logologologo
logo ··· logo
Agosto 03, 2020, 21:19:51 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Una semana de abril de 1946 en Valladolid  (Leído 1008 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Maelstrom
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +35/-9
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1091


Ver Perfil
« : Abril 28, 2015, 15:32:35 »


Una semana de abril de 1946 en Valladolid

Teodulfo Lagunero - Abogado, catedrtico y colaborador del PCE



Hace 61 aos nos detenan en Valladolid, cuando pintbamos con tiza en paredes de la Universidad y de las casas de la ciudad, '14 abril. 14-A', recordando la proclamacin de la segunda Repblica. Fue a m y a Jos Luis lvarez, estudiante de Medicina, (hoy mdico jubilado en Santander). En esa semana de abril de 1946, recin terminada la II Guerra Mundial, en Espaa los vencidos en nuestra guerra y gran parte de los vencedores, crean que el rgimen iba a caer, que iba a darse vuelta la tortilla, porque se consideraba que en la mochila de las tropas aliadas, -en las de los soldados de las democracias y en las de los soldados soviticos- iba la cabeza de Franco, puesto en el poder por los nazis y los fascistas. En esta tesitura Franco casi dej de matar. Se ralentizaron los consejos de guerra y las condenas se redujeron; se conmutaron penas de muerte, e incluso de pusieron en libertad a presos. Este cambio en la poltica de terror del franquismo, nos salv de lo que pudo ser una condena a muerte.
Juzgados en consejo de guerra de los llamados 'Oficiales Generales', por ser mi compaero alfrez de las milicias universitarias, fuimos condenados solo a un ao l y a seis meses y un da yo. No ramos los nicos estudiantes detenidos en Valladolid. Mi hermano Enrique haba sido condenado a tres aos, junto al mtico preso vallisoletano del franquismo, Fabriciano Roger Fidalgo, considerado por la ONU como el preso poltico que ms aos ha estado en la crcel, pues haba sido detenido por Alfonso XIII, Primo de Rivera, el gobierno del bienio negro de la Repblica en 1934 y posteriormente con el franquismo. Tambin se haba detenido a otro estudiante, Luis, hijo del diputado socialista por Valladolid De los Cobos, fusilado en 1936, y al hijo del tambin fusilado Alcalde de Valladolid.
La realidad es que, pese a la fama de 'facha' de nuestra ciudad, fue en la Universidad de Valladolid donde los estudiantes nos organizamos por primera vez en Espaa para enfrentarnos con el franquismo. Recuerdo, con nostalgia, los pasquines que repartamos en la Universidad en los que se deca: Los estudiantes no queremos ser pistoleros de Franco y de Falange, ni vestir uniformes de opereta a la italiana, (nos referamos a los uniformes de las milicias universitarias); o cuando pegamos con engrudo unos pasquines que decan: Franco es la guerra civil, Los catlicos no apoyamos los crmenes de Franco. S, nuestra organizacin lleg a ser importante. ramos unos 40 o 50 estudiantes de todas las facultades y tenamos el apoyo de varios catedrticos, entre los que recuerdo a Emilio Alarcos y Pedro Aguado Bleye (Filosofa); Emilio Guilarte y Teodoro Gonzlez (Derecho), Demfilo Pons, (Escuela de Comercio), los catedrticos destituidos que integraban la Academia Minerva, -Astruga, Romero, Guilarte, Miaja de la Muela-. Nuestra organizacin clandestina era, sin embargo, deficiente. Nos reunamos en grupos paseando por una carretera en la otra margen del Pisuerga en la Huerta del Rey. Durante los diez das que pas en los calabozos del Gobierno Civil, durante los cuales, en los interrogatorios, si bien nos pegaron, no nos llegaron a torturar fsicamente. La tortura consisti en sus constantes amenazas de que nos iban a destrozar, llegndonos incluso a ensear a 'Somoza', Domingo Rodrguez Martn, que durante toda una semana fue torturado y que, cuando nos lo presentaron, era un guiapo ensangrentado. Los policas nos decan: Baja a los calabozos y medita si quieres hablar. Si no lo haces, te pondremos como a este y detendremos a toda tu familia. Ese era nuestro miedo: no resistir las torturas y hundirnos delatando a los compaeros. El Gobernador Civil era un tal Romojaro.
En esa semana, el 14 de abril de 1946, estaba detenido el librero Domingo Rodrguez Martn. Era lo que podramos llamar, jefe de la oposicin clandestina de Valladolid. Muy culto, maestro nacional, dominaba varios idiomas, y de marxismo y fascismo lo saba todo. Su historial de luchador republicano en Santander y Asturias era de leyenda. Fue trasladado a la Direccin General de Seguridad en la Puerta del Sol de Madrid, en ese casern de los horrores del franquismo, que en lugar de ser Museo de la resistencia antifranquista, es sede de la Comunidad de Madrid. All continu siendo torturado, sin conseguir sacarle una sola palabra. Algunos nos reunamos con el librero Domingo antes de su detencin. Nos entusiasmaba con sus charlas. Tambin recuerdo a su padre, represaliado y preso, y a uno de sus hermanos, Pepe (Relieve) con el que tambin coincid en los calabozos del Gobierno Civil.
En 'Prlogo de la bibliografa vallisoletana, escrito por Domingo Rodrguez Martn, librero que fue de esta ciudad de Valladolid', su hermano aade noticia de Domingo (mi hermano), que lo firma con el seudnimo literario de Blas Pajarero. He ledo y recordado esas noticias del entraable, para nosotros, 'Somoza', y de su librera Relieve de la que se ha dicho: Fue durante penosos aos la Universidad de Valladolid, quiz su reverso, donde se impartan disciplinas de alegra, salud y amistad, contra la tristeza, la enfermedad y la indiferencia de la cultura oficial. Pepe nos informa de cmo muri su hermano en el Hospital Provincial de Valladolid en abril de 1960. Dice: Le seal que EL NORTE hablaba de una cada de unos cuarenta en Zamora. l me dijo: Cuando me detuvieron en el 46, si hablo, habra pasado en Valladolid con pena y sin gloria lo mismo. Mal te va a ir si hablas, como si no. Pero si hablas, peor todava, ellos quieren saber ms y siguen molindote.
Una gran parte de esos cuarenta 'cados' en Zamora, fueron llevados a la crcel de Valladolid y con ellos conviv unos meses hasta que, como represalia por organizar una huelga de hambre en la crcel, les trasladaron al penal de Burgos. Hoy, a mis 80 aos, he querido recordar esa semana de mi Valladolid.


Artculo publicado en El Norte de Castilla el  25 de abril de 2007.
« Última modificación: Enero 26, 2018, 17:58:18 por Maelstrom » En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!