seis aos, a las faenas del campo, al pastoreo y a otras muchas ocupaciones que les embotan los sentidos y les hacen crecer raquticos, entonces, cuando el Estado sienta una honda preocupacin por la cultura y el bienestar de estos hombres, podremos si ellos desprecian lo que se les brinda, criticarles y exigirles; pero mientras tanto, contentmonos con compadecerles y arrimemos nuestro granito de arena para que un da lleguen a incorporarse al movimiento de cultura universal.
Reconozcamos que nada se ha hecho an y que es mucho lo que queda por hacer para llegar a conseguir los frutos espirituales de estos hombres del campo.
Muchas veces, durante nuestra estancia en pueblos de Castilla, hemos podido comprobar la aficin, el deseo que estos hombres tienen de adquirir conocimientos, de tener libros, de leerlos, pero siempre se tropieza con la misma dificultad: falta de tiempo, falta de libros y, en la mayo parte de las casas, falta de medios para adquirirlos. Creemos en todas las escuelas  una pequea biblioteca circulante y entonces daremos un paso hacia el engrandecimiento de Castilla, facilitando y despertando - sin discursos oficiales y percalinas - el amor al libro... El amor a la escuela... El amor al maestro... Mientras tanto, callmonos y no echemos en cara su incultura a estos hombres, cuyo nico pecado es su excesivo apego al trabajo.


NICOMEDES SANZ Y RUIZ DE LA PEA


Artculo publicado en El Adelanto: Diario poltico de Salamanca, n 13675, 5 de diciembre de 1928.
10  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de Historia de Castilla / Gregorio Fernndez Dez - Por Castilla y para Castilla (1932) : Noviembre 19, 2018, 20:55:39



POR CASTILLA Y PARA CASTILLA


Aos atrs, figur mi modesta firma en estas columnas acogedoras y expansivas de EL NORTE DE CASTILLA; mas, ahora, al volver de nuevo a reemprender mi tarea, prometo una colaboracin continuada en el propsito, ordenada en los temas, recta en la trayectoria, fija en la orientacin, pertinaz y concreta en la tarea y en el deber de contribuir a explorar a Castilla, estudindola, enalteciendo sus virtudes, exponiendo en blanda crtica los defectos de su raza, analizando valores, sealando sus derechos colectivos, defendiendo sus intereses morales y econmicos regionales, tratando, en resumen, de infiltrar poco a poco, en el corazn reseco de sus hijos, el espritu de estimacin hacia esta tierra, que apacible o adusta, rica o pobre, tenemos los castellanos el deber de amarla porque al fin es nuestra bendita cuna.
Pero, yo adelanto, que no soy literato, ni artista, ni historiador, bien que la literatura, el arte y la historia de Castilla me sean conocidas lo suficiente para enjuiciar su alta significacin; y as, procurar seguir otros derroteros menos trillados y ms eficientes al decidido propsito que me anima, de expoliar la indiferencia, sacudir la pereza, desvanecer el pesimismo, fortalecer convencimientos, alumbrar ideas, despertar confianzas e infundir alientos a este pueblo castellano de mis carios, que, como colectividad puede y debe proseguir su camino...
Ser esta la hora nueva de Castilla? Sin afirmarlo concretamente, same permitido, si en verdad son estos momentos de revisin de valores, de enmendar errores, de zanjar diferencias, de saldar deudas, de rectificar orientaciones y en suma, de cancelar el pasado - same permitido, repito - manifestar que, acaso, mejor oportunidad para reemprender la marcha, no se le depare nunca ms. As, como as, la voluntad nacional en digna y ejemplar conducta ha sellado el captulo fatal y doloroso de la historia de nuestra decadencia, que empezara coincidentemente al terminar el primero de los Austrias con las libertades de Castilla, en los campos de Villalar en da en que por cierto, al decir de un gran tribuno, hasta el cielo llor tanta desgracia.
Castilla era entonces una nacin gloriosa. Hoy no es sino una regin humilde, menos pobre de lo que parece, pero al fin decada; una tierra olvidada por sus propios hijos, menospreciada por extraas gentes, desatendida por sus polticos, incomprendida por los que con afectada jactancia se apellidan a s mismos intelectuales espaoles, postergada por los gobiernos, antes como ahora, ayer y hoy lo mismo, bajo el yugo del viejo rgimen que bajo el mandato del rgimen novsimo. Y, sin embargo, esta bien amada tierra resiste todos los embates, como una aosa encina... Y subsiste gracias al sin igual esfuerzo de este buen labriego castellano que ara silencioso... Pero que no canta como pretendiera Gabriel y Galn. Y eso, eso, es lo que hay que intentar: que cante. Que cante el gan, que cante el pueblo, en la aldea y en la ciudad, que cante nuestro pueblo, bajo la bveda de este cielo azul y despejado de Castilla, puro y sereno como el alma de su raza tan generosa, tan limpia de ambiciones que por ello se entreg espontnea, autoexcluyndose de toda ambicin al intento creador de un algo grande y superior a s misma: Espaa.
Cantar, cantar! El canto es alegra siempre, como el canto de un orfen es msica, arte, solidaridad de sentimiento, armona, actividad, cultura; el canto es en fin, optimismo y elevacin espiritual. Y pueblo que eleve su espritu, recobre su optimismo, que are y cante, hermanando el trabajo y la alegra, es pueblo que se salva, que se redime, que triunfa, que logra en resumen la significacin propia y el respeto de los dems. Ahora bien, para que un pueblo tenga alegra y est satisfecho de s mismo tiene que tener despensa, tiene que tener repletas las trojes y llenas las cubas!, tiene que trabajar porque el trabajo engendra el bienestar, y para trabajar lo ms prctico es esconder en el bargueo de la tradicin familiar los viejos pergaminos por gloriosos que sean y mirar sin cobarda las realidades de la hora actual.
No olvidemos el pasado y menos sus enseanzas, mas intentemos enorgullecemos de nuestro presente al tiempo que sentarnos los cimientos de una Castilla mejor. De modo que digamos: basta de escalar los castros leoneses para contemplar desde ellos, la tierra llana y brava, teatro de jornadas histricas; basta de sumergirnos en la contemplacin de los claustros de los monasterios esparcidos por todos los rincones de este pas; basta de evocar esas rondas de castillos fronteros al padre Duero o que altivos se yerguen en las rojizas tierras segovianas. Y al doblar esas pginas de la historia reflexionemos y convengamos, en que, si la historia es la geografa del pasado, la geografa es la historia del presente y sta nos dice con imperativa frialdad, que penetra hasta la propia mdula y por contra agita el corazn: pueblo castellano, no eres potente ni siquiera fuerte porque has perdido tu propia estimacin, porque inactivo no has extrado de las entraas de la tierra la riqueza de tus minera les, ni sometido a tu arbitrio el agua de tus ros convirtindola en energa, ni erigido chimeneas y decir chimeneas es decir fbricas, ni por ltimo, administrado tu hacienda y tu casa. Lo que has hecho, por el contrario, es acabar con los rebaos celebrrimas de tus merinas; paralizar tus batanes, olvidando hasta las viejas industrias domsticas; lo que has hecho es arrasar tus bosques y destruyendo en lo material el heredado patrimonio destruir tambin en lo espiritual como consecuencia, la fe en tus propios destinos. Y como si eso fuera poco, en lugar de alentarte, Castilla ma, tienes que resignarte a que nadie te tienda la mano generosa y escuchar cmo el eco trae de la periferia una voz que dice: No tendrs ferrocarriles ni te dejaremos asomarte al mar y sufrir con entereza que ni en tu propio solar surja una voz autorizada y potente que llame a concejo a los intelectuales y polticos castellanos para decir a los unos: despertad a este pueblo y a los otros: defended intereses de esta regin, exigiendo que los gobernantes escuchen los clamores de este pas resignado y patriota y advirtiendo, a todos, que acaso Castilla necesite un Estatuto y una Asamblea. Mas todo esta es tan interesante, que bien vale la pena, lector, de que hagamos punto para continuar otro da.


Gregorio Fernndez Dez



El Norte de Castilla, n 33415, 1 de Abril de 1932.
Páginas: [1] 2 3 ... 108
Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!