logologologo
logo ··· logo
Octubre 22, 2021, 02:54:26 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: 1 ... 15 16 [17]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Fidel Castro deja el Gobierno provisionalmente  (Leído 28625 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
ARAGONESISTA
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1066



Ver Perfil WWW
« Respuesta #160 : Septiembre 10, 2006, 12:51:29 »


Entrevista exclusiva de Rebelin a Ricardo Alarcn, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba
"La democracia cubana no se agota en la representacin formal, sino que incorpora mecanismos y formas de la democracia directa"


Pascual Serrano
Rebelin
www.pascualserrano.net
Ricardo Alarcn, de 66 aos, es sin duda una de las figuras ms lcidas de la Administracin cubana, Quizs el mejor conocedor en Cuba de la poltica de EEUU. Tras vivir durante ms de catorce aos en Nueva York, es el presidente de la Asamblea Nacional desde 1993 y el diplomtico encargado de los asuntos relacionados con EEUU. En esta extensa, e intensa, entrevista afronta sin evasivas ms de veinte preguntas sobre la democracia cubana, las condiciones de vida en la isla, las relaciones con Estados Unidos, la situacin internacional o la situacin de los cinco cubanos encarcelados en prisiones norteamericanas.

El sistema cubano es objeto frecuente de crticas por quienes le acusan de ausencia de partidos polticos y de elecciones del tipo de las celebradas en los pases neoliberales. Puede explicar brevemente cmo funciona el sistema electoral cubano y cmo puede garantizarse la pluralidad?

Cuba no es el nico pas del mundo donde no existen ni partidos ni elecciones del tipo conocidos "en los pases neoliberales". Tambin es sabido que en la casi totalidad de esos pases tales partidos y elecciones no parecen disfrutar de mucha credibilidad entre los electores.

El sistema electoral cubano responde a una concepcin completamente diferente a la que caracteriza el modelo que todava sigue siendo llamado de "democracia representativa" a pesar de que cada da representa a menos personas. Como toda organizacin a escala del estado-nacin la nuestra tambin tiene un carcter representativo pero no se agota en la representacin formal, en la apariencia, sino que busca la participacin directa de la gente en las instancias representativas. Incorpora lo ms posible mecanismos y formas de democracia directa en estructuras de carcter inevitablemente representativo.

El sistema del poder popular se sustenta en la circunscripcin electoral, su clula bsica a partir de la cual se desarrolla todo lo dems. All comienza el proceso electoral. En cada circunscripcin se realizan reuniones abiertas y pblicas, en las que cualquier vecino propone a cualquier otro como candidato a delegado por la circunscripcin correspondiente. La ley exige que en cada circunscripcin haya al menos dos candidatos. Entre ellos el da de las elecciones mediante voto secreto se elige a quien ser el delegado que para serlo deber recibir ms del 50% de los votos. Esos delegados integran las asambleas municipales que tienen la responsabilidad principal en las etapas siguientes del proceso electoral. Hasta 1992 las asambleas municipales elegan a quienes representaran a cada municipio en la asamblea provincial respectiva y en la Asamblea Nacional. Desde ese ao las asambleas municipales postulan a sus candidatos a delegados provinciales y a diputados nacionales y los presenta al voto libre y secreto de los electores. Para resultar electo a esas instancias se requiere igualmente obtener ms del 50% de los votos. La ley establece que hasta la mitad de los diputados y delegados provinciales podrn ser personas que tambin sean delegados de circunscripcin.

En nuestro caso no son los partidos, ningn partido, quienes seleccionan a los candidatos. Cada elector tiene la capacidad de hacerlo. Para llegar a ser candidato slo requiere ser propuesto por alguien y desde luego aceptar la postulacin. No hace falta disponer de un centavo ni contar con una maquinaria electoral (lo que en otros pases llaman partidos). Est terminantemente prohibida cualquier forma de campaa en favor de ningn candidato. Las comisiones electorales son las encargadas de colocar en los lugares de mayor concurrencia de la comunidad los datos biogrficos que identifican a los candidatos. Todos pueden postular y todos pueden ser postulados. Se me hace difcil imaginar mayor pluralidad o ms representatividad real. Ah radica probablemente la principal explicacin de la elevadsima votacin en todas nuestras elecciones a pesar de que el voto es voluntario: los electores saben quienes son los candidatos, saben cmo y porqu aparecen en las boletas y sobre todo saben que ellos los electores- participaron realmente en el proceso.

Desde 1976, cada dos aos y medio, hemos hecho tales elecciones y en ellas la tasa de renovacin (eleccin de personas para ocupar el cargo por primera vez) ha superado como promedio nacional al cincuenta por ciento y en varias ocasiones la renovacin ha sido mucho ms alta (personalmente cuando fui elegido diputado por primera vez era uno entre el 85% de diputados que nunca antes lo haban sido y presido ahora una legislatura cuya membresa es nueva en sus dos terceras partes).

Desde aquel ao centenares de miles de compatriotas han sido propuestos o elegidos y han sido millones los que han participado directamente en su postulacin y eleccin. Es un sistema que, como toda obra humana, puede y debe ser perfeccionado constantemente. Pero me atrevo a asegurar que posee lo ms importante: credibilidad y apoyo del pueblo que lo identifica como suyo. Sobre eso tengo millones de testigos.

Cmo se justifica que el presidente cubano sea el mismo desde el ao 1959?

Bueno tengo que decir que no es el mismo desde el ao 1959. El compaero Fidel Castro es nuestro Presidente desde que fue electo por la Asamblea Nacional en 1976. La justificacin son sus mritos personales que son muchos, su indiscutible capacidad como dirigente y su excepcional dedicacin al trabajo que han llevado a la Asamblea a reelegirlo desde la fecha que indiqu. Primero tuvo que ser propuesto como diputado por la Asamblea Municipal de Santiago de Cuba y obtener la eleccin como tal, mediante voto libre y secreto y despus ser propuesto como Presidente y elegido en la Asamblea Nacional con el mismo procedimiento de votacin.

Existen diferentes sectores anticastristas que argumentan que el bloqueo de Estados Unidos a Cuba es un error en la medida en que permite al gobierno cubano excusarse en ese bloqueo para impedir reformas, qu opina de ello?

Es una tontera que malamente envuelve un cinismo repugnante. El bloqueo o ms bien la guerra econmica- es un crimen abominable contra todo el pueblo de Cuba, no es una excusa sino un intento de genocidio conforme a la letra de las Convenciones de la ONU y como reconocan en el Departamento de Estado ya en 1959 cuando en documentos ahora desclasificados puede leerse que el objetivo de esa poltica era "causar hambre y desesperacin" en el pueblo cubano. Cuando me han hecho esa pregunta periodistas de Estados Unidos alguna vez he respondido: convenzan a Washington a que nos quite la "excusa" y levante el bloqueo, que se atreva a levantarlo aunque sea por un tiempo limitado, digamos por un ao.

El presidente norteamericano ha anunciado la restriccin de permisos de ciudadanos de su pas para viajar a Cuba, algo que ha coincidido con la decisin del gobierno cubano de facilitar la entrada a la isla a todos los cubano-norteamericanos que lo deseen. Cmo interpreta esa contraposicin de criterios?

No solo han "anunciado" restricciones sino que estn imponiendo diversas medidas de control y presiones en los aeropuertos y han multado y amenazan con acciones judiciales a centenares de ciudadanos de Estados Unidos por haber viajado a Cuba. De nuevo este ao ambas Cmaras del Congreso aprobaron una legislacin que habra puesto fin a la aplicacin de esas restricciones y otra vez ya antes haba sucedido- la jefatura parlamentaria "democrticamente" elimin el texto que haba sido aprobado con amplia mayora. Por nuestra parte hemos seguido y seguiremos una poltica de apertura y acercamiento hacia la comunidad de origen cubano all radicada, la mayora interesada en una relacin respetuosa y constructiva con su pas de origen. El contraste entre ambas polticas es bastante ilustrador: Washington mantiene exactamente la misma poltica durante ms de cuarenta aos y se empea en aplicarla siempre con mayor rigor, Cuba, por su parte, aunque de esa comunidad han salido los mercenarios y terroristas que nos atacan, ha ido desarrollando con madurez y responsabilidad el dilogo y la comunicacin con su emigracin. El contraste dice bastante acerca de la confianza de cada cual acerca de su sociedad y sus valores. Abrimos las puertas a los cubanoamericanos y a los norteamericanos y no nos preocupa que vengan todos los que quieran hacerlo. A qu teme el seor Bush?

Las relaciones entre Cuba y la UE pasan por difciles momentos. Ustedes han acusado a los gobiernos europeos de plegarse a los intereses de Estados Unidos. Qu razones o beneficios cree que persiguen los gobiernos de la UE adoptando ese papel?

Washington ha dejado constancia muchas veces de su satisfaccin por el apoyo que Europa les da en su poltica contra Cuba. Desde la poca de Clinton cuando suscribieron el llamado "entendimiento" que en la prctica significaba la renuncia europea a cambio de nada a su oposicin a la ley Helms-Burton y su apoyo a la poltica de subversin que dirige Estados Unidos. La UE sencillamente acta como un eco de la maquinaria propagandstica y diplomtica de Estados Unidos respecto a Cuba. Las razones: el servilismo de algunos y la debilidad o falta de coherencia de otros. Beneficios para Europa? Desde luego, ninguno. Pero no nos angustiamos. En Europa cada vez habr ms cuestionamiento al seguidismo impuesto por ciertos personajes que no vale la pena nombrar y que encarnan una especie de neofascismo domesticado por Washington.

El gobierno cubano ha denunciado oscuros intereses de la Administracin Bush para desestabilizar la isla y justificar una intervencin norteamericana. Qu grado de verosimilitud cree que tiene un plan de intervencin militar de EEUU en Cuba?

Cada vez que les han preguntado sobre la posibilidad de una accin militar contra Cuba los dirigentes norteamericanos se han limitado a decir que no piensan atacar ahora pero nunca la han excluido en principio. Hasta el General Powell, con su fabricada imagen de "paloma", ha sido muy explcito en este sentido. El seor Bolton subsecretario a cargo del control de armamentos- y otros funcionarios del Departamento de Estado han hecho repetidas declaraciones las ms recientes hace apenas unas semanas- acusando a Cuba de poseer y fabricar armas de destruccin masiva. Qu buscan esas vulgares e irresponsables calumnias?

Paralelamente la mafia batistiana a la que Bush debe el robo de las elecciones de 2000, no lo olvidemos- le reclama que haga precisamente eso. Recuerde que el ltimo fin de semana del pasado mes de febrero en todo el mundo millones de personas se manifestaron contra el ataque a Iraq que ya era inminente. La excepcin fue Miami. All ocurri la nica marcha en favor de la guerra convocada pblicamente por varios grupos terroristas encabezados por Orlando Bosch el amigo de Bush, autor de la explosin en pleno vuelo de un avin civil cubano en 1976- y un gran cartel con este lema: "Iraq ahora Cuba despus".

Todo esto en el contexto del nuevo unilateralismo y la "guerra preventiva" y la amenaza de Bush de atacar cuando quiera a cualquiera. Cuba est entre los estados que la administracin yanki define como "terroristas" y es el nico de la lista que est a 90 millas de distancia dentro incluso de su permetro militar defensivo: para atacar a Cuba Estados Unidos no necesita desplazar grandes fuerzas militares a travs del planeta, slo tiene que apretar un botn y el mundo no se enterara hasta despus que los cohetes habran destrozado La Habana.

No podemos jugar con los que son riesgos reales. Por eso nos preparamos. El potencial agresor debe saber que jams podr ocupar nuestro territorio, aqu encontrara un Viet Nam elevado a la ensima potencia. Lo que ms deseamos es que lo comprendan a tiempo.

La disidencia cubana acusa con frecuencia a la Administracin cubana de corrupcin, qu nivel de corrupcin considera que existe en Cuba?

La llamada "disidencia cubana" es sinnimo de corrupcin. Ha sido inventada, fabricada, organizada, dirigida y pagada por el gobierno de Estados Unidos. Varios documentos oficiales norteamericanos desclasificados en los aos 90 lo prueban. En Cuba hay manifestaciones de corrupcin pues somos una sociedad humana que habita el mismo planeta donde impera un sistema que la genera constantemente. Pero no existe en los niveles de direccin del pas ni entre sus cuadros principales y tampoco como fenmeno generalizado en la sociedad. Las manifestaciones de corrupcin que han aparecido y contra las que luchamos sistemticamente, se concentran sobre todo en niveles intermedios y con frecuencia, aunque no exclusivamente, estn asociadas a actividades empresariales que tienen que ver con los elementos de la economa de mercado que son hoy parte de nuestra realidad. Si aqu se restableciera el capitalismo nuestros "acusadores" gozaran de lo lindo en un mar de corrupcin.

Cules son los pasos administrativos que debe seguir un cubano que desee salir de Cuba y establecer su residencia en otro pas?

Debe poseer un pasaporte y la visa del pas en cuestin y hacer los trmites indispensables (adquirir un boleto de vuelo y reservar espacio en un avin, por ejemplo). Para establecer su residencia en otro pas puede haber otros requisitos: cumplimiento del servicio social para algunos profesionales o el del servicio militar en el caso de jvenes, requerimientos que pudieran demorar por algunos meses la salida. Hay una condicin que tiene que ver con la patria potestad: los menores de edad que viajen slo acompaados de uno de sus padres necesitan la autorizacin escrita del otro.

Es evidente la existencia de una ruptura del pueblo cubano entre los del interior y los que residen en Miami, qu posibilidades ve de acercamiento y qu pasos se deberan dar para conseguirlo?

Lo primero es acabar con el embuste que rodea el tema de la emigracin cubana a Estados Unidos y comprender que ha sido una de las principales armas empleadas por Washington contra la Revolucin para desestabilizarla en lo interno y para distorsionar su imagen en el exterior. Veamos algunos datos que se pueden verificar fcilmente consultando las fuentes oficiales norteamericanas como son el Bur del Censo de Estados Unidos y el Servicio de Inmigracin y Naturalizacin (INS):

-En la dcada de 1950 -antes de la Revolucin Cuba ocupaba el segundo lugar en cuanto al nmero de emigrantes legales en Estados Unidos procedentes del Hemisferio Occidental. El primer lugar, desde luego, corresponda a Mxico.

-Hoy por lo menos siete pases estn por encima de Cuba. Digo por lo menos porque para saber con exactitud cuantos son los emigrantes habra que contar a los llamados indocumentados que son varios millones y ninguno es cubano. Indocumentados cubanos haba all, y muchos, antes del triunfo revolucionario. Por algo la Ley de Ajuste cubano concebida para privilegiar a los batistianos y para convertir la emigracin en un arma desestabilizadora- repite varias veces que ella slo se aplica a los cubanos que hubiesen llegado all "el da primero de enero de 1959 o despus". Esa frase aparece en cada prrafo de ese engendro legislativo.

-Es bien conocida la poltica de admitir automticamente a cualquier cubano que pise el territorio norteamericano aunque vaya sin documentos y emplee la violencia, algo inadmisible all segn sus leyes migratorias. Tiene usted imaginacin suficiente para calcular cuntos latinoamericanos habra all si Estados Unidos les abriera las puertas y aprobase para sus pases una legislacin como la Ley de Ajuste que slo existe para Cuba?

-La retrica de la mafia miamense se ha pasado aos hablando de "millones" de cubanos que han "escapado" de Cuba para establecerse all. La verdad segn el ltimo censo- es que no llegan al milln incluyendo a sus descendientes y a los que llegaron antes del 59, que no eran pocos- y que la inmensa mayora de ellos viaj en un cmodo vuelo de cincuenta minutos.

-Miami es la ciudad de donde ms vuelos, cinco o seis diarios segn la poca, vienen a varias ciudades cubanas. Son vuelos repletos pese a que Estados Unidos slo permite que transporten a cubanoamericanos. Cuntas veces van a pasear a sus pases de origen los millones de inmigrantes latinoamericanos que apenas sobreviven en Estados Unidos o Canad o Europa? Conoce usted algn indocumentado que salga del norte para pasar una temporada con su familia y regresar al pas donde vive en la ilegalidad? Cul ruptura es ms profunda y definitiva?

En cuanto a los cubanos, los pasos que hay que dar seran despolitizar el tema, desmanipularlo, que Washington ponga fin a las restricciones discriminatorias que les imponen como la de prohibirles viajar a Cuba ms de una vez al ao y otras arbitrarias limitaciones a las relaciones con sus familiares en Cuba, que no se aplican a nadie ms en Estados Unidos.

Pero no debemos olvidar a los que no son cubanos. Debemos reclamar el fin de la persecucin, y la explotacin y la discriminacin de nuestros hermanos y hermanas de Amrica Latina que all reclaman sus derechos a una vida digna. Un buen primer paso pudiera ser una Ley de Ajuste que los beneficiara a todos ellos, que legalizara su status y que adems les asegure la posibilidad de recibir all a sus familiares.

No parece que corran malos vientos para Cuba con los actuales gobiernos latinoamericanos. Las relaciones son buenas con Hugo Chvez, Kichner, Lula, etc... En qu puede afectar todo ello al futuro de Cuba?

Lo importante es comprobar como el neoliberalismo est entrando en una crisis irreversible en todo el continente. El movimiento popular est en ascenso y ha alcanzado victorias importantes. Se desarrollar en cada pas segn sus propias caractersticas sin seguir patrn o modelo alguno y avanzarn las posibilidades de cooperacin entre nuestros pases.

Cuba jug durante la guerra fra un papel importante con su apoyo a movimientos armados de liberacin. Algunos de esos movimientos continan hoy da, es el caso de las FARC y el ELN de Colombia, otros menos implantados en Per y alguno de nuevo cuo como el EZLN en Mxico. Cul es la posicin oficial de Cuba hoy respecto a esos movimientos?

Los cubanos que tanto hemos tenido que luchar contra la injerencia extranjera seremos siempre reacios a opinar sobre situaciones ajenas. A cada etapa histrica y a cada pas corresponden diferentes concepciones estratgicas. En el caso de Colombia, por inters tanto del gobierno como de las FARC y el ELN, hemos tratado, junto con otros pases, de contribuir a alcanzar la paz.

Vayamos a EEUU. Durante todo el periodo de la revolucin cubana, ningn presidente norteamericano ha intentado normalizar las relaciones con La Habana ni poner fin al bloqueo. Cmo se explica eso?

Ya en 1870 el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Cspedes, haba advertido que "apoderarse de Cuba" era "el secreto" de la poltica norteamericana. Jos Mart dedic buena parte de su vida a desenmascarar ese "secreto". La intervencin militar en 1898 coloc a los norteamericanos en el lugar que antes haba ocupado Espaa y Cuba fue hasta 1959, de hecho, un protectorado amenazado incluso con el riesgo de la anexin. El primero de enero de ese ao alcanzamos finalmente nuestra independencia. Ese mismo da se inici la poltica agresiva que, en esencia, han seguido todos los gobernantes de un pas cuya oligarqua se crea duea de esta isla. Hoy pueden leerse algunos documentos desclasificados que arrojan mucha luz sobre el origen del enfrentamiento a la Revolucin ("Foreing relations of the United States, 1958-1960, Volume VI, Cuba", Department of State, Washington, 1991), centenares de pginas resean con discrecin, para proteger sus fuentes- lo que la administracin Eisenhower hizo a lo largo de 1958 para sostener a Batista e "impedir la victoria de Castro": quien no conozca esta historia se sorprender al comprobar que en vsperas de la Navidad y hasta las ltimas horas de aquel ao fuimos el aguafiestas que oblig al Presidente y a sus principales colaboradores a dedicarnos largas y angustiosas horas cuando nadie ms trabajaba. Cmo explicarlo? Para ellos Estados Unidos estaba perdiendo algo que era suyo. El primer paso para intentar normalizar las relaciones es muy sencillo: reconocer que Cuba no es parte de los Estados Unidos ni le pertenece y eso es algo que todava no han descubierto muchos polticos de ese pas que, como se sabe, no suelen ser muy duchos ni en historia ni en geografa.

Cuba se enorgullece de sus slidas organizaciones de jvenes, de trabajadores, de gremios, de estudiantes, de artistas. Pero de qu manera participan en la poltica de Cuba y son escuchados por el gobierno?

Esas organizaciones y otras como las de campesinos, o profesionales o barriales- tienen una participacin vital, orgnica, en la direccin de la sociedad. A ellas corresponde proponer los candidatos a diputados nacionales y delegados provinciales. llas no son solo escuchadas sino que intervienen directamente en la toma de decisiones. Entre otros ejemplos que pudiera citar: la Ley del Sistema Tributario antes de su presentacin a la Asamblea Nacional fue objeto de un amplio examen en los sindicatos de trabajadores que produjo importantes modificaciones al texto original; la Ley de Cooperativas Agropecuarias, iniciativa presentada por la Asociacin Nacional de Agricultores Pequeos, fue discutida por centenares de miles de asociados en todas las cooperativas y de esa discusin surgi la versin final del proyecto que consider y aprob la Asamblea. Pero el mejor ejemplo lo constituyen lo que llamamos los "parlamentos obreros" en los que particip toda la sociedad cubana para reflexionar a fondo y sin tapujos sobre los problemas generales y concretos de nuestra economa en los peores momentos de la crisis (1993) experiencia que hemos estado aplicando como norma en la conducta legislativa. Llama la atencin que mientras en Cuba, -en una situacin crtica y cuando se intensificaba el asedio externo (leyes Torricelli, Helms-Burton y otras medidas agresivas)- se ampliaba y profundizaba la democracia la tendencia en el mundo occidental iba en direccin contraria. Aqu practicamos lo que Kelsen defina como "parlamentarizacin de la sociedad" cuando en otras partes se adoptan medidas que afectan radicalmente a todo la gente sin cumplir siquiera los rituales de la democracia formal y a veces conspirando en secreto contra los pueblos: el Acuerdo Multilateral de Inversiones y el ALCA y las negociaciones de "libre comercio" son apenas ejemplos de hasta donde ha podido llegar "la ficcin de la representacin en la democracia representativa" para aludir nuevamente al profesor austriaco.

Cuba tambin es acusada de falta de libertad de expresin, cul es el panorama de medios de comunicacin en Cuba?. Est restringido el acceso a internet de los cubanos?

En cuanto a libertad de expresin acabo de poner ejemplos bien concretos que establecen la diferencia radical entre los cubanos que no slo se expresan sino que deciden sobre sus problemas fundamentales y quienes "disfrutan" bajo el neoliberalismo lo que alguien tan insospechado como Thomas L. Friedman describe como el "temor al cambio rpido procedente de un enemigo que no puedes ver, tocar o sentir que tu empleo, comunidad o lugar de trabajo puede ser cambiado en cualquier momento por fuerzas econmicas y tecnolgicas annimas". Esto que Friedman llama "la ansiedad definitoria de la globalizacin" es una insuperable prueba de ausencia de democracia. A que se reduce en esas condiciones la "libertad de expresin"?

Sobre los medios de comunicacin en Cuba habra que hablar largamente. Sus deficiencias se las he sealado directamente en ms de una ocasin a los periodistas cubanos. Han avanzado en el desarrollo de varios medios digitales notables.

Respecto al acceso a Internet le recomiendo un excelente estudio del profesor cubanoamericano Nelson P. Valds sobre la batalla que Cuba tambin en este terreno ha tenido que librar frente a las restricciones norteamericanas. Se amplia el acceso y aumentan los usuarios no con un sentido elitista sino democrtico y participativo, multiplicando los clubes y centros donde adems los interesados aprenden a usar este medio. Todos los escolares cubanos desde los primeros grados estudian computacin y todas las escuelas, hasta el aula ms humilde del ltimo rincn del pas, tienen computadoras.

Las Naciones Unidas, y en especial el Consejo de Seguridad, han sido duramente criticadas por su tibieza a la hora de enfrentar la invasin de Iraq. Cul es su valoracin del funcionamiento de las Naciones Unidas y qu posibles reformas consideran que son necesarias?

La primera vctima de la llamada "guerra contra el terrorismo" fue la ONU. Desde mucho antes los pases del Tercer Mundo reclamaban su democratizacin. Esa exigencia es aun ms urgente y necesaria ahora y se puede resumir en la eliminacin del veto en el Consejo de Seguridad, en poner fin a la extralimitacin en sus funciones que ese rgano se ha arrogado y en que la Asamblea General asuma cabalmente sus responsabilidades segn la Carta, entre ellas la fiscalizacin y control que debe ejercer sobre el Consejo de Seguridad y los dems rganos de las Naciones Unidas. Habr que luchar muy duro para conseguir estos cambios indispensables. Obviamente quienes tienen el privilegio del veto no renunciarn a l graciosamente. Pero s est en el reino de lo posible el fortalecimiento del papel de la Asamblea General porque en ella todos tenemos voz y voto y nadie puede vetar sus decisiones.

A pesar de seguir denominndose comunista, es indiscutible que China ha encaminado una poltica econmica muy diferente de la cubana, cul es su opinin sobre el sistema poltico y econmico chino?

Los chinos tienen su propio sistema poltico y econmico que conforman su socialismo. La Revolucin china ha alcanzado xitos admirables. Baste recordar las famosas hambrunas y la miseria y el atraso que azotaron a su pueblo en un pasado no tan distante y el incesante progreso que han logrado en todos los terrenos en un plazo histricamente muy breve. Desde luego que las polticas econmicas tienen diferencias y es natural que as sea no creo en un modelo socialista nico- pero nuestras relaciones polticas y econmicas son excelentes.

La revista Forbes afirma que el presidente cubano Fidel Castro tiene una fortuna personal de 110 millones de dlares, qu opina de eso?

Que es una porquera igual que la revista. La propia revista en su pgina web reconoce que no tiene ni idea de la fortuna de Fidel Castro y que con ese dato se han limitado a imputarle al presidente como fortuna personal un porcentaje del PIB de Cuba. Creo que es un ejemplo muy elocuente sobre los mtodos de intoxicacin informativa de EEUU en lo referente al presidente cubano y a Cuba.

Me podra decir cul es el sueldo de un ministro cubano?

Cuatrocientos cincuenta (450) pesos.

Dgame alguna discrepancia suya con Fidel Castro?

Ninguna si la pregunta se refiere a cuestiones de principio.

Pero djeme decirle algo que conocen muy bien quienes lo han tratado: conversador infatigable, Fidel busca con avidez datos opiniones y criterios ajenos que compara con los suyos en intercambios cuya fluidez y naturalidad se salen de lo comn. No olvide que hablamos de alguien que no abunda: un dirigente poltico culto que no para de trabajar y de aprender y se dedica por entero a lo que hace.

Se le acusa al gobierno cubano de impedir el acceso de los ciudadanos cubanos a determinados servicios o instalaciones del pas, reservados slo a turistas extranjeros. Qu opina de ello?

Se trata de una falsificacin destinada a confundir a algunos que no sean cubanos. Afortunadamente en este punto hay muchos testigos que pueden dar fe de lo que voy a decir. Antes de 1959 se le impeda el acceso por ser pobres o por ser negros- a la mayora de los cubanos no slo a servicios e instalaciones sino a la casi totalidad de las playas en todo el pas y a algunas zonas exclusivas en la capital y otras ciudades. Fue la Revolucin la que erradic esa vergonzosa discriminacin como proclam Nicols Guilln en uno de sus ms populares poemas.

Nunca antes tantos cubanos humildes, trabajadores, gente de abajo, haban utilizado instalaciones y servicios (especficamente hoteles) que usan tambin los turistas extranjeros. Estos ltimos pagan sus gastos en dlares o euros mientras los cubanos lo hacen en pesos. Cada ao lo hacen decenas de miles de cubanos como estmulo por su trabajo seleccionados por sus bases sindicales. Si en lugar de utilizar los espacios disponibles para que de ese modo los disfrute nuestro pueblo se permitiera a aquellos cubanos que reciben dlares del exterior comprar esos servicios como hacen los extranjeros entonces s estaramos regresando a la vieja discriminacin ya superada que exclua a la mayora de los cubanos por el dinero y por el color de la piel.

Un tema que tiene preocupado al pueblo cubano y a mucha gente de otros pases, es el encarcelamiento de cinco cubano en Estados Unidos acusados de espionaje por el gobierno norteamericano. Qu funcin desarrollaban estas personas en Estados Unidos?

Luchaban contra el terrorismo. Cumplan una muy delicada y heroica misin: infiltrarse en los grupos terroristas de Miami para obtener informacin sobre sus planes y as ayudar a Cuba a prevenir sus crmenes. Sus acusadores la Fiscala del sur de la Florida- reconocieron, por escrito, que esa era su misin. La misma fiscala, por escrito y verbalmente ante el Tribunal, trat de evitar durante el juicio que se presentasen testimonios o pruebas sobre las actividades terroristas que ellos enfrentaron y amenaz a varios testigos si revelaban datos sobre esas actividades.

Incluso el Tribunal impuso una sancin adicional que dice literalmente: "se le prohbe al acusado visitar los lugares donde se sabe que estn o frecuentan individuos o grupos terroristas". Es tan vital para ese gobierno proteger a sus terroristas que se tom el trabajo de "incapacitar" a alguien que se supone estar encerrado en una prisin de mxima seguridad por el resto de su vida y diez aos ms.

Lo del "espionaje" es un ejemplo de los vicios de este proceso y de la manipulacin meditica. De "espas" los acus lo que en Miami llaman prensa, donde llovan declaraciones en ese sentido de individuos con extenso historial terrorista que se pasean por las calles de esa ciudad. Los fiscales fueron aun ms lejos y los acusaron nada menos que de tratar de "destruir a los Estados Unidos" y los compararon con los atacantes de Pearl Harbour.

Sin embargo el Pentgono dijo en una nota oficial que ellos nunca haban amenazado la seguridad de Estados Unidos y numerosos testigos generales y almirantes en retiro e incluso altos oficiales que participaron como expertos del gobierno- declararon bajo juramento, durante el juicio, que no haba habido nada de espionaje.

Qu irregularidades encuentran ustedes en el proceso judicial a los cinco cubanos?, en que situacin procesal estn en estos momentos?

La lista de irregularidades sera muy larga. Tratar de resumirla al mximo:

-Se les neg, algo que se concede a cualquier acusado cada da, el derecho a que el juicio se efectuase fuera del ambiente prejuiciado y sumamente hostil de Miami. No se accedi a la peticin de la defensa de celebrarlo en Fort Landerdele apenas a media hora de distancia y dentro del mismo distrito sur de la Florida.

-Manipulacin de las evidencias y severa restriccin del acceso a ellas de los abogados defensores quienes todava hoy reclaman por lo que se calcula sea aproximadamente un 80% de las "pruebas".

-Fueron condenados tres de los compaeros por supuesto espionaje sin presentar una sola prueba y pese al testimonio contrario de los militares y especialistas que antes mencion. Es difcil encontrar un antecedente de alguien condenado por espa sin que se presentase indicacin de algn documento, material o informacin de carcter secreto que hubiese obtenido o tratado de obtener.

-Uno de ellos fue condenado nada menos que de asesinato con premeditacin y alevosa sin prueba alguna por un hecho (el derribo de los aviones que violaron el espacio areo cubano el 24 de febrero de 1996) en el cual el no haba tenido participacin. Para colmo la propia Fiscala reconoci que no poda probar esa acusacin que ello era "un obstculo insuperable" y pidi modificarla a ltima hora algo que no le fue concedido. Gerardo sin embargo fue encontrado culpable por el jurado de Miami.

-Violaciones a las normas de tratamiento a los detenidos y reclusos que han sido incontables. Mencionar slo que permanecieron en total aislamiento, en solitario, en el llamado "hueco", desde el da que fueron arrestados y durante 17 meses. Ah fueron enviados otras veces ms. La ms reciente se extendi por casi un mes precisamente cuando preparaban sus escritos para el Tribunal de Apelaciones y de ese modo se les impidi la comunicacin indispensable con sus abogados.

-Conducta ilegal del gobierno. Adems de lo que implica lo hasta aqu sealado la Fiscala actu de forma maliciosa y prevaricadora respecto a la solicitud de los acusados de que el juicio se efectuase fuera de Miami. En esa ocasin que coincida con los disturbios y la violencia alrededor del secuestro de Elin Gonzlez- la Fiscala adujo que en Miami poda juzgarse imparcial y objetivamente a unos representantes de la Revolucin cubana. Un ao despus de concluido el juicio contra los cinco la misma Fiscala argument que ah era "virtualmente imposible" juzgar as algo relacionado con Cuba cuando ella, la Fiscala, concurri como acusada en un caso administrativo indirectamente relacionado con nuestro pas.

El caso est ahora ante la Corte de Apelaciones del Onceno Distrito con sede en Atlanta a la que las partes ya presentaron los escritos requeridos. La defensa ha solicitado una vista oral ante esa Corte que la fiscala considera innecesaria.

Desde el punto de vista de la batalla legal todo est en manos de la Corte de Atlanta. Se espera que ella se pronuncie el prximo ao.
En línea
ARAGONESISTA
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1066



Ver Perfil WWW
« Respuesta #161 : Septiembre 10, 2006, 12:52:00 »


Entrevista exclusiva de Rebelin a Ricardo Alarcn, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba
"La democracia cubana no se agota en la representacin formal, sino que incorpora mecanismos y formas de la democracia directa"


Pascual Serrano
Rebelin
www.pascualserrano.net
Ricardo Alarcn, de 66 aos, es sin duda una de las figuras ms lcidas de la Administracin cubana, Quizs el mejor conocedor en Cuba de la poltica de EEUU. Tras vivir durante ms de catorce aos en Nueva York, es el presidente de la Asamblea Nacional desde 1993 y el diplomtico encargado de los asuntos relacionados con EEUU. En esta extensa, e intensa, entrevista afronta sin evasivas ms de veinte preguntas sobre la democracia cubana, las condiciones de vida en la isla, las relaciones con Estados Unidos, la situacin internacional o la situacin de los cinco cubanos encarcelados en prisiones norteamericanas.

El sistema cubano es objeto frecuente de crticas por quienes le acusan de ausencia de partidos polticos y de elecciones del tipo de las celebradas en los pases neoliberales. Puede explicar brevemente cmo funciona el sistema electoral cubano y cmo puede garantizarse la pluralidad?

Cuba no es el nico pas del mundo donde no existen ni partidos ni elecciones del tipo conocidos "en los pases neoliberales". Tambin es sabido que en la casi totalidad de esos pases tales partidos y elecciones no parecen disfrutar de mucha credibilidad entre los electores.

El sistema electoral cubano responde a una concepcin completamente diferente a la que caracteriza el modelo que todava sigue siendo llamado de "democracia representativa" a pesar de que cada da representa a menos personas. Como toda organizacin a escala del estado-nacin la nuestra tambin tiene un carcter representativo pero no se agota en la representacin formal, en la apariencia, sino que busca la participacin directa de la gente en las instancias representativas. Incorpora lo ms posible mecanismos y formas de democracia directa en estructuras de carcter inevitablemente representativo.

El sistema del poder popular se sustenta en la circunscripcin electoral, su clula bsica a partir de la cual se desarrolla todo lo dems. All comienza el proceso electoral. En cada circunscripcin se realizan reuniones abiertas y pblicas, en las que cualquier vecino propone a cualquier otro como candidato a delegado por la circunscripcin correspondiente. La ley exige que en cada circunscripcin haya al menos dos candidatos. Entre ellos el da de las elecciones mediante voto secreto se elige a quien ser el delegado que para serlo deber recibir ms del 50% de los votos. Esos delegados integran las asambleas municipales que tienen la responsabilidad principal en las etapas siguientes del proceso electoral. Hasta 1992 las asambleas municipales elegan a quienes representaran a cada municipio en la asamblea provincial respectiva y en la Asamblea Nacional. Desde ese ao las asambleas municipales postulan a sus candidatos a delegados provinciales y a diputados nacionales y los presenta al voto libre y secreto de los electores. Para resultar electo a esas instancias se requiere igualmente obtener ms del 50% de los votos. La ley establece que hasta la mitad de los diputados y delegados provinciales podrn ser personas que tambin sean delegados de circunscripcin.

En nuestro caso no son los partidos, ningn partido, quienes seleccionan a los candidatos. Cada elector tiene la capacidad de hacerlo. Para llegar a ser candidato slo requiere ser propuesto por alguien y desde luego aceptar la postulacin. No hace falta disponer de un centavo ni contar con una maquinaria electoral (lo que en otros pases llaman partidos). Est terminantemente prohibida cualquier forma de campaa en favor de ningn candidato. Las comisiones electorales son las encargadas de colocar en los lugares de mayor concurrencia de la comunidad los datos biogrficos que identifican a los candidatos. Todos pueden postular y todos pueden ser postulados. Se me hace difcil imaginar mayor pluralidad o ms representatividad real. Ah radica probablemente la principal explicacin de la elevadsima votacin en todas nuestras elecciones a pesar de que el voto es voluntario: los electores saben quienes son los candidatos, saben cmo y porqu aparecen en las boletas y sobre todo saben que ellos los electores- participaron realmente en el proceso.

Desde 1976, cada dos aos y medio, hemos hecho tales elecciones y en ellas la tasa de renovacin (eleccin de personas para ocupar el cargo por primera vez) ha superado como promedio nacional al cincuenta por ciento y en varias ocasiones la renovacin ha sido mucho ms alta (personalmente cuando fui elegido diputado por primera vez era uno entre el 85% de diputados que nunca antes lo haban sido y presido ahora una legislatura cuya membresa es nueva en sus dos terceras partes).

Desde aquel ao centenares de miles de compatriotas han sido propuestos o elegidos y han sido millones los que han participado directamente en su postulacin y eleccin. Es un sistema que, como toda obra humana, puede y debe ser perfeccionado constantemente. Pero me atrevo a asegurar que posee lo ms importante: credibilidad y apoyo del pueblo que lo identifica como suyo. Sobre eso tengo millones de testigos.

Cmo se justifica que el presidente cubano sea el mismo desde el ao 1959?

Bueno tengo que decir que no es el mismo desde el ao 1959. El compaero Fidel Castro es nuestro Presidente desde que fue electo por la Asamblea Nacional en 1976. La justificacin son sus mritos personales que son muchos, su indiscutible capacidad como dirigente y su excepcional dedicacin al trabajo que han llevado a la Asamblea a reelegirlo desde la fecha que indiqu. Primero tuvo que ser propuesto como diputado por la Asamblea Municipal de Santiago de Cuba y obtener la eleccin como tal, mediante voto libre y secreto y despus ser propuesto como Presidente y elegido en la Asamblea Nacional con el mismo procedimiento de votacin.

Existen diferentes sectores anticastristas que argumentan que el bloqueo de Estados Unidos a Cuba es un error en la medida en que permite al gobierno cubano excusarse en ese bloqueo para impedir reformas, qu opina de ello?

Es una tontera que malamente envuelve un cinismo repugnante. El bloqueo o ms bien la guerra econmica- es un crimen abominable contra todo el pueblo de Cuba, no es una excusa sino un intento de genocidio conforme a la letra de las Convenciones de la ONU y como reconocan en el Departamento de Estado ya en 1959 cuando en documentos ahora desclasificados puede leerse que el objetivo de esa poltica era "causar hambre y desesperacin" en el pueblo cubano. Cuando me han hecho esa pregunta periodistas de Estados Unidos alguna vez he respondido: convenzan a Washington a que nos quite la "excusa" y levante el bloqueo, que se atreva a levantarlo aunque sea por un tiempo limitado, digamos por un ao.

El presidente norteamericano ha anunciado la restriccin de permisos de ciudadanos de su pas para viajar a Cuba, algo que ha coincidido con la decisin del gobierno cubano de facilitar la entrada a la isla a todos los cubano-norteamericanos que lo deseen. Cmo interpreta esa contraposicin de criterios?

No solo han "anunciado" restricciones sino que estn imponiendo diversas medidas de control y presiones en los aeropuertos y han multado y amenazan con acciones judiciales a centenares de ciudadanos de Estados Unidos por haber viajado a Cuba. De nuevo este ao ambas Cmaras del Congreso aprobaron una legislacin que habra puesto fin a la aplicacin de esas restricciones y otra vez ya antes haba sucedido- la jefatura parlamentaria "democrticamente" elimin el texto que haba sido aprobado con amplia mayora. Por nuestra parte hemos seguido y seguiremos una poltica de apertura y acercamiento hacia la comunidad de origen cubano all radicada, la mayora interesada en una relacin respetuosa y constructiva con su pas de origen. El contraste entre ambas polticas es bastante ilustrador: Washington mantiene exactamente la misma poltica durante ms de cuarenta aos y se empea en aplicarla siempre con mayor rigor, Cuba, por su parte, aunque de esa comunidad han salido los mercenarios y terroristas que nos atacan, ha ido desarrollando con madurez y responsabilidad el dilogo y la comunicacin con su emigracin. El contraste dice bastante acerca de la confianza de cada cual acerca de su sociedad y sus valores. Abrimos las puertas a los cubanoamericanos y a los norteamericanos y no nos preocupa que vengan todos los que quieran hacerlo. A qu teme el seor Bush?

Las relaciones entre Cuba y la UE pasan por difciles momentos. Ustedes han acusado a los gobiernos europeos de plegarse a los intereses de Estados Unidos. Qu razones o beneficios cree que persiguen los gobiernos de la UE adoptando ese papel?

Washington ha dejado constancia muchas veces de su satisfaccin por el apoyo que Europa les da en su poltica contra Cuba. Desde la poca de Clinton cuando suscribieron el llamado "entendimiento" que en la prctica significaba la renuncia europea a cambio de nada a su oposicin a la ley Helms-Burton y su apoyo a la poltica de subversin que dirige Estados Unidos. La UE sencillamente acta como un eco de la maquinaria propagandstica y diplomtica de Estados Unidos respecto a Cuba. Las razones: el servilismo de algunos y la debilidad o falta de coherencia de otros. Beneficios para Europa? Desde luego, ninguno. Pero no nos angustiamos. En Europa cada vez habr ms cuestionamiento al seguidismo impuesto por ciertos personajes que no vale la pena nombrar y que encarnan una especie de neofascismo domesticado por Washington.

El gobierno cubano ha denunciado oscuros intereses de la Administracin Bush para desestabilizar la isla y justificar una intervencin norteamericana. Qu grado de verosimilitud cree que tiene un plan de intervencin militar de EEUU en Cuba?

Cada vez que les han preguntado sobre la posibilidad de una accin militar contra Cuba los dirigentes norteamericanos se han limitado a decir que no piensan atacar ahora pero nunca la han excluido en principio. Hasta el General Powell, con su fabricada imagen de "paloma", ha sido muy explcito en este sentido. El seor Bolton subsecretario a cargo del control de armamentos- y otros funcionarios del Departamento de Estado han hecho repetidas declaraciones las ms recientes hace apenas unas semanas- acusando a Cuba de poseer y fabricar armas de destruccin masiva. Qu buscan esas vulgares e irresponsables calumnias?

Paralelamente la mafia batistiana a la que Bush debe el robo de las elecciones de 2000, no lo olvidemos- le reclama que haga precisamente eso. Recuerde que el ltimo fin de semana del pasado mes de febrero en todo el mundo millones de personas se manifestaron contra el ataque a Iraq que ya era inminente. La excepcin fue Miami. All ocurri la nica marcha en favor de la guerra convocada pblicamente por varios grupos terroristas encabezados por Orlando Bosch el amigo de Bush, autor de la explosin en pleno vuelo de un avin civil cubano en 1976- y un gran cartel con este lema: "Iraq ahora Cuba despus".

Todo esto en el contexto del nuevo unilateralismo y la "guerra preventiva" y la amenaza de Bush de atacar cuando quiera a cualquiera. Cuba est entre los estados que la administracin yanki define como "terroristas" y es el nico de la lista que est a 90 millas de distancia dentro incluso de su permetro militar defensivo: para atacar a Cuba Estados Unidos no necesita desplazar grandes fuerzas militares a travs del planeta, slo tiene que apretar un botn y el mundo no se enterara hasta despus que los cohetes habran destrozado La Habana.

No podemos jugar con los que son riesgos reales. Por eso nos preparamos. El potencial agresor debe saber que jams podr ocupar nuestro territorio, aqu encontrara un Viet Nam elevado a la ensima potencia. Lo que ms deseamos es que lo comprendan a tiempo.

La disidencia cubana acusa con frecuencia a la Administracin cubana de corrupcin, qu nivel de corrupcin considera que existe en Cuba?

La llamada "disidencia cubana" es sinnimo de corrupcin. Ha sido inventada, fabricada, organizada, dirigida y pagada por el gobierno de Estados Unidos. Varios documentos oficiales norteamericanos desclasificados en los aos 90 lo prueban. En Cuba hay manifestaciones de corrupcin pues somos una sociedad humana que habita el mismo planeta donde impera un sistema que la genera constantemente. Pero no existe en los niveles de direccin del pas ni entre sus cuadros principales y tampoco como fenmeno generalizado en la sociedad. Las manifestaciones de corrupcin que han aparecido y contra las que luchamos sistemticamente, se concentran sobre todo en niveles intermedios y con frecuencia, aunque no exclusivamente, estn asociadas a actividades empresariales que tienen que ver con los elementos de la economa de mercado que son hoy parte de nuestra realidad. Si aqu se restableciera el capitalismo nuestros "acusadores" gozaran de lo lindo en un mar de corrupcin.

Cules son los pasos administrativos que debe seguir un cubano que desee salir de Cuba y establecer su residencia en otro pas?

Debe poseer un pasaporte y la visa del pas en cuestin y hacer los trmites indispensables (adquirir un boleto de vuelo y reservar espacio en un avin, por ejemplo). Para establecer su residencia en otro pas puede haber otros requisitos: cumplimiento del servicio social para algunos profesionales o el del servicio militar en el caso de jvenes, requerimientos que pudieran demorar por algunos meses la salida. Hay una condicin que tiene que ver con la patria potestad: los menores de edad que viajen slo acompaados de uno de sus padres necesitan la autorizacin escrita del otro.

Es evidente la existencia de una ruptura del pueblo cubano entre los del interior y los que residen en Miami, qu posibilidades ve de acercamiento y qu pasos se deberan dar para conseguirlo?

Lo primero es acabar con el embuste que rodea el tema de la emigracin cubana a Estados Unidos y comprender que ha sido una de las principales armas empleadas por Washington contra la Revolucin para desestabilizarla en lo interno y para distorsionar su imagen en el exterior. Veamos algunos datos que se pueden verificar fcilmente consultando las fuentes oficiales norteamericanas como son el Bur del Censo de Estados Unidos y el Servicio de Inmigracin y Naturalizacin (INS):

-En la dcada de 1950 -antes de la Revolucin Cuba ocupaba el segundo lugar en cuanto al nmero de emigrantes legales en Estados Unidos procedentes del Hemisferio Occidental. El primer lugar, desde luego, corresponda a Mxico.

-Hoy por lo menos siete pases estn por encima de Cuba. Digo por lo menos porque para saber con exactitud cuantos son los emigrantes habra que contar a los llamados indocumentados que son varios millones y ninguno es cubano. Indocumentados cubanos haba all, y muchos, antes del triunfo revolucionario. Por algo la Ley de Ajuste cubano concebida para privilegiar a los batistianos y para convertir la emigracin en un arma desestabilizadora- repite varias veces que ella slo se aplica a los cubanos que hubiesen llegado all "el da primero de enero de 1959 o despus". Esa frase aparece en cada prrafo de ese engendro legislativo.

-Es bien conocida la poltica de admitir automticamente a cualquier cubano que pise el territorio norteamericano aunque vaya sin documentos y emplee la violencia, algo inadmisible all segn sus leyes migratorias. Tiene usted imaginacin suficiente para calcular cuntos latinoamericanos habra all si Estados Unidos les abriera las puertas y aprobase para sus pases una legislacin como la Ley de Ajuste que slo existe para Cuba?

-La retrica de la mafia miamense se ha pasado aos hablando de "millones" de cubanos que han "escapado" de Cuba para establecerse all. La verdad segn el ltimo censo- es que no llegan al milln incluyendo a sus descendientes y a los que llegaron antes del 59, que no eran pocos- y que la inmensa mayora de ellos viaj en un cmodo vuelo de cincuenta minutos.

-Miami es la ciudad de donde ms vuelos, cinco o seis diarios segn la poca, vienen a varias ciudades cubanas. Son vuelos repletos pese a que Estados Unidos slo permite que transporten a cubanoamericanos. Cuntas veces van a pasear a sus pases de origen los millones de inmigrantes latinoamericanos que apenas sobreviven en Estados Unidos o Canad o Europa? Conoce usted algn indocumentado que salga del norte para pasar una temporada con su familia y regresar al pas donde vive en la ilegalidad? Cul ruptura es ms profunda y definitiva?

En cuanto a los cubanos, los pasos que hay que dar seran despolitizar el tema, desmanipularlo, que Washington ponga fin a las restricciones discriminatorias que les imponen como la de prohibirles viajar a Cuba ms de una vez al ao y otras arbitrarias limitaciones a las relaciones con sus familiares en Cuba, que no se aplican a nadie ms en Estados Unidos.

Pero no debemos olvidar a los que no son cubanos. Debemos reclamar el fin de la persecucin, y la explotacin y la discriminacin de nuestros hermanos y hermanas de Amrica Latina que all reclaman sus derechos a una vida digna. Un buen primer paso pudiera ser una Ley de Ajuste que los beneficiara a todos ellos, que legalizara su status y que adems les asegure la posibilidad de recibir all a sus familiares.

No parece que corran malos vientos para Cuba con los actuales gobiernos latinoamericanos. Las relaciones son buenas con Hugo Chvez, Kichner, Lula, etc... En qu puede afectar todo ello al futuro de Cuba?

Lo importante es comprobar como el neoliberalismo est entrando en una crisis irreversible en todo el continente. El movimiento popular est en ascenso y ha alcanzado victorias importantes. Se desarrollar en cada pas segn sus propias caractersticas sin seguir patrn o modelo alguno y avanzarn las posibilidades de cooperacin entre nuestros pases.

Cuba jug durante la guerra fra un papel importante con su apoyo a movimientos armados de liberacin. Algunos de esos movimientos continan hoy da, es el caso de las FARC y el ELN de Colombia, otros menos implantados en Per y alguno de nuevo cuo como el EZLN en Mxico. Cul es la posicin oficial de Cuba hoy respecto a esos movimientos?

Los cubanos que tanto hemos tenido que luchar contra la injerencia extranjera seremos siempre reacios a opinar sobre situaciones ajenas. A cada etapa histrica y a cada pas corresponden diferentes concepciones estratgicas. En el caso de Colombia, por inters tanto del gobierno como de las FARC y el ELN, hemos tratado, junto con otros pases, de contribuir a alcanzar la paz.

Vayamos a EEUU. Durante todo el periodo de la revolucin cubana, ningn presidente norteamericano ha intentado normalizar las relaciones con La Habana ni poner fin al bloqueo. Cmo se explica eso?

Ya en 1870 el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Cspedes, haba advertido que "apoderarse de Cuba" era "el secreto" de la poltica norteamericana. Jos Mart dedic buena parte de su vida a desenmascarar ese "secreto". La intervencin militar en 1898 coloc a los norteamericanos en el lugar que antes haba ocupado Espaa y Cuba fue hasta 1959, de hecho, un protectorado amenazado incluso con el riesgo de la anexin. El primero de enero de ese ao alcanzamos finalmente nuestra independencia. Ese mismo da se inici la poltica agresiva que, en esencia, han seguido todos los gobernantes de un pas cuya oligarqua se crea duea de esta isla. Hoy pueden leerse algunos documentos desclasificados que arrojan mucha luz sobre el origen del enfrentamiento a la Revolucin ("Foreing relations of the United States, 1958-1960, Volume VI, Cuba", Department of State, Washington, 1991), centenares de pginas resean con discrecin, para proteger sus fuentes- lo que la administracin Eisenhower hizo a lo largo de 1958 para sostener a Batista e "impedir la victoria de Castro": quien no conozca esta historia se sorprender al comprobar que en vsperas de la Navidad y hasta las ltimas horas de aquel ao fuimos el aguafiestas que oblig al Presidente y a sus principales colaboradores a dedicarnos largas y angustiosas horas cuando nadie ms trabajaba. Cmo explicarlo? Para ellos Estados Unidos estaba perdiendo algo que era suyo. El primer paso para intentar normalizar las relaciones es muy sencillo: reconocer que Cuba no es parte de los Estados Unidos ni le pertenece y eso es algo que todava no han descubierto muchos polticos de ese pas que, como se sabe, no suelen ser muy duchos ni en historia ni en geografa.

Cuba se enorgullece de sus slidas organizaciones de jvenes, de trabajadores, de gremios, de estudiantes, de artistas. Pero de qu manera participan en la poltica de Cuba y son escuchados por el gobierno?

Esas organizaciones y otras como las de campesinos, o profesionales o barriales- tienen una participacin vital, orgnica, en la direccin de la sociedad. A ellas corresponde proponer los candidatos a diputados nacionales y delegados provinciales. llas no son solo escuchadas sino que intervienen directamente en la toma de decisiones. Entre otros ejemplos que pudiera citar: la Ley del Sistema Tributario antes de su presentacin a la Asamblea Nacional fue objeto de un amplio examen en los sindicatos de trabajadores que produjo importantes modificaciones al texto original; la Ley de Cooperativas Agropecuarias, iniciativa presentada por la Asociacin Nacional de Agricultores Pequeos, fue discutida por centenares de miles de asociados en todas las cooperativas y de esa discusin surgi la versin final del proyecto que consider y aprob la Asamblea. Pero el mejor ejemplo lo constituyen lo que llamamos los "parlamentos obreros" en los que particip toda la sociedad cubana para reflexionar a fondo y sin tapujos sobre los problemas generales y concretos de nuestra economa en los peores momentos de la crisis (1993) experiencia que hemos estado aplicando como norma en la conducta legislativa. Llama la atencin que mientras en Cuba, -en una situacin crtica y cuando se intensificaba el asedio externo (leyes Torricelli, Helms-Burton y otras medidas agresivas)- se ampliaba y profundizaba la democracia la tendencia en el mundo occidental iba en direccin contraria. Aqu practicamos lo que Kelsen defina como "parlamentarizacin de la sociedad" cuando en otras partes se adoptan medidas que afectan radicalmente a todo la gente sin cumplir siquiera los rituales de la democracia formal y a veces conspirando en secreto contra los pueblos: el Acuerdo Multilateral de Inversiones y el ALCA y las negociaciones de "libre comercio" son apenas ejemplos de hasta donde ha podido llegar "la ficcin de la representacin en la democracia representativa" para aludir nuevamente al profesor austriaco.

Cuba tambin es acusada de falta de libertad de expresin, cul es el panorama de medios de comunicacin en Cuba?. Est restringido el acceso a internet de los cubanos?

En cuanto a libertad de expresin acabo de poner ejemplos bien concretos que establecen la diferencia radical entre los cubanos que no slo se expresan sino que deciden sobre sus problemas fundamentales y quienes "disfrutan" bajo el neoliberalismo lo que alguien tan insospechado como Thomas L. Friedman describe como el "temor al cambio rpido procedente de un enemigo que no puedes ver, tocar o sentir que tu empleo, comunidad o lugar de trabajo puede ser cambiado en cualquier momento por fuerzas econmicas y tecnolgicas annimas". Esto que Friedman llama "la ansiedad definitoria de la globalizacin" es una insuperable prueba de ausencia de democracia. A que se reduce en esas condiciones la "libertad de expresin"?

Sobre los medios de comunicacin en Cuba habra que hablar largamente. Sus deficiencias se las he sealado directamente en ms de una ocasin a los periodistas cubanos. Han avanzado en el desarrollo de varios medios digitales notables.

Respecto al acceso a Internet le recomiendo un excelente estudio del profesor cubanoamericano Nelson P. Valds sobre la batalla que Cuba tambin en este terreno ha tenido que librar frente a las restricciones norteamericanas. Se amplia el acceso y aumentan los usuarios no con un sentido elitista sino democrtico y participativo, multiplicando los clubes y centros donde adems los interesados aprenden a usar este medio. Todos los escolares cubanos desde los primeros grados estudian computacin y todas las escuelas, hasta el aula ms humilde del ltimo rincn del pas, tienen computadoras.

Las Naciones Unidas, y en especial el Consejo de Seguridad, han sido duramente criticadas por su tibieza a la hora de enfrentar la invasin de Iraq. Cul es su valoracin del funcionamiento de las Naciones Unidas y qu posibles reformas consideran que son necesarias?

La primera vctima de la llamada "guerra contra el terrorismo" fue la ONU. Desde mucho antes los pases del Tercer Mundo reclamaban su democratizacin. Esa exigencia es aun ms urgente y necesaria ahora y se puede resumir en la eliminacin del veto en el Consejo de Seguridad, en poner fin a la extralimitacin en sus funciones que ese rgano se ha arrogado y en que la Asamblea General asuma cabalmente sus responsabilidades segn la Carta, entre ellas la fiscalizacin y control que debe ejercer sobre el Consejo de Seguridad y los dems rganos de las Naciones Unidas. Habr que luchar muy duro para conseguir estos cambios indispensables. Obviamente quienes tienen el privilegio del veto no renunciarn a l graciosamente. Pero s est en el reino de lo posible el fortalecimiento del papel de la Asamblea General porque en ella todos tenemos voz y voto y nadie puede vetar sus decisiones.

A pesar de seguir denominndose comunista, es indiscutible que China ha encaminado una poltica econmica muy diferente de la cubana, cul es su opinin sobre el sistema poltico y econmico chino?

Los chinos tienen su propio sistema poltico y econmico que conforman su socialismo. La Revolucin china ha alcanzado xitos admirables. Baste recordar las famosas hambrunas y la miseria y el atraso que azotaron a su pueblo en un pasado no tan distante y el incesante progreso que han logrado en todos los terrenos en un plazo histricamente muy breve. Desde luego que las polticas econmicas tienen diferencias y es natural que as sea no creo en un modelo socialista nico- pero nuestras relaciones polticas y econmicas son excelentes.

La revista Forbes afirma que el presidente cubano Fidel Castro tiene una fortuna personal de 110 millones de dlares, qu opina de eso?

Que es una porquera igual que la revista. La propia revista en su pgina web reconoce que no tiene ni idea de la fortuna de Fidel Castro y que con ese dato se han limitado a imputarle al presidente como fortuna personal un porcentaje del PIB de Cuba. Creo que es un ejemplo muy elocuente sobre los mtodos de intoxicacin informativa de EEUU en lo referente al presidente cubano y a Cuba.

Me podra decir cul es el sueldo de un ministro cubano?

Cuatrocientos cincuenta (450) pesos.

Dgame alguna discrepancia suya con Fidel Castro?

Ninguna si la pregunta se refiere a cuestiones de principio.

Pero djeme decirle algo que conocen muy bien quienes lo han tratado: conversador infatigable, Fidel busca con avidez datos opiniones y criterios ajenos que compara con los suyos en intercambios cuya fluidez y naturalidad se salen de lo comn. No olvide que hablamos de alguien que no abunda: un dirigente poltico culto que no para de trabajar y de aprender y se dedica por entero a lo que hace.

Se le acusa al gobierno cubano de impedir el acceso de los ciudadanos cubanos a determinados servicios o instalaciones del pas, reservados slo a turistas extranjeros. Qu opina de ello?

Se trata de una falsificacin destinada a confundir a algunos que no sean cubanos. Afortunadamente en este punto hay muchos testigos que pueden dar fe de lo que voy a decir. Antes de 1959 se le impeda el acceso por ser pobres o por ser negros- a la mayora de los cubanos no slo a servicios e instalaciones sino a la casi totalidad de las playas en todo el pas y a algunas zonas exclusivas en la capital y otras ciudades. Fue la Revolucin la que erradic esa vergonzosa discriminacin como proclam Nicols Guilln en uno de sus ms populares poemas.

Nunca antes tantos cubanos humildes, trabajadores, gente de abajo, haban utilizado instalaciones y servicios (especficamente hoteles) que usan tambin los turistas extranjeros. Estos ltimos pagan sus gastos en dlares o euros mientras los cubanos lo hacen en pesos. Cada ao lo hacen decenas de miles de cubanos como estmulo por su trabajo seleccionados por sus bases sindicales. Si en lugar de utilizar los espacios disponibles para que de ese modo los disfrute nuestro pueblo se permitiera a aquellos cubanos que reciben dlares del exterior comprar esos servicios como hacen los extranjeros entonces s estaramos regresando a la vieja discriminacin ya superada que exclua a la mayora de los cubanos por el dinero y por el color de la piel.

Un tema que tiene preocupado al pueblo cubano y a mucha gente de otros pases, es el encarcelamiento de cinco cubano en Estados Unidos acusados de espionaje por el gobierno norteamericano. Qu funcin desarrollaban estas personas en Estados Unidos?

Luchaban contra el terrorismo. Cumplan una muy delicada y heroica misin: infiltrarse en los grupos terroristas de Miami para obtener informacin sobre sus planes y as ayudar a Cuba a prevenir sus crmenes. Sus acusadores la Fiscala del sur de la Florida- reconocieron, por escrito, que esa era su misin. La misma fiscala, por escrito y verbalmente ante el Tribunal, trat de evitar durante el juicio que se presentasen testimonios o pruebas sobre las actividades terroristas que ellos enfrentaron y amenaz a varios testigos si revelaban datos sobre esas actividades.

Incluso el Tribunal impuso una sancin adicional que dice literalmente: "se le prohbe al acusado visitar los lugares donde se sabe que estn o frecuentan individuos o grupos terroristas". Es tan vital para ese gobierno proteger a sus terroristas que se tom el trabajo de "incapacitar" a alguien que se supone estar encerrado en una prisin de mxima seguridad por el resto de su vida y diez aos ms.

Lo del "espionaje" es un ejemplo de los vicios de este proceso y de la manipulacin meditica. De "espas" los acus lo que en Miami llaman prensa, donde llovan declaraciones en ese sentido de individuos con extenso historial terrorista que se pasean por las calles de esa ciudad. Los fiscales fueron aun ms lejos y los acusaron nada menos que de tratar de "destruir a los Estados Unidos" y los compararon con los atacantes de Pearl Harbour.

Sin embargo el Pentgono dijo en una nota oficial que ellos nunca haban amenazado la seguridad de Estados Unidos y numerosos testigos generales y almirantes en retiro e incluso altos oficiales que participaron como expertos del gobierno- declararon bajo juramento, durante el juicio, que no haba habido nada de espionaje.

Qu irregularidades encuentran ustedes en el proceso judicial a los cinco cubanos?, en que situacin procesal estn en estos momentos?

La lista de irregularidades sera muy larga. Tratar de resumirla al mximo:

-Se les neg, algo que se concede a cualquier acusado cada da, el derecho a que el juicio se efectuase fuera del ambiente prejuiciado y sumamente hostil de Miami. No se accedi a la peticin de la defensa de celebrarlo en Fort Landerdele apenas a media hora de distancia y dentro del mismo distrito sur de la Florida.

-Manipulacin de las evidencias y severa restriccin del acceso a ellas de los abogados defensores quienes todava hoy reclaman por lo que se calcula sea aproximadamente un 80% de las "pruebas".

-Fueron condenados tres de los compaeros por supuesto espionaje sin presentar una sola prueba y pese al testimonio contrario de los militares y especialistas que antes mencion. Es difcil encontrar un antecedente de alguien condenado por espa sin que se presentase indicacin de algn documento, material o informacin de carcter secreto que hubiese obtenido o tratado de obtener.

-Uno de ellos fue condenado nada menos que de asesinato con premeditacin y alevosa sin prueba alguna por un hecho (el derribo de los aviones que violaron el espacio areo cubano el 24 de febrero de 1996) en el cual el no haba tenido participacin. Para colmo la propia Fiscala reconoci que no poda probar esa acusacin que ello era "un obstculo insuperable" y pidi modificarla a ltima hora algo que no le fue concedido. Gerardo sin embargo fue encontrado culpable por el jurado de Miami.

-Violaciones a las normas de tratamiento a los detenidos y reclusos que han sido incontables. Mencionar slo que permanecieron en total aislamiento, en solitario, en el llamado "hueco", desde el da que fueron arrestados y durante 17 meses. Ah fueron enviados otras veces ms. La ms reciente se extendi por casi un mes precisamente cuando preparaban sus escritos para el Tribunal de Apelaciones y de ese modo se les impidi la comunicacin indispensable con sus abogados.

-Conducta ilegal del gobierno. Adems de lo que implica lo hasta aqu sealado la Fiscala actu de forma maliciosa y prevaricadora respecto a la solicitud de los acusados de que el juicio se efectuase fuera de Miami. En esa ocasin que coincida con los disturbios y la violencia alrededor del secuestro de Elin Gonzlez- la Fiscala adujo que en Miami poda juzgarse imparcial y objetivamente a unos representantes de la Revolucin cubana. Un ao despus de concluido el juicio contra los cinco la misma Fiscala argument que ah era "virtualmente imposible" juzgar as algo relacionado con Cuba cuando ella, la Fiscala, concurri como acusada en un caso administrativo indirectamente relacionado con nuestro pas.

El caso est ahora ante la Corte de Apelaciones del Onceno Distrito con sede en Atlanta a la que las partes ya presentaron los escritos requeridos. La defensa ha solicitado una vista oral ante esa Corte que la fiscala considera innecesaria.

Desde el punto de vista de la batalla legal todo est en manos de la Corte de Atlanta. Se espera que ella se pronuncie el prximo ao.
En línea
ARAGONESISTA
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1066



Ver Perfil WWW
« Respuesta #162 : Septiembre 14, 2006, 13:24:27 »


Cuba es ms que una democracia


Carlos Tena
Rebelin

La democracia debe ser un comienzo, no un final, me recordaba Julio Anguita cuando an era Secretario General del PCE, ante el espectculo que formaban algunos diputados y miembros del gobierno y del parlamento espaol, cuando se les llenaba la boca con el sagrado vocablo, como si en verdad supieran su significado y Espaa hubiera cruzado el Rubicn. Resultaba pattico escuchar a un franquista como Fraga Iribarne o a un presunto socialista como Felipe Gonzlez, dar lecciones sobre ella.


El transcurso del tiempo puso a cada uno en su sitio y hoy, aquella democracia por la que se combati en la clandestinidad, pero por la que tambin se lucha en el siglo XXI (la Ley de Partidos que controla a esos colectivos es una aberracin jurdica del tamao de Europa, aprobada para callar la opinin de cientos de miles de ciudadanos), ya que es solo una sombra, un esbozo de lo que sobamos algunos espaoles.


Desde hace ya ms de 28 aos, una monarqua borbnica, impuesta por la dictadura, preside un pas que imita el mal ejemplo de otras naciones, cuyos votantes no pueden participar en las cuestiones ms fundamentales, ni tener un autntico poder de decisin en delicados asuntos polticos (por ejemplo apoyar una invasin, el envo de tropas a Irak o al Lbano), si no es, a travs de esos grupos de presin, dirigidos salvo honrosas excepciones, por un empresariado ms que reaccionario, a los que se llama partidos polticos, cuyos militantes (o no) deciden, en nombre de millones de personas todo lo que esos ciudadanos no pueden evitar.


Porque decide el votante espaol el precio de la vivienda, de la gasolina, de la leche, de la fruta, la verdura, el telfono, la luz, el agua? Decide acaso quienes han de dirigir los colegios, las empresas, las agrupaciones, los institutos, las universidades? Decide acaso qu personas deben formar las listas de un partido poltico?Sabe por qu se dispara el Eurbor, alimaa complejsima que destruye la frgil economa de una familia, hipotecada ms de treinta aos? Sabe por qu su salario siempre pierde valor ante el encarecimiento continuado de los bienes ms elementales?. En suma cmo va a estar interesado el pueblo espaol en la poltica, cmo puede hablarse de democracia cuando es ms cierto que en las ltimas consultas efectuadas, no han ejercido su derecho al voto ni el 51 por ciento del electorado? Por suerte, hay naciones donde la palabra partido tiene un nico significado: el pueblo. Todo el pueblo


En su trabajo Nuestro Camino: Anlisis del proceso de rectificacin, el filsofo, escritor y ensayista cubano Daro Machado*, escribi hace ya algunos aos: "...No escapa a la sociologa poltica el hecho irnico de que se nos exija a los cubanos frmulas aparentemente democrticas, como el pluripartidismo, que hace tiempo no puede exhibir nada ejemplar respecto a ese tema".


Cuba encontr, tras el triunfo de la Revolucin sobre la dictadura de Batista, su propio modelo de democracia, basado en un sistema econmico y poltico cuyos fines deban ser, por encima de cualquier otra condicin, la justicia, la plena soberana y la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, asegurando a la poblacin su derecho inalienable a la educacin, la sanidad, una vivienda digna, el acceso a la cultura y al deporte, adems de garantizar la independencia del pas, as como la identidad del pueblo cubano.


Aunque muchas democracias basadas en el pluripartidismo, vigiladas por las grandes multinacionales, y que ya no puede exhibir nada ejemplar respecto a los derechos fundamentales del ser humano, dicen asegurar que han logrado las mismas o similares conquistas que en la isla, nada mas lejos de la realidad, por cuanto esos partidos polticos, cuyos principales cabecillas jams se presentan ante sus conciudadanos sino en listas cerradas que la mayor parte de la poblacin desconoce, se dedican a exhibir programas de accin poltica exterior e interior que nunca cumplirn, ofreciendo mtines en los que la mentira es el principal objetivo, ya que las promesas que se hacen a, los posibles votantes, nunca llegan a ser realidad, excepto en casos puntuales, como fue el gesto simblico del presidente Zapatero, retirando las tropas de Irak, pero bendiciendo aquella invasin ilegal, alindose finalmente, como toda la Comunidad Levinsky (o sea, la Europea), junto a un personaje de races tan fascistas como George W. Bush.


Hoy puede decidirse sin temor a engao que en EEUU la censura, la vigilancia y espionaje de las personas, la delacin, detenciones arbitrarias y ejecuciones sumarsimas dictadas por tribunales militares, convierten al pas en un inmenso campo de concentracin, donde la participacin poltica del ciudadano se limita de forma exclusiva a depositar un voto cada cuatro aos. El xito de esta formula es tal, que ms de la mitad de la poblacin rechaza ese derecho por considerarlo absolutamente intil, al saber que uno u otro partido, republicano o demcrata, son prcticamente gemelos. Un bipartidismo exportado con xito a Europa, que se mueve entre dos corrientes liberales, a cul ms radical, sin que el ciudadano tenga una real oportunidad de que su vida mejore. Ningn sistema que se diga democrtico puede negar a sus ciudadanos el principal de sus derechos: una economa al servicio de la sociedad, que garantice as el resto de los derechos.


En Cuba, esta democracia se encarna en un verdadero socialismo, que no obstante los ataques y bloqueos que han costado al pas miles de millones de dlares (condenado decenas de ocasiones en la ONU sin que EEUU haya cumplido jams lo all exigido), ha sabido llegar a unos niveles mnimos de subsistencia y desarrollo, siendo el primer pas de Latinoamrica en esperanza de vida, el ultimo en ndice de mortalidad infantil, el primero en erradicar absolutamente al analfabetismo (cosa que ni EEUU, ni Espaa, han logrado aun), con un nivel de asistencia sanitaria que en USA deja fuera a ms de 46 millones de personas, siendo en fin, un pas que est por encima de muchas de las naciones del entorno, aunque se exhiban cifras falsas y engaosas como el producto interior bruto, el salario medio, etc. Y es que la economa de mercado es incompatible con la verdadera democracia; con los verdaderos derechos humanos.


Desde el final de la II Guerra Mundial, esas llamadas democracias pluripartidistas han tratado de destruir el socialismo, y lo han logrado, al menos en la llamada rea sovitica, mas no han conseguido desterrar el sistema poltico y social que China defiende con un xito econmico apabullante, aunque ciertos ortodoxos tilden de hipcrita e insostenible un sistema donde una doble economa ha elevado a la categora de millonarios a algunos ciudadanos, mientras otros muchos siguen anclados en la pobreza. Aunque as fuera, China sigue desarrollando programas de un extraordinario calado poltico y social, para conseguir que, sobre todo la poblacin campesina, tenga acceso a los bienes y avances de las sociedades urbanas. Con qu derecho se exige a los dems lo que no se cumple en la propia casa?


Es obvio que los experimentos europeos no tienen nada que ofrecer a Cuba. El ejemplo de los Estados Unidos tampoco sirve, porque su rgimen poltico machaca los derechos humanos de la gente, al discriminar a las minoras tnicas, estableciendo enormes desigualdades sociales, con un sistema electoral complicado, dominado por la propaganda y el dinero, en manos de las presiones de las clases ms pudientes. Cuando se elige un presidente, es apenas por una cuarta parte de la poblacin, ya que la abstencin creciente demuestra el absoluto desinters y al desencanto en la participacin poltica. Ms all del pluripartidismo, se puede afirmar que la economa de mercado, el neoliberalismo salvaje, tuvieron ya su oportunidad en la historia cubana (Machado, Batista) y no resolvieron los grandes problemas sociales.


Una examen meticuloso del mundo hoy, permite que los cubanos hayan ganado en experiencia, viendo la parte positiva (insignificante) y la negativa (mucho mayor) de las sociedades contemporneas de ese llamado primer mundo. En esta isla, donde casi el 95 por ciento de la poblacin dispone de energa elctrica, agua potable, sanidad, trabajo y educacin, se puede afirmar tambin que un sistema a la europea suprimira de un plumazo ese estado de cosas, abriendo una enorme zanja entre los ciudadanos, al establecer un sistema basado en el dominio de las clases sociales ms elevadas, la diferenciacin, la injusticia, la violencia policial, la censura, la vigilancia extrema, la delacin y la desigualdad ms rastrera. Ese no es el modelo que el cubano suea. El suyo es manifiestamente mejorable, pero el ciudadano conoce perfectamente que el bloqueo asesino al que est sometido desde hace 45 aos, impide un avance que no por veloz deja de ser constante. El perodo especial, que marc a una generacin entera, ha sido enterrado de forma definitiva, y las buenas relaciones con pases como Venezuela, Bolivia o China, aseguran que las mejoras se reflejen a pie de calle, aunque, insisto, el transporte urbano o la vivienda en las grandes ciudades, sean todava un grave problema a resolver. Pero miles de ciudadanos, de polticos, de verdaderos demcratas, trabajan por ello, a pesar de las ingentes dificultades de acceso a los materiales por culpa del embargo y el asedio constante que ejerce EEUU, chantajeando incluso a los pases que mantienen relaciones comerciales con la isla. El proceso democrtico cubano se ha desarrollado pues entre las agresiones constantes del imperialismo.


El objetivo de la democracia cubana es que todo ciudadano se sienta y se sepa pueblo, parte fundamental de la sociedad, en igualdad de condiciones y oportunidades. El ideal que persigue la democracia socialista cubana, no se puede basar en la frmula para asignar a cada cual un sueldo que provenga de un mercado dirigido por manos privadas, promovido cansinamente por la publicidad y la mentira. La democracia socialista cubana no puede caer en la trampa de identificar la felicidad y el bienestar, con la sola posesin de recursos materiales. Aqu se aspira a ofrecer un consumo responsable, adecuado, que permita tambin crear las condiciones para asegurar un desarrollo ms completo del ser humano, huyendo de la idea de elevar a la categora de religin la tenencia de objetos innecesarios, ofrecidos como imprescindibles por medio de spots de televisin, anuncios en prensa y radio, concursos, etc., cuando lo verdaderamente necesario no se promociona o destaca.


La democracia socialista exigi de una Revolucin y de un tiempo para convertirse en lo que hoy es, y la mejora continua manteniendo y desarrollando en la conciencia y la energa de los trabajadores. Con su unidad. En la sociedad cubana se ha desarrollado, al mismo tiempo, una cultura que permite a un nmero siempre mayor de ciudadanos, comprender que su vida de cada da y su participacin en las tareas de la sociedad, son bsicas para construir un estado en el que todos se sientan iguales en lo fundamental.


A guisa de mera informacin, ya que ningn medio escrito lo ha publicado jams en Espaa, ah van las principales caractersticas del sistema poltico y electoral cubano:


La Inscripcin es universal, automtica y gratuita de todos los ciudadanos con derecho al voto, a partir de los 16 aos de edad.


2, La postulacin de los candidatos se efecta directamente por los propios electores en asambleas pblicas (en los pases llamados democrticos son los partidos polticos los que nominan a los candidatos)


3. No hay campaas electorales discriminatorias, millonarias, ofensivas, difamatorias y manipuladas.


4. Existe una total limpieza y transparencia en las elecciones. Las urnas son custodiadas por nios y jvenes pioneros, se sellan en presencia de la poblacin, y el recuento de los votos se hace de manera pblica, pudiendo participar la prensa nacional y extranjera, diplomticos, turistas y todo el que lo desee.


5. Obligacin de que todos los electos lo sean por mayora. El candidato slo es electo si obtiene ms del 50% de los votos vlidos emitidos. Si este resultado no es alcanzado en la primera vuelta, irn a la segunda los dos que ms votos obtuvieron.


6. El voto es libre, igual y secreto. Todos los ciudadanos cubanos tienen el derecho a elegir y ser elegidos. Como no hay lista de partidos, se vota directamente por el candidato que se desee.


7. Todos los rganos representativos del Poder del Estado son elegidos y renovables.

8. Todos los elegidos tienen que rendir cuenta de su actuacin.

9, Todos los elegidos pueden ser revocados en cualquier momento de su mandato.


Los diputados y delegados no son profesionales, por tanto no cobran salario.


11. En todos los procesos electorales que se han celebrado desde el ao 1976, han participado ms del 95% de los electores. En las elecciones para diputados en 1998 vot un 98,35% de los electores, resultaron vlidos el 94,98% de los votos emitidos, fueron anuladas el 1,66% de las boletas y depositadas en blanco slo el 3,36%.


12. Los Diputados a la Asamblea Nacional (Parlamento) se eligen para un mandato de 5 aos.


13. La integracin del Parlamento es representativa de los ms dismiles sectores de la sociedad cubana.


14. Se elige un diputado por cada 20.000 habitantes, o fraccin mayor de 10.000. Todos los territorios municipales estn representados en la Asamblea Nacional, y el ncleo base del sistema, la circunscripcin electoral, participa activamente en su composicin. Cada municipio elige como mnimo dos diputados, y a partir de esa cifra, se eligen proporcionalmente tantos diputados como habitantes existan. El 50 % de los diputados tienen que ser delegados de las circunscripciones electorales, los cuales tienen que vivir en el territorio de la misma.


15. La Asamblea Nacional elige, de entre sus Diputados, al Consejo de Estado y al Presidente del mismo. El Presidente del Consejo de Estado es Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. Ello quiere decir que el Jefe del Gobierno cubano tiene que someterse a dos procesos electorales: primero tiene que ser electo como diputado por la poblacin, por el voto libre, directo y secreto, y despus por los dems diputados, tambin por medio del voto libre, directo y secreto.


16. Al ser la Asamblea Nacional el rgano Supremo del Poder del Estado y estarle subordinada a ella las funciones legislativas, ejecutivas y judiciales, el Jefe de Estado y de Gobierno no puede disolverla.


17. La iniciativa legislativa es patrimonio de mltiples actores de la sociedad, no slo de los diputados, del Tribunal Supremo y la Fiscala, sino tambin de las organizaciones sindicales, estudiantiles, de mujeres, sociales y de los propios ciudadanos, requirindose en este caso que ejerciten la iniciativa legislativa 10 000 ciudadanos como mnimo que tengan la condicin de electores.


18. Las leyes se someten al voto mayoritario de los Diputados. Lo especfico del mtodo cubano es que una ley no se lleva a la discusin del Plenario hasta tanto, mediante consultas reiteradas a los diputados y teniendo en cuenta las propuestas que han hecho, quede claramente demostrado que existe el consentimiento mayoritario para su discusin y aprobacin. La aplicacin de este concepto adquiere relevancia mayor cuando se trata de la participacin de la poblacin, conjuntamente con los diputados, en el anlisis y discusin de asuntos estratgicos. En esas ocasiones el Parlamento se traslada a los centros laborales, estudiantiles y campesinos, hacindose realidad la democracia directa y participativa.


Esta es en esencia la democracia cubana, el sistema que ha instituido, refrendado y apoya la inmensa mayora de los cubanos. Sin embargo, no pretende imponerlo a ningn otro pas, no blasona de haber alcanzado un nivel de desarrollo democrtico perfecto. La principal cualidad del sistema poltico cubano es su capacidad para el constante perfeccionamiento, en funcin de las necesidades planteadas para la realizacin de una participacin plena, verdadera y sistemtica del pueblo en la direccin y el control de la sociedad, esencia de toda democracia. El Partido Comunista Cubano, que no puede presentar candidatos oficialmente, es el garante de la Revolucin. La gente se expresa en l: lo nutre y alimenta con sus continuas propuestas y discusiones. Pero veamos, adems, cmo se enfrenta la Revolucin, o sea, el pueblo cubano, a los diferentes retos para solucionar la problemtica de todos los sectores sociales.


LA INFANCIA Y LA JUVENTUD


El Estado protege los derechos de la infancia mediante la Constitucin de la Repblica a travs de los diferentes Cdigos, Leyes y Decretos Leyes que de ella emanan. Entre stos se encuentran, el Cdigo de la Niez y la Juventud, el Cdigo de Familia, el Cdigo Civil, y el Cdigo Penal. Cuba tiene un gran nmero de medidas legislativas, judiciales, administrativas y de otra ndole relacionadas con los derechos del nio/a mediante las cuales se regulan los distintos aspectos relacionados con la maternidad, la paternidad y la filiacin en general.


Adscrita a la Asamblea Nacional del Poder Popular funciona con carcter permanente la Comisin de Atencin a la Niez, la Juventud, y la Igualdad de Derechos de la Mujer, la que en materia de proteccin desarrolla sus funciones auxiliando al Parlamento y al Consejo de Estado para una mejor atencin de la infancia, la adolescencia y la mujer.

Los derechos de las nias y los nios cubanos son protegidos mediante el diseo, ejecucin y evaluacin de polticas sociales, programas y proyectos en las reas de la salud, la educacin, la seguridad social y otras, con la puesta en marcha de programas como el de Atencin Materno-Infantil que incluye diversos objetivos y que para su desarrollo han adquirido la estructura de programas; entre ellos, el Programa de Promocin de la Lactancia Materna, el de Reduccin del Bajo Peso al nacer, el Desarrollo de la Perinatologa, Lucha contra las Enfermedades Diarreicas Agudas y las Infecciones Respiratorias Agudas, el Nacional de Inmunizaciones, el de Prevencin y Diagnstico Precoz de Enfermedades Genticas, el de Accin sobre los Accidentes en menores de 20 aos, el de Maternidad y Paternidad Conscientes, el de Prevencin y Control de los Sndromes Neurolgicos Infecciosos y el Plan del Control del Seguimiento del Crecimiento del Menor de 5 aos


Cuba fue el primer pas en firmar la Convencin sobre la eliminacin de todas las formas de Discriminacin contra la Mujer y el segundo en ratificarla. En 1996 cuando rindi su informe el Comit de Expertos de la CEDAW (en espaol, Comit para la Eliminacin de la Discriminacin contra la Mujer), fue reconocida la labor desarrollada en el pas en pro de esos derechos humanos: a pesar de las circunstancias econmicas y polticas en las que se encuentra el pas desde 1989, como resultado de la escalada del bloqueo econmico de los Estados Unidos de Norteamrica, lo cual ha tenido repercusiones serias sobre la situacin de la mujer y la infancia y ha conducido al deterioro de la calidad de vida del pueblo. Sin embargo, Cuba no ha cesado en avanzar hacia el logro de la plena igualdad entre los sexos.

EDUCACIN


El principio bsico es el de la participacin democrtica de toda la sociedad en las tareas de la educacin del pueblo. Este principio reconoce a la sociedad como una gran escuela, manifiesta el carcter democrtico y popular de la educacin cubana, se extiende no slo a las diferentes zonas y regiones del pas y a todas las capas de la poblacin, sino tambin en el hecho trascendente de que el pueblo participa en la realizacin y control de la educacin y en la garanta de su desarrollo. Luego de cuarenta aos, Cuba dispone de un sistema escolar gratuito y de efectiva cobertura nacional

SALUD Y ATENCIN MDICA


En la etapa prerrevolucionaria, la atencin mdica y hospitalaria se caracterizaba por el predominio de servicios de carcter privado y mutualista. Esta modalidad en los servicios de salud impeda el acceso a las personas de ms bajos ingresos, que contaban como nica opcin con las Casas de Socorro, que atendan principalmente los casos de urgencia. Las instalaciones y el personal mdico radicaban fundamentalmente en la capital del pas, donde se concentraba el 65% de los mdicos y el 62% de las camas existentes. En las zonas rurales, prcticamente no exista atencin mdica y se contaba con un solo hospital rural.


Desde el triunfo revolucionario se comenz a trabajar por la creacin del Sistema Nacional de Salud que llev la accin del trabajador de la salud a los lugares ms apartados. El sistema creado comenz a realizar importantes reformas a partir de los aos 60, como parte fundamental de las transformaciones del perodo revolucionario y en respuesta al respeto ms absoluto de uno de los derechos humanos fundamentales de todo ciudadano. Hoy se puede afirmar, como as lo constatan diversos organismos internacionales dependientes de Naciones Unidas, que la atencin mdica en Cuba no es superada en ningn pas de Latinoamrica, e incluso en los Estados Unidos de Norteamrica.

CULTURA


La constante preocupacin de la Revolucin por el desarrollo de la cultura, siguiendo el aserto de Jos Mart Un pueblo culto es un pueblo libre, ha sido un pilar fundamental sobre el que ha descansado el desarrollo de la sociedad cubana en ese campo. Desde el 1961, a slo dos aos del triunfo del proceso revolucionario y como parte de una poltica diseada y promovida por el Estado se llev a cabo la Campaa de Alfabetizacin, que comenz a cerrar la brecha entre ricos y pobres, entre cuidad y campo. A pesar de los significativos logros alcanzados en esta esfera, el pas no obstante se enfrasca en una verdadera revolucin cultural cuyo propsito fundamental es llevarla a todos sus ciudadanos, con la aspiracin de lograr en ellos un desarrollo integral. Para el xito de estas aspiraciones hay un conjunto imponente de instituciones, organismos, empresas o fundaciones, as como bienes e industrias culturales cuya relacin sera tan prolija como impresionante por su variedad y eficacia.


DERECHOS HUMANOS


En su campaa contra Cuba, Washington y la CE pretenden demostrar la incompatibilidad del sistema poltico que establece la Constitucin del pas con algunas de las normas internacionalmente aceptadas en materia de democracia y derechos humanos, y fabricar la imagen de una sociedad intolerante, que no permite la ms mnima diversidad y pluralidad poltica. Para ello cuenta con poderosos instrumentos de propaganda y cuantiosos recursos que utiliza para el reclutamiento, organizacin y financiamiento de grupsculos contrarrevolucionarios, que presenta como oposicin poltica, tanto dentro como fuera del pas. Pero ninguno de esos pases abanderados de los derechos humanos osa pronunciar palabra cuando se le recuerda los millones de personas que en su territorio no disponen de lo mnimo (alimentacin, educacin, vivienda, trabajo y atencin sanitaria). Cuba, sin embargo, ha logrado que ms del 95% de sus ciudadanos puedan disponer de ellos en una medida digna, suficiente, pero que obliga al estado a continuar mejorndolos.

Los mandatarios del llamado primer mundo se niegan a aceptar que los derechos humanos de los que hablan, no son sino los de los empresarios, en su afn por acaparar los bienes y riquezas del pas, a travs de organismos bancarios siempre en manos privadas. Un contrato de hecho entre un gobierno y un colectivo de personas influyentes y con un formidable poder econmico, para el control absoluto de todas las industrias, desde la del armamento hasta la de los medios de comunicacin.


No puedo por menos, para terminar con la cuestin sobre si hay o no hay democracia en Cuba, que recordar unas excelente reflexiones de Marta Harnecker*, destacada psicloga chilena, quien afirma que:


No debemos caer ni en el fetichismo del pluralismo, ni en el fetichismo del partido nico. Hay tipos de pluripartidismo que son puramente formales. Eso ocurre cuando hay dos partidos diferentes con un programa muy similar, como es el caso de los partidos Republicano y Demcrata en los Estados Unidos. Pero esto no quiere decir que esto sea siempre as. Existen formas de pluripartidismo en que los diferentes partidos realmente reflejan distintos intereses de clase, como sucede en algunos pases europeos. De igual modo, el partido nico - que fue un instrumento valioso en algunos pases socialistas - puede derivar, si de l se excluye el debate interno y toda forma de control popular sobre sus militantes (como sucedi en los pases socialistas del Este), en una dictadura del partido. All, ste perdi su carcter instrumental para volverse un objetivo en s mismo, desvinculado totalmente de las masas.

Y qu pensar del tan debatido tema del partido nico en Cuba?. Lo primero que debemos tener en cuenta es la realidad histrico-social que existe en ese pequeo pas, a 90 millas del imperio ms poderoso del mundo, y qu estructura poltica e instrumentos de conduccin ella requera para llevar adelante su lucha por la liberacin nacional y por el socialismo.


Y continuaba lneas adelante tras analizar el proceso revolucionario:


...Por qu hoy, cuando la direccin cubana sostiene que Fidel tiene el inmenso apoyo de la poblacin, no se permite la creacin de otros partidos? Estimo que la siguiente comparacin puede ayudar a comprender el rechazo cubano al multipartidismo: por qu fue tan importante para el futuro de Cuba desbaratar los planes que tena el imperialismo con la invasin de Playa Girn?. Porque era fundamental impedir que se estableciese una cabeza de playa contrarrevolucionaria que permitiese instalar en territorio cubano un gobierno provisional que recibira de inmediato todo el apoyo de los Estados Unidos para ir reconquistando, desde all, el resto del territorio; de la misma manera, permitir la creacin en Cuba de otros partidos polticos en estos momentos en que la correlacin de fuerzas mundial es desfavorable al socialismo, significara aceptar en territorio nacional una cabeza de playa poltica que servira para que por ese canal penetrase toda la propaganda poltica y los recursos de la contrarrevolucin instalada en Miami y del propio gobierno de los Estados Unidos. Sera un absurdo que despus de cuarenta aos de desarrollo independiente y soberano, los cubanos, en aras de satisfacer las demandas de algunos sectores autoproclamados "demcratas consecuentes", cedieran ese espacio a la contrarrevolucin en forma gratuita. Sera una enorme ingenuidad poltica. La historia tiene bastante con la ingenuidad poltica de Gorbachov, que llev al desastre al campo socialista, como para repetir ese error.


Qu duda cabe, y qu decepcin para los agoreros de siempre, que Cuba haya encontrado una democracia que evoluciona de forma constante hacia la plena soberana, Cuba es hoy ms que una verdadera democracia, una sociedad nica, ejemplar y sorprendente, que, incluso sin Fidel, seguir su rumbo hacia ese futuro en el que se vislumbra un mundo mejor, posible, deseable e irrenunciable.




Nota.- Daro Machado naci en Sagua la Grande, Villa Clara, Cuba. Es investigador, miembro del Consejo Superior de Ciencias y titular de la Academia de Ciencias de Cuba, licenciado en Ciencias Polticas en la Universidad de la Habana; miembro de los consejos editoriales de las revistas tericas Cuba Socialista y Contracorriente; integrante del Grupo de Expertos del Programa de Ciencia y Tcnica de la Sociedad Cubana, Retos y Perspectivas; profesor titular adjunto del Instituto Internacional de Periodismo Jos Mart, del Instituto Superior Adriana Corcho y de la Universidad de Ciencias Informticas.

Nota.- Tomado de La Pgina de Harnecker (Rebelin 19 de Mayo de 2002) El Partido nico en Cuba y la cuestin de la soberana nacional. Nacida en el seno de una familia alemana inmigrante que llego a Chile en los aos cuarenta. Tras sus estudios universitarios, viaja a Cuba en 1960 donde queda impactada por la Revolucin, hecho que marca su devenir profesional e intelectual, distancindose de los movimientos catlicos a los que perteneca. Prosigue su carrera de sociologa y sicologa en Paris donde conoce al filsofo marxista Louis Althusser, su gran maestro. Regresa a Chile donde para pagarse los estudios tiene que trabajar como empleada en una librera. Publica Los conceptos elementales del materialismo histrico, de obligada lectura en institutos y universidades. Milit en el Partido Socialista apoyando al gobierno de la Unidad Popular de Salvador Allende, pero tras el golpe fascista de Pinochet en 1973 se ve obligada a exiliarse a Cuba donde trabaj como periodista, profesora e intelectual hasta comienzos del siglo XXI. Actualmente reside en Caracas, donde trabaja para el gobierno de Hugo Chvez.


.
En línea
Leka Diaz de Vivar
-Mesta-
Lder de la mesnada
*

Aplausos: +102/-402
Desconectado Desconectado

Mensajes: 25055



Ver Perfil
« Respuesta #163 : Septiembre 14, 2006, 20:57:22 »


Aragonesista, no por ponerme l entrevista tres veces me vas a convencer ;) .

Inisot en varias cosas queno me respones:

A- como puede haber democracia si no hay libertad de partidos ni de ideologas.

B-Si la publicidad de lso contendientes l aaporta le estado(que es socialista) como habra igualdad entre candidaturas socialistas y no socialistas(si las hubiera).

C-Si del recuento se encarga el estado, quien controla al estado en esos ecuentos??.

Tu afirmas que lo de Franco fu una dictadura, pus bien, lo de Franco lo llamaban "democracia orgnica" y a grandes rasgos era parecidsmo a lo de Cuba, no haba elecciones, sino refeendums(como en Cuba, donde por supuesto Franco siempre tena razn(porque el pueblo espaol estaba con l, te suena este discursito??), y la eleccin de repesentantes tambin se haca verticalmente, de los barios a los pueblos, de lso pueblos a los gobrnadores, etc... y haba proporcionalidad(creo que era familias, sindicato y voto libre) en la eleccin de concejales, diputados y dems.

Vamos, todo muy democrtico, adems, FALTARA MAS ;) se poda postular cualquiera.

Un saludo
En línea

De todos los libros del mundo el que debera ser prohibido antes que ningn otro es el catlogo de los libros prohibidos.(Lichtenberg)
Leka Diaz de Vivar
-Mesta-
Lder de la mesnada
*

Aplausos: +102/-402
Desconectado Desconectado

Mensajes: 25055



Ver Perfil
« Respuesta #164 : Septiembre 15, 2006, 15:25:56 »


http://www.gentiuno.com/articulo.asp?articulo=2167
En línea

De todos los libros del mundo el que debera ser prohibido antes que ningn otro es el catlogo de los libros prohibidos.(Lichtenberg)
Leka Diaz de Vivar
-Mesta-
Lder de la mesnada
*

Aplausos: +102/-402
Desconectado Desconectado

Mensajes: 25055



Ver Perfil
« Respuesta #165 : Septiembre 15, 2006, 15:26:22 »


http://www.gentiuno.com/articulo.asp?articulo=2167
En línea

De todos los libros del mundo el que debera ser prohibido antes que ningn otro es el catlogo de los libros prohibidos.(Lichtenberg)
Huidobro
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +0/-2
Desconectado Desconectado

Mensajes: 2683



Ver Perfil WWW
« Respuesta #166 : Septiembre 17, 2006, 02:09:09 »


Como curiosidad entrad en:

http://www.ondacero.es/

Id a gomaespuma y escuchad: "Ser cubano". Si escuchais el programa del 15 de septiembre podreis escuchar una minientrevista que tiene un cubano de miami con una distriuidora de moviles (celulalres) en Cuba. Es sumamente esclarecedor.
En línea

Páginas: 1 ... 15 16 [17]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!