logologologo
logo ··· logo
Junio 25, 2021, 00:39:21 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: 1 [2] 3 4 ... 19   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Barcelona (Jornada amb la Castella comunera).  (Leído 29521 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
TAROD
-Mesta-
Lder de la mesnada
*

Aplausos: +19/-55
Desconectado Desconectado

Mensajes: 4197


Ver Perfil
« Respuesta #10 : Febrero 02, 2011, 16:49:06 »


No seis malos chavales y traducirlo. Que sino a ms de uno aqu le puede salir sarpullidos.
Venga, ah va la traduccin, a grosso modo, porque igual hay algn fallo, si es as, lo siento. En cualquier caso no creo que fuese tan necesario.

Despus de Asturias y Galicia, es el turno de Castilla. Las jornadas internacionalistas organizadas por la Casa independentista de Sants Jaume vuelven este sbado 5 de febrero. Junto con Comuner@s de los Pases Catalanes, la Casa organiza una jornada sobre Castilla.

Horarios de la jornada:

14.00 Comedor Castellano. Degustacin de platos castellanos (Sopa Castellana, Pipirrana, Pisto Manchego, Patatas Revolconas, Migas y ms ...platos  a precios populares).

18.00 Charla organizada por miembros de "Comuner@s de los Pases Catalanes" y con la presencia de miembros del Movimiento Popular Castellano (IzCa y Yesca).
- Introduccin a la lucha comunera de Castilla.
- Cuestin nacional castellana. Aproximacin a la realidad de Castilla y al castellanismo
- Presentacin del colectivo de inmigrantes castellanos "Comuner@s de los Pases Catalanes"

20.30 Rojo cancionero y banderasrotas, espectculo a cargo de Salvador Amor y Gabriel Ortega. Es una recopilacin de poemas y canciones que repasan la historia para rememorar y concienciar a las generaciones de hoy en da sobre el que ocurri y ocurre.

Todos los actos se harn la Casa independentista de San Jaime (C/Muntadas 24)



Gracias, gracias ya puedo respirar.

Pepinero no te han dicho que el Catal provoca adversin, sarpullido y edema de glotis, ademas de un enrojecimiento facial, por la congestin de las venas carotideas.....

Ainsss
En línea

♖CASTILLA♖
Mudjar
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +21/-9
Desconectado Desconectado

Mensajes: 2592



Ver Perfil
« Respuesta #11 : Febrero 02, 2011, 19:03:58 »


Una pregunta, si lguien la quiere responder, por curiosidad Cundo se forman y cules son los objetivos de los comuner@s dels Paisos Catalans?
« Última modificación: Febrero 02, 2011, 19:12:47 por Mudjar » En línea
castilla1521
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +2/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1940



Ver Perfil
« Respuesta #12 : Febrero 02, 2011, 19:07:08 »


Por qu no pones la traduccin?


Por que se supone  que es para castellanos que renieg....., digooooooo que se integran en la sociedad catalana. Adems es castellano es una lengua invasora y de fachas.
En línea
S.P
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +33/-13
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1534



Ver Perfil
« Respuesta #13 : Febrero 02, 2011, 19:10:43 »


Una pregunta, si lguien la quiere responder, por curiosidad Cuando se forman y cuales son los objetivos de los comuner@s dels Paisos Catalans?
Se forma este ao y los objetivos los tienes aqu:

http://foroscastilla.org/foros/index.php/topic,15790.0/topicseen.html
En línea

" Llevo a Castilla en las plantas de mis pies "
pepinero
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +10/-16
Desconectado Desconectado

Mensajes: 2384



Ver Perfil
« Respuesta #14 : Febrero 02, 2011, 19:17:08 »


Por qu no pones la traduccin?


Por que se supone  que es para castellanos que renieg....., digooooooo que se integran en la sociedad catalana. Adems es castellano es una lengua invasora y de fachas.


Acaso una charla sobre Palestina en Madrid se traduce al rabe? Por qu deberan en Catalua ponerlo en castellano un colectivo catalinista? un poco de seriedad... 
En línea

Matritense
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +149/-79
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1830



Ver Perfil
« Respuesta #15 : Febrero 02, 2011, 19:18:38 »


Por qu no pones la traduccin?


Por que se supone  que es para castellanos que renieg....., digooooooo que se integran en la sociedad catalana. Adems es castellano es una lengua invasora y de fachas.


Y eso lo dices desde un posicionamiento nacionalista castellano o nacionalista espaol. Porque uno ya no sabe a qu impulsos responden las respuestas de muchos que escriben por estos lares que mezclan constantemente castellanismo con espaolismo.
En línea

ESPAA, EL OPIO DE LOS CASTELLANOS

Yesca - http://juventudrebelde.org

http://tetuancomunero.blogspot.com
Torremangana II
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-314
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5707


Nationale Hispanicus Castellanicus


Ver Perfil
« Respuesta #16 : Febrero 02, 2011, 21:05:42 »


pepinero, pq t no ests colgando eso en un foro catalanista (o eso creia yo) sino castellanista, por eso.
En línea

En el fondo del catalanismo, de lo que en mi Pas Vasco se llama bizcaitarrismo, y del regionalismo gallego, no hay sino anti-castellanismo, una profunda aversin al espritu castellano y a sus manifestaciones (Unamuno)
Hablad de castellanos y portugueses, porque espaoles somos todos (Lus Cames)
Tizona
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-268
Desconectado Desconectado

Mensajes: 3890


CASTILLA Y LEON


Ver Perfil
« Respuesta #17 : Febrero 02, 2011, 21:12:03 »


para un pblico cuya lengua vehicular es el cataln no el castellano y esto es un acto en Barcelona no en Mota del Cuervo.


pues, oiga, no lo ponga usted en un foro de lengua castellana, (yo lo entiendo) pero los castellanos  no tienen porqu entenderlo porque no es su lengua


Las estrellas marxistas y los simbolos extremos eso tiene de Castilla lo que mis cojones de tulipanes!
En línea

Ap.3,16 "...puesto que eres tibio, y no frio ni caliente, voy a vomitarte de mi boca."
 
"Ni el Rey oficio, ni el Papa beneficio" (Escudo de Medina del Campo)
http://img42.imageshack.us/img42/7908/072020118209302020signo.jpg
Torremangana II
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-314
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5707


Nationale Hispanicus Castellanicus


Ver Perfil
« Respuesta #18 : Febrero 02, 2011, 21:55:08 »


Almenos en la foto veo que van cambiando el azul estrellado por el morado estrellado, algo es algo  icon_mrgreen

Pepinero y Matritense:

Voy a poneros, en el prximo correo por su extensin, un texto que recomiendo debatais en esas jornadas (para elevar el debate  icon_mrgreen)...y comprueba t mismo la opinin de tus camaradas catalanistas sobre los castellanos.

Recuerda que Prat de la Riba es el padre intelectual del catalanismo, como Arana del vasquismo. Recuerda que es Prat de la Riba quien primero nos cuelga el sanbenito de equiparar Espaa y Castilla (algo que para nuestra desgracia ha calado por igual en Catalua como en Castilla) para justificar que Catalua no es Espaa pq claro, si no lo es es pq Espaa es otra cosa, en este caso Castilla.

Recuerda que habla de los castellanos como seres inferiores frente a los catalanes, q nuestra lengua es naturalmente propiciadora de la decadencia literaria y hasta cientfica de Catalua; recuerda que con l nace la idea del papel opresor de Castilla sobre el resto de pueblos hispnicos, que viene de bastante antes de los Decretos de Nueva Planta, es secular; recuerda que somos exclavistas, que oprimimos por deporte, que la mezcla de castellanos y catalanes es monstruosa; recuerda que somos una plaga bblica para Catalua (siempre segn el catalanismo, naturalmente)...y recuerda que vale mas un perro que un castellano, no solo por castellano sino por extranjero. Y por ltimo recuerda que en esa concepcin "intelectual" (por llamarle de alguna forma) del catalanismo t ocupas, para ellos, el papel del perro.

Saca el siguiente texto a los discpulos del inventor del catalanismo y luego comprobaras hasta qu punto sigue en vigor su pensamiento. Aceptas el reto? luego por favor nos lo cuentas. Todo esto te ayudar a comprender cmo es el catalanismo y el vasquismo (en mi opinin el vasquismo es mas antiespaol que anticastellano mientras que el catalanismo es al revs), te ayudar a entender pq terminamos en una guerra civil y cmo ser la prxima guerra civil espaola (si hubo 2 repblicas y 2 dictaduras lo prximo, no lo olvides es una segunda guerra civil, ya toca, que ser balcanizante). Tb espero sirva para comprender que estais, en mi opinin modesta, haciendo el papel de tontos tiles (dicho sea sin nimo de ofender a nadie).
En línea

En el fondo del catalanismo, de lo que en mi Pas Vasco se llama bizcaitarrismo, y del regionalismo gallego, no hay sino anti-castellanismo, una profunda aversin al espritu castellano y a sus manifestaciones (Unamuno)
Hablad de castellanos y portugueses, porque espaoles somos todos (Lus Cames)
Torremangana II
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-314
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5707


Nationale Hispanicus Castellanicus


Ver Perfil
« Respuesta #19 : Febrero 02, 2011, 22:02:03 »


El texto prometido:

Prat de la Riba: El odio a "Castilla"
Por el gallego ex militante de izquierdas y antifranquista real Po Moa.

"Los nacionalismos cataln y vasco en la historia de Espaa", Ediciones Encuentro.

Prat opinaba que su poca se caracterizaba por el paso a primer plano de los derechos colectivos nacionales, despus de haberse conseguido los individuales a lo largo del siglo: "El principio de las nacionalidades. A cada nacin un Estado; sta es la frmula sinttica del nacionalismo poltico". Se trata de una construccin puramente analgica y apenas desarrollada, similar a la de los partidos obreristas, segn los cuales  la nueva era pasara de la igualdad poltica a la igualdad econmica.
 
Prat conceba su novedad con acentos mesinicos, de liberacin mundial: "Quisiera que Catalua () comprendiera la gloria eterna que conquistar la nacionalidad que se ponga a la vanguardia de los ejrcitos de los pueblos oprimidos. Yo quisiera que esa nacionalidad fuera mi patria () Decidle que las naciones esclavas esperan como la humanidad en otro tiempo que venga el Redentor que rompa sus cadenas; haced que sea el genio de Catalua el Mesas esperado de las naciones". La pretensin suena algo megalmana, pero l pona con el ejemplo de naciones pobres como la Grecia clsica u otras pequeas, pero influyentes en la marcha del mundo: "No lo olviden los pueblos humildes, y del hecho de no haber volado an no hagan razn de aislamiento, de encogimiento. Llenen el corazn de ideal, enciendan en el alma el fuego de la confianza en su venturoso porvenir, y dejen crecer poco a poco las alas". "El genio y el herosmo colectivo precisan el ambiente de los grandes ideales colectivos", y en ese ambiente floreceran los "grandes pensadores, estadistas, generales, diplomticos, etc".
 
Se hallaba bajo la seduccin del profeta del dinamismo useo: "No puedo leer a Emerson, el filsofo de los norteamericanos, sin sentir sus palabras, vibrantes de salvaje individualismo, como otras tantas frmulas vivas de nacionalismo, de imperialismo". Para Prat, imperialismo y nacionalismo no eran contrarios, como veremos.
 
Pero, ante todo, qu tipo de comunidades tena derecho a considerarse nacin, y por qu Catalua reuna las cualidades precisas?  Prat no concede a la raza un papel tan relevante como Arana: La raza no es la nacionalidad, aunque sea un factor importantsimo de ella. Igual o mayor relevancia tenan factores como un derecho o un arte propios (el romnico era especialmente el propio de Catalua, crea Prat), una poltica o pensamiento poltico y, especialmente, la lengua. A su juicio, Catalua posea todos esos rasgos de forma muy diferenciada: "No aspiramos a ser diferentes. Lo somos". "La nacionalidad  catalana es un organismo social completo y autnomo".
 
Y lo era en grado extremo: "Son grandes, totales, irreductibles las diferencias que separan Castilla y Catalua, Catalua y Galicia, Andaluca y Vasconia. Las separa, por no buscar ms, lo que ms separa, lo que hace a los hombres extranjeros unos de otros, lo que segn deca San Agustn en los tiempos de la gran unidad romana, nos hace preferir a la compaa de un extranjero la de nuestro perro, que al fin y al cabo, ms o menos nos entiende: les separa la lengua" etc. Por lo tanto, y  segn la nueva doctrina, un cataln podra preferir la compaa de su perro a la de un gallego, o castellano o vasco o andaluz. O ms bien debera, pues en la realidad, bien conocida de Prat y poco agradable para l, los idiomas cataln, gallego y  castellano estaban muy estrechamente emparentados, se podan leer mutuamente con un pequeo esfuerzo, y el castellano, a cuya formacin y desarrollo haban contribuido todas las regiones, oficiaba de idioma comn en el que normalmente podan entenderse y se entendan todos o casi todos los espaoles.
 
Los rasgos nacionales dichos brotaban de otro ms profundo: de "la esencia de la nacionalidad: el espritu propio", consistente en una especie de ambiente moral que se apodera de los hombres y los penetra y los moldea y los trabaja desde que nacen hasta que mueren". "El espritu nacional engendra la lengua catalana" y dicha lengua "demuestra la existencia del espritu nacional cataln". "La nacin es una sociedad de gente que habla una lengua propia y tiene un mismo espritu que se manifiesta desnudo y caracterstico bajo la variedad de toda la vida colectiva". Por eso, "en las entraas de los dos pueblos (el castellano y el cataln) palpitan almas diferentes y opuestas".
 
En suma, la nacionalidad "es fruto de las leyes a que Dios ha sujetado la vida de las generaciones humanas", y constituye "una unidad de cultura, un alma colectiva con un sentir, un pensar y un querer propios". Por desgracia, la mayora de los catalanes tena un pensar y un querer bastante distintos de los de Prat, y ello haba ocurrido durante largos siglos, si es que no siempre. Los catalanes, como casi todo el mundo, consideraban a Espaa una nacin, y as lo hace tambin Sabino Arana, aunque la presente como nacin enemiga. Prat, por el contrario, opina que a Espaa no le corresponde la dignidad ni el derecho de nacin, y en una carta llega a sostener: "Bien mirados los hechos, no hay pueblos emigrados, ni brbaros conquistadores, ni unidad catlica, ni Espaa, ni nada", o sostena que "Espaa es seudnimo de Castilla". Ya en 1890 se felicitaba de que "Hoy ya, son muchos los que ven claro que Espaa no es una Nacin, sino un Estado". En esto resultaba un tanto exagerado, por as decir, pero sin duda  llegara a convencer de sus tesis a muchos catalanes.
 
De esa concepcin surgi entre los nacionalistas catalanes el tpico de Espaa como "ficcin". Y aunque la realidad les hara chocar a menudo con la densa realidad de la supuesta ficcin, siguieron empeados en sustituirla por un "ideal ibrico", ste s inventado y ficticio desde el mismo nombre: los iberos slo ocuparon un tercio de la pennsula llamada Ibrica con alguna impropiedad, y en un sentido, desde luego, meramente geogrfico, al revs que Espaa.
 
Ahora bien, cmo haba podido vivir todo el mundo engaado durante tanto tiempo sobre lo que Prat vena a aclarar? Para explicarlo, Prat remonta su nacin a brumas histricas casi tan remotas como las de Arana para los vascos, aunque con ms detalle. Los catalanes eran, en definitiva, los antiguos iberos, o la parte ms caracterizada de ellos. Los vascos, crea Arana, se haban mantenido puros frente a los romanos y a los dems pueblos, mientras que los catalanes haban sido sometidos una y otra vez. Pero eso no importaba, porque la nacin es una "sociedad integral, natural, espontnea", que "asentada sobre hondas capas de granito inconmovible, ve caer y pasar sobre s imperios y civilizaciones () sin mudar de sustancia, siendo siempre ella misma". Y as, los largos siglos del imperio romano pasaron sobre la nacin catalana sin afectarla gran cosa. A su entender, "Cuando ya el poder poltico de Roma haba saltado hecho pedazos, salieron a la luz de la historia los viejos pueblos soterrados, cada uno hablando su lengua, y la vieja etnos ibrica, la primera hizo resonar los acentos de la lengua catalana desde Murcia a la Provenza, desde el Mediterrneo al mar de Aquitania. Ligures, galicos y tartesios, griegos y fenicios, cartagineses y romanos, no haban hecho retroceder  ni un palmo de tierra a nuestro pueblo. Las fronteras de la lengua catalana eran las mismas (de la) etnos ibrica". Ms an, "La transformacin de la civilizacin latina en civilizacin catalana es un hecho que, por s slo, sin necesidad de ningn otro, demuestra la existencia del espritu nacional cataln".
 
Aparte de diversas imprecisiones, esta versin, como la citada sobre las diferencias idiomticas y espirituales, resulta algo desconcertante. La impronta latina sobre Hispania tuvo tal profundidad que al caer el Imperio romano ya no se hablaba ninguna lengua ibrica. El derecho, el arte o la organizacin social tampoco tenan relacin con los beros, y los catalanes nunca se hubieran identificado como tales antes de avanzada la Edad Media (una etimologa probable de la palabra Catalua, es la de "tierra de castillos", como Castilla, ligada al esfuerzo de reconquista frente al Islam). Adems, si el mismo idioma neolatino, no neoibero se habl en todo Levante al caer el Imperio romano, por qu llamarlo cataln y no valenciano, o, ms en general, levantino? Prat no estima oportuno entrar en estas disquisiciones, quiz porque crea en las virtudes de un imperialismo cataln.
 
Por lo tanto, la nacionalidad catalana persista desde la noche de los tiempos para encontrar su ms feliz realizacin durante algunos siglos de la Edad Media si bien como dependencia del imperio carolingio, al principio, y despus como una parte la ms dinmica por un tiempo del reino de Aragn. Y sin olvidar que se consideraban tambin parte de Espaa, aunque en un sentido no directamente poltico por entonces. Esto ltimo era inevitable, dada la fragmentacin de los ncleos reconquistadores impuesta por la ola islmica, que cubri toda la pennsula y pareca imponer la definitiva fragmentacin poltica del pas. Por qu incluso entonces, en poca de plenitud nacional, segn Prat, no optaron los catalanes por una clara independencia, tampoco queda aclarado.
 
Pero al final de la Edad Media se habra reabierto para Catalua un perodo de desgracias a raz del "criminal" Compromiso de Caspe. Muerto sin sucesin el rey aragons Martn I, se cerni sobre el reino la amenaza de guerra civil, y para impedirla y decidir entre los numerosos candidatos a la corona, se reunieron en Caspe, en 1412, compromisarios de Aragn, Catalua y Valencia, tres por cada. En la votacin final, dirimida entre el conde de Urgel y el corregente castellano Fernando de Antequera, seis compromisarios prefirieron a Fernando, de la dinasta Trastmara, se abstuvo uno de Valencia, y dos catalanes votaron por el de Urgel, si bien uno de ellos advirti que consideraba ms til a Fernando. La decisin evit la guerra y abri la va a la futura unin de los reinos de Aragn y Castilla. Para Prat, la influencia de Vicente Ferrer y del papa o antipapa Benedicto XIII prevaleci "sobre el derecho y las costumbres de la tierra". "La dolorosa impresin de tamaa injusticia entr muy al fondo del corazn de las gentes de Catalua, tanto que muchos aos despus an no se haba borrado de la memoria de los hombres y segua vivo como nunca su recuerdo, porque todos vean venir las consecuencias de aquel crimen".
 
Y as, "con la entrada de la dinasta castellana comenz la decadencia de nuestra patria", llevando a la unin de los dos reinos bajo los Reyes Catlicos: "Al estado espaol le corresponda  una poltica espaola. Pero las cosas pasaron de otro modo. Los gobernantes siguieron abiertamente la poltica de una sola de las nacionalidades unidas: y es que en el fondo, disfrazado con el nombre de espaol, gobern Espaa () el Estado castellano". Isabel impuso que Fernando viviera en Castilla "y de este modo la cadena con que desde el Parlamento de Caspe haban ido aferrando a Catalua, quedaba en manos de la gente que la haban forjado para dominarnos". (1)
 
Bajo Felipe II "culmina la primera parte de la dominacin y comienza una nueva" "Todos los cargos del Estado relativos a Catalua quedan en manos de castellanos", y los agravios se multiplican. Con Felipe III crece el malestar en Catalua. La "Inquisicin castellana" aparece como "principal instrumento de dominacin de aquel pueblo sobre el nuestro". Aunque la Inquisicin pas a Castilla desde Catalua, y su objetivo principal eran los judos acusados de falsa conversin.
 
Con Felipe IV y el Conde Duque de Olivares, y a pesar del esfuerzo heroico de los catalanes contra los franceses, aumentaron, si era posible  los agravios castellanos a Catalua,  dando lugar a la conocida rebelin. El resultado final fue la prdida de la comarca catalana del Roselln, que pas a Francia.
 
Sera Felipe V quien llevara a su pice la esclavizacin de Catalua despus de la guerra de Sucesin, que trajo a Espaa a los Borbones y, con ellos, el modo centralista francs de concebir el gobierno. Gran parte de los catalanes, aunque no todos ni mucho menos, lucharon contra el Borbn, siendo derrotados el 11 de septiembre de 1714. Ello habra acarreado la "prdida de las libertades de Catalua", es decir, la abolicin de los fueros medievales. Aunque abriera paso al renacimiento econmico de la regin.
 
Todo este perodo, tristsimo para Catalua segn Prat, conspiraba contra el ideal nacionalista. Para empezar, la unidad espaola con Fernando el Catlico "hizo omnipotente a la monarqua", "El rey lo era todo en la vida nacional. Los pueblos y sus necesidades, intereses y afecciones no eran nada". Por ello "la monarqua estaba tambin en contra de Catalua", habra sido "un gran factor de anulacin de Catalua". El poder real, "absoluto", dice con cierto anacronismo, "dej destruidas las libertades populares", las cuales volvera a destruir Felipe V sin haber sido, al parecer, restauradas. Adems, el espritu del Renacimiento no habra hecho menos dao a Catalua, con su entusiasmo por la cultura clsica grecolatina y su desprecio por la Edad Media, poca de la gloria catalana. En cambio habra beneficiado a Castilla y su dominacin.
 
Para colmo, "cuando los turcos ganaron Constantinopla y Coln descubri Amrica, virtualmente qued cumplido el  hundimiento econmico de Catalua". "La despoblacin, la decadencia del comercio, la anulacin de la marina, haban empobrecido a Catalua. Las leyes, los funcionarios, la orientacin de las vas comerciales que desde el Mediterrneo haban pasado al Atlntico, la situacin internacional, que haca a turcos y piratas argelinos seores de nuestro mar y cortaba la expansin de Catalua con el cerco infranqueable de aquellos pueblos brbaros, el desbarajuste administrativo del Estado, las guerras largas y costosas sostenidas para repeler las imposiciones de uniformidad o las invasiones extranjeras, todo iba contra la prosperidad de Catalua".
 
Y para llenar el vaso de las desdichas, "Catalua pobre, sin comercio, sin industria, sin direccin poltica autnoma, qued tambin sin cultura propia". Los literatos catalanes escriben en castellano: Boscn, Pujades, Flix de la Pea, etc. Bien se entiende que sus escritos no valen gran cosa: "La desnacionalizacin lingstica es causa de esterilidad literaria y cientfica", y de ah que "las pocas manifestaciones de nuestra cultura, y aun entonces marchitas y secas, son castellanas".
 
De ese largusimo perodo seco y marchito, comparable al invierno, Catalua estaba resurgiendo, afortunadamente, a una nueva primavera, iniciada a medias con la Renaixena, el perodo de inters  por la cultura y las tradiciones catalanas desarrollado con el romanticismo en el siglo XIX. Resurgimiento, s pero mediocre,  lastrado por las ideas confusas de sus promotores, cree Prat. El renacimiento real slo podra lograrse asumiendo el mensaje vivificante emanado del mismo Prat.
 
Cumpla, a tal efecto, erradicar del alma catalana algunos vicios. Los catalanes "no vean la separacin (con el resto de Espaa), no la sentan", y por eso "La fuerza del hbito, del ambiente y de la educacin dejaban en el espritu de muchos (lderes de la Renaixena) un poso extrao, una segunda naturaleza sobrepuesta de elementos exticos, que les impeda ver con claridad la obra propia, los propios sentimientos". Los romnticos "lloraban los males de la lengua catalana, y en su casa hablaban castellano; enviaban a los Juegos Florales hermosas composiciones maldiciendo trgicamente los males de Catalua, y fuera del recinto de los Juegos ya no se acordaban de Catalua y se aliaban con sus enemigos, con los que la dominaban". Algo peor: "Admitamos la monstruosa coexistencia de las dos culturas, de las dos psicologas superpuestas de inferior a superior, y hasta queramos hallarle un fundamento. El fundamento () es la armona de la unidad y la variedad. Argumento espigado en los campos de la esttica alemana, impregnado de sabor teolgico, con analogas buscadas en el dogma catlico de la Trinidad, no sala de una vaga y estril poetizacin".
 
Lamentaciones muy similares a las de Arana, y similar tambin el aviso de los males derivados de tal situacin, pues "Invocando el supremo inters de Espaa (organismo total), poda exigrsele el sacrificio de lo privativo y especial de Catalua: riqueza, lengua, costumbres, instituciones y el sacrificio poda llegar hasta la amputacin". En la realidad estaba ocurriendo exactamente lo contrario. Bajo el "supremo inters de Espaa" la riqueza de Catalua creca como nunca, y su lengua, costumbres  e instituciones estaban reafirmndose, con pocos roces con otras regiones o con el poder central. Eso s, todo ocurra en un tono regionalista, y no nacionalista.
 
Aquella situacin  resultaba a Prat tan penosa como  a Arana la "ceguera" de sus paisanos, capaces de  ver hermanos en los maketos: "Deba acabar de una vez esta monstruosa bifurcacin de nuestra alma, debamos saber que ramos catalanes y slo catalanes". Esta obra no iba a hacerla "el amor" a la tierra, sino "el odio" a la causante de las insuficiencias patrias: "La obra de reconstruccin topaba siempre con el mismo obstculo, los males de Catalua venan siempre del mismo lado () La fuerza del amor a Catalua, al chocar con el obstculo, se transform en odio, y dejndose de odas y elegas a las cosas de la tierra, la musa catalana, con trgico vuelo, maldijo, imprec, amenaz. La reaccin fue violenta: con esa justicia sumaria de los movimientos colectivos, el espritu cataln quiso resarcirse de la esclavitud pasada () Rebajamos y menospreciamos todo lo castellano, a tuertas y a derechas, sin medida" (21). Ese espritu creara, como en Vasconia, un empeo tenaz por exacerbar las diferencias.
En línea

En el fondo del catalanismo, de lo que en mi Pas Vasco se llama bizcaitarrismo, y del regionalismo gallego, no hay sino anti-castellanismo, una profunda aversin al espritu castellano y a sus manifestaciones (Unamuno)
Hablad de castellanos y portugueses, porque espaoles somos todos (Lus Cames)
Páginas: 1 [2] 3 4 ... 19   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!