logologologo
logo ··· logo
Agosto 14, 2020, 20:46:43 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Instrumentos de la música castellana  (Leído 3613 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Vaelico
Visitante
« : Abril 07, 2007, 07:06:30 »


He recopilado información acerca de los instrumenos utilizados en la música tradicional castellana,algunos son autóctonos de Castilla y otros importados pero igualmente válidos en la realización de nuestra música:


Pito de cuerno de cabra:
Aerófono de bisel construido con un cuerno de cabra.
Lo construían los pastores de dicho ganado.
Se han encontrado varios en la provincia de Salamanca,
aunque es normal que existieran en otros lugares donde
dicho pastoreo era común.
No tienen una afinación determinada
y el número de agujeros oscila entre 3 y 6.









Flauta de 3 agujeros:
Aerófono de bisel
Su escala tonal completa se consigue
sobresoplando la embocadura,
llegando a alcanzar más de dos octavas.
Se tocan
inseparablemente con el tamboril,
uno en cada mano, o más ocasionalmente con el salterio.






Dulzaina castellana:
Aerófono de lengüeta doble.
El tubo sonoro tiene forma troncocónica
y es de madera. En su extremo superior lleva alojado el tudel,
que es una pieza metálica donde se coloca la caña o pipa.
Las dulzainas se acompañan de tambores tipo caja o redoblante
la mayoría de ellas. Y en muchas ocasiones se tocan en grupo,
como ocurre con los dulzaineros.
Son utilizadas en bailes, fiestas, romerías, etc.






Pito castellano:
Es un aerófono de bisel. Semejante a los "tenor recorder" ingleses
o flautas de pico, casi siempre afinados en DO,
y con ocho agujeros.
Se utiliza para los bailes de velada o salón y para las estudiantinas,
pero también lo usaban los dulzaineros para ensayar en casa,
sirviendo a muchos como sustituto de la dulzaina
en los lugares en que el sonido estridente de aquella podía molestar







Gaita serrana de Madrid:
Aerófono con una lengüeta simple. Consta de una embocadura de cuerno de vaca,
un tubo sonoro de madera (usualmente de higuera) de sección cuadrada
y con 3 ó 4 agujeros en la parte superior y uno en la inferior y
un pabellón de resonancia también de cuerno.
Llegó a estar casi extinguido, dado que es un instrumento pastoril,
sin otra función que el propio pasatiempo del pastor.
Este instrumento puede proceder de los "albogues" medievales, d
e similares características pero, como en el caso de la alboka vasca,
no se sabe nada a ciencia cierta.








Gaita de fole:
 Aerófono de lengüetas doble y simple. Consta de dos tubos sonoros,
uno es un tubo largo u "hornión" con una lengüeta simple que da una nota
pedal de acompañamiento y el otro es el puntero, parecido a una dulzaina
y con lengüeta doble que es el que hace la melodía. Ambos tubos van unidos al fol,
de piel de cabrito, empleando las patas para colocar el soplete para inflarlo y el hornión.
El fol sirve de depósito de aire, dando al instrumento el característico sonido continuo.
La construcción y afinación de la gaita de fole es más arcaica y
menos evolucionada que la de las gaitas gallegas y asturianas,
predominando el modo menor en sus tonadas.






Bandurria:
La bandurria es un cordófono punteado
Consta de doce cuerdas (seis dobles) metálicas afinadas por cuartas y
se hace sonar con una púa o plectro. Tradicionalmente forma parte de rondallas
o grupos de cuerda, junto con la guitarra y el laúd, de similares características,
pero con un sonido más grave.








Laud:
Consta de doce cuerdas (seis dobles) metálicas,
como la bandurria , pero el mástil es mas largo que en aquella.
Se hace sonar con una púa o plectro. Tradicionalmente forma parte de rondallas
o grupos de cuerda, junto con la guitarra y la bandurria, dando distintas voces que esta.
También su afinación es por cuartas, como en la bandurria.







Rabel:
cordófono frotado
Es un instrumento pastoril y consta de una,
dos o tres cuerdas afinadas por cuartas o quintas,
según el modelo y se hace sonar con un arco de crines de caballo
al cual se le ha aplicado resina. La caja de resonancia es de madera
y la tapa armónica puede ser de madera, hojalata o piel tensa.
Acompaña canciones de baile, romances y tonadas picarescas.









Violín:
El violín es un cordófono frotado con arco.
Consta de 4 cuerdas de metal o tripa afinadas por quintas.
Es un instrumento "culto" que también se utiliza en la música tradicional,
aunque las afinaciones y formas de tocarlos son distintos a los modos clásicos.








Chicotén:
Este instrumento es un cordófono percutido con una baqueta.
También denominado salterio o genéricamente tambor de cuerdas.
Parece ser una derivación de los salterios medievales,
produciendo el sonido con una baqueta que golpea una serie de cuerdas tensas
sobre una caja de resonancia alargada.
Acompañaba siempre a la flauta de tres agujeros cuando se tocaba en interiores,
dando una nota pedal, grave y rítmica.








Zanfoña:
Este instrumento es un cordófono frotado con rueda.
se hace sonar con un teclado, sin pulsar las cuerdas con los dedos directamente.
Aunque es difícil afirmar que exista una zanfona ibérica como tal,
se han encontrado en Galicia, Castilla, León y Asturias modelos con ciertas similitudes entre si.
La zanfona es un instrumento que proviene de la edad media,
que fue posteriormente un instrumento cortesano y después cayó en desuso,
yendo a parar a manos de ciegos, vendedores de coplas, etc...
Consta de una rueda que hace sonar dos o tres cuerdas "cantantes",
que ejecutan la melodía por medio del teclado
y dos o más bordones que dan una nota pedal continua de acompañamiento







Mirlitón:
Es un membranófono soplado. Consta de un tubo hueco de caña perforada
en el centro y a la que se ha tapado uno de sus extremos
con una membrana de papel de fumar u hoja de cebolla humedecida atadas con un cordel.
En la actualidad la membrana es de plástico.
Al hablar o cantar por el agujero del centro,
la membrana vibra por simpatía con las cuerdas bucales,
modificando el sonido original de la voz.
Es muy utilizado en carnavales.








Pandereta:
Quizá sea, junto con la guitarra, el instrumento más conocido de todos.
Se trata de un bastidor circular de madera con sonajas en pares,
y cubierto por uno de los lados con una piel tensa.
Es  del tipo membranófono percutido.










Pandero cuadrado:
Es otro membranófono percutido. Consta de un bastidor cuadrado de madera
cubierto por ambos lados de piel tensa y
en ocasiones relleno de chapitas, semillas, etc...
para dar un sonido de bordón. Se toca con los dedos,
las manos o los puños y en ocasiones,
con una porra y la mano al mismo tiempo.






Tamboril:
Membranófono percutido, consta de dos bastidores de piel en los extremos
de su cuerpo cilíndrico de madera.
Tiene además un sistema de cuerdas para tensar dichas pieles
y un cordón fino en contacto con la piel -bordón- que realza el sonido con su vibración.
Es tocado con una "porra" o baqueta conjuntamente
con la flauta de tres agujeros en todas sus variedades y
cambia el tamaño dependiendo de la zona geográfica.






Caja o redoblante:
Es otro membranófono percutido. Consta de un cilindro plano metálico
(de unos 10 cm de altura) recubierto en sus dos bases
por dos parches de plástico -antiguamente eran de pergamino- tensados
con unos tornillos y palomillas.
En el parche inferior se fijan unas cuerdas metálicas que actúan de bordones.
En las antiguas eran de tripa o de cuerda de guitarra entorchada.
Se toca con dos palillos y acompaña normalmente a las dulzainas o gaita de fole.
Actualmente los modelos que se utilizan son de batería,
viéndose muy pocos modelos autóctonos. En algunas zonas se denominaba "tambora",
por contraposición al sonido grave del tamboril.











Bombo:
Membranófono percutido, consta de dos bastidores de piel
en los extremos de su cuerpo cilíndrico de madera
De mayores dimensiones que el redoblante y el tamboril,
se toca poniendo las membranas del instrumento de forma vertical
y con una baqueta cuyo extremo está forrado de tela.
Tiene un sonido grave y suele marcar los inicios de los compases de la melodía.
Algunos modelos tienen un platillo en la parte superior.
Acompaña y complementa al redoblante o caja.
Se toca con todo tipo de instrumentos "de calle", como dulzainas y gaitas.








Zambomba:
Membranófono frotado. Compuesto por un recipiente alargado sin fondo,
como una lata, un cántaro, tinaja, etc... sobre cuya boca se dispone
una piel tensa a la que se une en el centro una caña.
Frotada con la mano húmeda provoca una vibración que se amplifica en el recipiente







Carraca:
Idiófono percutido. Este instrumento consta de una rueda dentada
unida a un eje que sirve de asidero. Alrededor de dicho eje,
gira libremente una pieza de madera que sujeta una lengüeta,
la cual suena al entrar en contacto con los dientes de la rueda.










Sonaja:
Idiófono sacudido. Es un instrumento de percusión utilizado
para acompañar el baile y algunos cantos tradicionales.
El sonido se produce al chocar entre si una serie de círculos
recortados de hojalata que están a su vez atravesados por alambres tensos
y sujetos a un bastidor u horquilla de madera.







Castañuelas:
Es un idiófono entrechocado cuyo sonido se produce al
chocar dos piezas cóncavas y ahuecadas de madera atadas
con una cuerda a las manos. Se tocan en con ambas manos.








Tejoletas o palillos:
Este instrumento de percusión consta de dos tablillas
independientes en madera dura, piedra plana o teja,
que se hace sonar colocándolas entre los dedos de una mano y
aplicando un movimiento de muñeca para que repique.
Es un idiófono entrechocado y con él se pueden conseguir muchos tipos de ritmos.






Arrabel:
Idiófono frotado.
También llamado ginebra o huesera, en el caso de estar formada por huesos.
Es un conjunto de cañas, palos o huesos atados entre sí,
que se hacen sonar atándoselos al cuello y frotándolos con una castañuela.








Carajillo:
Es un idiófono percutido. Aunque se trata más de un juguete musical infantil,
se utilizan ejemplares de madera más grandes para acompañar
otros instrumentos como percusión.
Al pulsar la caña y volver a su posición original se produce el sonido





Aparte de los instrumentos ya mencionados,existen otros utensilios cotidianos como los morteros,botellas,cucharas,cencerros...que también se utilizan en la música castellana,y otros casos como el de las panaderas que con una mesa o una tabla y la percusión con puños,manotazos,etc...se consiguen sacar ritmos.
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!