logologologo
logo ··· logo
Septiembre 19, 2021, 18:02:57 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Fundamentalismo religioso...  (Leído 410 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Fuenlabreo comunero
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 920



Ver Perfil
« : Agosto 02, 2007, 15:17:10 »


FUNDAMENTALISMO RELIGIOSO.... EN LOS ESTADOS UNIDOS.
Jos Ramn Villanueva Herrero.
(Diario de Teruel, 13 abril 2007)


En estos ltimos aos se ha producido en las esferas del poder econmico y poltico de los EE. UU., una creciente influencia de los sectores religiosos ultraconservadores. Curiosamente, el trmino fundamentalismo surgi a principios del s. XX en los EE.UU. para denominar a los grupos cristianos que fundamentaban su fe (de ah su nombre), en la interpretacin literal de la Biblia, a la cual concedan primaca sobre cualquier tipo de normativa o legislacin civil.
Este fundamentalismo ha llegado, incluso, hasta la misma Casa Blanca. Un presidente tan cuestionado como George Bush, recordando su polmica eleccin en el ao 2000, afirmaba: siento que Dios desea que sea presidente. No puedo explicarlo, pero siento que mi pas va a necesitarme. Algo va a ocurrir....s que no ser fcil para m ni para mi familia, pero Dios quiere que lo haga. Por su parte, el general William Boykin, adjunto al Secretario de Defensa, afirm que Bush fue elegido presidente, porque Dios lo puso all para reconducir la poltica mundial. Tal es as que Bush, se considera un enviado de Dios, que es quien le indica el camino a seguir. Por ello, no tuvo ningn rubor en manifestarle a Nabil Shaat, ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina en junio de 2003 que, he sido encargado por Dios de una misin. Dios me ha dicho: George, ve y lucha contra esos terroristas en Afganistn. Lo hice, y entonces Dios me dijo: George, ve y acaba con la tirana en Irak, y lo hice. Resulta preocupante pensar cual podra ser la prxima misin encomendada a George...
Este creciente poder e influencia del fundamentalismo religioso en las esferas de poder de los EE. UU. no es un fenmeno nuevo. De hecho, coincidiendo con los aos en que el movimiento por los derechos civiles luchaba por abolir la segregacin racial en los estados sureos de la Unin, se produjo  una reaccin de los sectores ultraconservadores norteamericanos contrarios a la igualdad y a la integracin racial alegando para ello supuestas razones religiosas. De este modo, mientras algunos predicadores manifestaban que mezclar razas no es intencin de Dios, otros, como el reverendo James F. Burks, negaba el reconocimiento de los derechos civiles a la poblacin afroamericana pues, segn el, la integracin racial sera el preludio del Apocalipsis.
Esta ofensiva conservadora, o mejor dicho reaccionaria, hizo que desde 1964, ao en el que se aprob el Acta de los Derechos Civiles por la que se acababa legalmente con la segregacin racial en los EE.UU., los principales predicadores fundamentalistas optaran abiertamente por vincularse al Partido Republicano. Estos, convertidos en autnticos empresarios de la religin, (Savonarolas mstico- financieros los denomin Mario Benedetti), consideran que este partido era el mejor garante de sus fortunas e intereses y, tambin,  de su sesgada visin del cristianismo. Estos influyentes predicadores nunca critican la agresiva poltica exterior americana, las violaciones de los derechos humanos ni los abusos de las multinacionales, pero hablan, y mucho, del demonio (para ellos, sinnimo de comunismo, sida y aborto) y, tambin, del pecado, sobre todo cuando ste tiene nombre de mujer como fue el caso Mnica Lewinski, tema ste utilizado por los fundamentalistas contra el presidente demcrata Bill Clinton, que no se haba dejado presionar por el poder de los sectores religiosos ultraconservadores. Para ello, abandonando los duros bancos de sus iglesias semivacas, han pasado a utilizar de forma masiva la radio y la televisin para difundir sus mensajes contando para ello con centenares de canales de televisin y varios miles de emisoras locales de radio.
Excepcin hecha de los demcratas Carter y Clinton, la influencia de los predicadores fundamentalistas ha sido determinante en la actuacin de algunos presidentes norteamericanos. Este fue el caso de Richard Nixon, que gan las elecciones con discursos plagados de alusiones a la raza y la religin y que tuvo por asesor y confidente al reverendo Billy Graham. Por su parte, Ronald Reagan estuvo muy influido por famosos predicadores como Pat Robertson, lider de la todopoderosa Coalicin Cristiana, el lobby religioso ms importante de los EE.UU.,  y Jerry Falwell, los cuales reclamaron contraprestaciones por haberle aportado los votos del electorado ultraconservador. Por ello,  le exigieron la implantacin de la oracin en las escuelas pblicas, la supresin del aborto legal y las restricciones de los derechos de los homosexuales, adems de otras medidas contra las minoras tnicas y contra las feministas.
En temas de poltica exterior, tambin han dejado su impronta. Robertson, que dirige la Red de Radioemisoras Cristianas, cuyos beneficios se cifran en 300 millones de dlares anuales y tiene negocios en las minas de diamantes de Liberia en unin del corrupto expresidente Charles Taylor,  fue el que impuls la alianza de Reagan con las dictaduras latinoamericanas, especialmente con la del general guatemalteco Efrain Ros Montt, miembro tambin de la Iglesia Evanglica,  ya que, segn el predicador, ste segua instrucciones de Dios.
Todos estos telepredicadores apoyan con firmeza la alianza de los EE.UU. con Israel. Ello se debe, adems de a intereses geoestratgicos en la conflictiva zona del Oriente Medio, tambin a motivaciones religiosas. En opinin del predicador Pat Robertson, los intentos por parte del mundo rabe de destruir a Israel suponen un plan de  Satn para prevenir el regreso de Jesucristo y ello es lo que explica el firme respaldo del lobby evanglico americano a la poltica proisrael de los EE.UU. En la actualidad, el fundamentalismo religioso americano abandera la lucha contra el islamismo radical en Afganistn e Irak y fomenta una poltica belicista contra los pases que, como es el caso de Irn o Corea del Norte, George Bush ha situado en el Eje del Mal.
Por todo lo dicho, nada bueno puede esperar la Humanidad de la pugna entre fundamentalismos religiosos: no es tiempo de avivar odios entre religiones y culturas sino de tender puentes de dilogo y cooperacin entre civilizaciones. Este es el gran reto que, superando banderas nacionalistas y diferencias religiosas,  debemos asumir en este incierto siglo XXI cuya andadura acabamos de iniciar.
En línea

Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!