logologologo
logo ··· logo
Junio 19, 2019, 03:38:32 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Bonifacio Zamora - "De la Montaña a Castilla" (1948)  (Leído 720 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Maelstrom
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +35/-9
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1091


Ver Perfil
« : Septiembre 26, 2015, 15:36:27 »





De la Montaña a Castilla

Aquel primer castellano
que bajó de la Montaña
a poblar un día el llano
de las Castilla de España
por la riqueza del grano
trocó la de su solar
- noble solar montañés -,
al fundir y troquelar
con el oro de la mies.

En su origen - celta, íbero,
ligur o cántabro puro -,
fue pastor y marinero.
Hízole el aprisco, austero
y el acantilado, duro;
y tras dominar la anchura
del mar que había surcado,
probó en la tierra aventura
y dió en surcar la llanura
con la proa del arado.

En el albur de la suerte
con pulso robusto y fuerte
manejó proas y rejas,
que iban, en surcos, parejas
hacia la gloria y la muerte;
las proas engalanadas
de espumas y rizos de olas
y las rejas enfiladas
hacia el mar de las doradas
espigas, entre amapolas.

Navegante y labrador,
dijo su oración sencilla,
de cara al cielo: «Señor,
dame en tu amor el amor
de la Montaña y Castilla:
la una para labrar
trabajosamente el suelo,
la otra para lanzar
mis galeras a la mar
y las miradas al cielo».

Mas cielo y mar, llano y tierra
nublan un tiempo su vista
con tempestades de guerra
y se aborrasca la tierra
con nubes de reconquista...
Cuando el noble castellano
que poblara un día el llano
de las Castillas de España,
se vuelve hacia la Montaña
para oponerse al tirano.

Busca dominio en la altura,
guarnición en los canchales,
estrategia en la espesura;
y añorando la llanura
del mar de rubios trigales,
con la ilusión de tornar
a Castilla, por la orilla
del mar discurre, hasta hallar
a la Castilla del Mar
en Santander de Castilla.

En los surcos removidos
quedaron las rejas mudas,
para contrastar los ruidos
de los escudos bruñidos
y las espadas desnudas...
Hinche las jarcias el viento,
naves veleras doquier
vienen y van, movimiento
que las imprime el aliento
del Mar, en Santander.

La Castilla labradora
triunfa en los campos, guerrera;
mas no fuera la señora
de mundos descubridora
si no fuera marinera...
Marinera no sería
sin la espaciosa bahía
de Santander y sus puertos,
siempre francos, siempre abiertos
para la marinería.

¡Ya Castilla reverdece
sus conquistas españolas!
Ya la Montaña le ofrece
sus puertos y los guarnece
de naves sobre las olas!
¡Cuánto pudo aquel labrar
trabajosamente el suelo!
¡Cuánto pudo aquel mirar
desde la montaña el mar,
desde la llanura el cielo!

Al sol de la gloria brilla
la perla de la Montaña,
Santander, ¡mar de Castilla!
y va rasando la quilla
Castilla, Nave de España.
Todo un mundo de ilusión
se convierte en realidad...
Juan de la Cosa y Colón
van gobernando el timón
hacia la inmortalidad.

Con ellos el castellano
que poblara un día el llano
sintiéndose navegante,
- labrador, Montaña avante -,
lleva un timón en la mano.
Y acaso llegue a soñar
¡dulce sueño! navegar
a la altura de Piquío
en la proa de un navío
que le conduce a su mar...

-  ¡De este dulce sueño mío
    no quisiera despertar! -



Bonifacio Zamora - «Por el mar de Castilla» (Imprenta Provincial de Burgos, 1948).
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!