Foros Castilla

Foros de política y actualidad => Café Castilla (off topic) => Mensaje iniciado por: TAROD en Julio 22, 2010, 04:01:18



Título: Perdamos el tiempo, gastemos dinero publico
Publicado por: TAROD en Julio 22, 2010, 04:01:18
El ataque de Israel, en aguas internacionales, es una muestra mas de la desproporción y el concepto de las agresiones que sufren por aquellas latitudes, pero no hay mas que hablar con algunos israelitas, de los que viven por allí, para que te cuenten en primera persona detalles de como las gastan los de Hamas, y descubrir que ni el lobo es feroz ni el cordero es tan indefenso.

Ahora estos "cooperantes"  hagamos un inciso en lo que el Ministerio de AAEE considera cooperante, aquella persona que con conocimiento del Ministerio y con un contrato de prestación de servicios actúa en nombre del Estado español fuera del territorio; no a una persona que por iniciativa propia,  se va por sus medios a un país ajeno se lía la de Dios y socorro, socorro, España sácame de aquí y de paso págame el viaje.´
http://www.aecid.es/export/sites/default/web/galerias/ongds/descargas/A18492-18497.pdf
Recordemos que los dos "cooperantes" secuestrados en Mauritania eran de origen catalán y tuvo que salir el Gobierno de España en su ayuda cuando las cosas se pusieron chungas. Los "cooperantes" de la flotilla también de origen catalán en las mismas condiciones, debe ser que el resto de las naciones del estado español no tenemos ni sensibilidad ni altruismo.






Querella por crímenes contra la humanidad contra Netanyahu por el abordaje de la flotilla

Un crimen de lesa humanidad con resultado de tres detenciones ilegales, tres deportaciones forzosas y tres delitos de tortura. Estos y otro delito contra personas protegidas en conflicto armado son los ilícitos por los que la asociación Solidaridad con la Causa Árabe, en representación de los activistas españoles Laura Arau y Manuel Espinal, y el periodista David Segarra, presentará el viernes una querella en la Audiencia Nacional contra el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu , otros seis miembros de su Gobierno y el militar al mando del abordaje del Mavi Marmara, el barco de la Flotilla de la Libertad en el que viajaban los españoles y con el que se trataba de romper el bloqueo de Gaza. Los soldados israelíes mataron a nueve cooperantes.

Los querellados son, además de Netanyahu, el ministro de Defensa, Ehud Barak; el de Exteriores, Abigdor Lieberman; el de Inteligencia y Asuntos Atómicos, Dan Meridor; el de Asuntos Estratégicos, Moshe Ya'alon; el de Interior, Eli Yishai y el ministro sin cartera Benny Bergin. También está entre ellos el vicealmirante Eliezer Marom. La querella considera que todos ellos se reunieron "desde el momento en que se tuvo conocimiento de la partida de la flotilla" para "concretar la operación ", "en el marco del ataque sistemático y generalizado contra la población civil palestina" y con el objeto de "abortar cualquier intento de acción solidaria contra la población palestina".
Debido a la reforma de la jurisdicción universal que limitó la competencia española a los casos en los que hubiera víctimas españolas, la querella se centra en la detención, la deportación y las torturas supuestamente sufridas por Segarra Arau y Espinar, que fueron "detenidos ilegalmente, trasladados forzosamente a territorio israelí y deportados a territorio turco al margen de lo estipulado en el derecho internacional", dice la querella. El escrito, sin embargo, enmarca esos delitos en un contexto "de ataque generalizado e institucionalizado sobre la población palestina, concretamente en la franja de Gaza" hacia donde la flotilla "transportaba cooperantes y voluntarios, además de toneladas de ayuda humanitaria".
"Las fuerzas israelíes", continúa, "obedeciendo el plan acordado por estos siete ministros, abordaron en aguas internacionales a la flotilla, la atacaron con gran desproporción en cuanto a los medios empleados, dispararon a matar, asesinaron a personas desarmadas, civiles, lesionaron a otras muchas, las detuvieron y encarcelaron en una prisión de territorio israelí, y tras 72 horas las deportaron a Estambul".


La querella también considera que los hechos pueden suponer un delito contra personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado. Recuerda que las personas que viajaban a bordo del Mavi Marmara -cooperantes, periodistas, parlamentarios, población civil en general y los heridos por la operación de abordaje- están protegidos según el artículo 608 del Código Penal y los tratados internacionales suscritos por España.
El juez de la Audiencia Nacional al que corresponda la querella deberá decidir ahora si la admite a trámite. Si así fuera, daría lugar a la segunda investigación judicial por crímenes internacionales supuestamente cometidos por miembros del Gobierno de Israel que se sigue en España. La anterior -la matanza de una decena de civiles, entre ellos varios niños, en un bombardeo selectivo para acabar con un líder de Hamás en 2002, investigada por el juez Fernando Andreu- generó un conflicto diplomático entre España e Israel.
La ex ministra de Asuntos Exeriores israelí, Tzipi Livni, exigió a su homólogo español, Miguel Ángel Moratinos, una reforma de la legislación española para evitar procesos como éste. Esa modificación, que restringió el principio de jurisdicción universal a los casos en los que hubiera españoles, entró en vigor días antes de que la fiscalía de la Audiencia Nacional recurriera ese caso investigado por Andreu a la Sala de lo Penal que, finalmente, le dio carpetazo.
http://www.elpais.com/articulo/espana/Querella/crimenes/humanidad/Netanyahu/abordaje/flotilla/elpepuesp/20100722elpepunac_1/Tes