logologologo
logo ··· logo
Septiembre 24, 2020, 20:13:47 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: HISTORIA MIRANDESA  (Leído 2391 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« : Julio 11, 2007, 13:20:45 »


me parece bonito abrir un apartado nico para la historia de Miranda de Ebro. ya aprovecho, y cuelgo una entrevista que ha salido hoy en el correo.

ELISA LVAREZ, DOCTORA EN HISTORIA MEDIEVAL DE LA UNED
Miranda ha vivido muchos vaivenes de soberanas
Fue vasca, navarra, riojana, castellana y musulmana, de ah su personalidad

La historia de Miranda comenz a escribirse hace ya mucho tiempo. De eso no hay duda. Y as lo dej patente ayer en el curso de verano de la UBU, Elisa lvarez, doctora en Historia Medieval de la UNED. Ella fue la encargada de retrotraerse unos cuantos siglos en el tiempo para hablar de la importancia que en su momento tuvo la concesin del fuero por parte de Alfonso VI.
-Territorio y sociedad vistos bajo el prisma del fuero. Cules fueron los cambios ms importantes derivados de ese privilegio?

-Lo ms notable fue la reorganizacin social del espacio, del realengo. El rey consolid una barrera frente a Navarra, poniendo a Miranda como adelantado del Reino de Castilla. No hay que olvidar la concesin de franquicias y libertad y el ascenso social de la poblacin.
-Siempre se ha dicho que Miranda es un cruce de caminos, fue ese el motivo que decidi la concesin del fuero?

- S. La cuenca de Miranda es una zona geoestratgica frente a Navarra, lava y La Rioja. De hecho, todos estos, junto a castellanos y musulmanes la han ocupado histricamente. Sus comunicaciones han sido un condicionante antes y hoy en da y han dado un gran relieve a toda la zona.
-Tras la concesin del fuero, en qu mejor Miranda?

-La villa mejor sus condiciones econmicas. Hubo mercado y ferias que atrajeron a los artesanos, se abrieron rutas hacia el trfico martimo del norte pero tambin en direccin al Mediterrneo y Al-Andalus. Es decir, antes del fuero era una aldea perdida en medio de un espacio y, despus, se convirti en articuladora de ese espacio y centro neurlgico de las comunicaciones.

-Podemos decir entonces que gracias a aquella concesin Miranda es lo que es.

-S su importancia geoestratgica deriva de entonces. Sigue siendo uno de los nudos de comunicaciones ms importantes, no slo lo fue en la Edad Media. El fuero fue el inicio de la importancia que adquiri y an tiene Miranda.

Pasado y actualidad

-Parece que nos empeamos en estudiar la historia nacional e internacional pero nos olvidamos de la ms cercana salvo en momentos puntuales.

-La historia medieval cada da pierde ms inters y eso, que hay muchas cosas de ahora que son herencia de aquel perodo, aunque se hayan transformado.

-Sera necesario potenciar el aprendizaje de la historia local para saber cules son nuestros orgenes?

-S, pero no slo a nivel local. Ahora parece que slo existe la historia contempornea y que muchas veces est mediatizada por los nacionalismos un poco cerrados que hacen que la verdadera historia se mire desde el punto de vista de polticas regionalistas, que desvirtan a veces la propia realidad. Reconocer un hecho histrico no resta mritos a que se reconozca tambin una identidad nacional.

-En un lugar de fronteras territoriales como Miranda, cmo se viven esas polticas regionalistas?

-Normalmente, en los lugares de cruces de camino, como Miranda, su punto de referencia es muy localista. As era en poca medieval y todava pervive. En aquellos siglos, Miranda experiment un vaivn de soberanas y, por tanto, lo que siempre le quedaba era la identificacin con su poblacin y su alfoz. Yo creo que la zona de Miranda se ha identificado ms con la llanada alavesa que era lo ms inmediato. De hecho, parte de su comarca perteneca a lava. Por eso, al final, esa identificacin tan castellana no la tienen tan clara los mirandeses.
En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #1 : Julio 16, 2007, 13:25:44 »


y esto es lo que dice la wikipedia sobre el fuero de miranda de ebro

Fuero de Miranda de Ebro
El fuero de Miranda de Ebro, concedido por el monarca Alfonso VI en enero de 1099, jug un papel esencial en la historia de la localidad y sus habitantes durante buen nmero de siglos y generaciones. Conocedores de su privilegio, los mirandeses se rigieron por la normativa establecida en su Fuero, defendiendo una y otra vez que sus derechos y concesiones les fueran respetados y reafirmados por los poderes dominantes; de ah las sucesivas confirmaciones con que distintos monarcas (Sancho III, Alfonso VIII, Fernando IV) ratificaban el contenido y vigencia del documento original.

Por qu se concedi el Fuero?

El deseo de atraer y asentar la poblacin en un punto ubicado en un importante nudo de comunicaciones (ya en aquella poca lo era gracias a su puente sobre el Ebro), dentro de una franja geogrfica sometida a disputas frecuentes sobre su control poltico entre diferentes coronas, es lo que motiv a Alfonso VI la concesin de este fuero.

El Fuero mirands se asemeja al Fuero de Logroo, promulgado por el mismo rey en 1095, hasta el punto de reproducir textualmente varias de sus normas, modificando otras e introduciendo algunas disposiciones exclusivas para la ciudad. Tanto en este caso como en el riojano, Alfonso VI seala su validez para los pobladores ya asentados y para quienes llegarn en el futuro, debiendo someterse a su articulado tanto los hispanos como los francos, los moros y los judos.

Contenido

Es muy complicado hacer referencia a todo el contenido del Fuero de Miranda de Ebro debido a su extensin. En lneas generales este fuero determinaba medidas de repoblacin, comerciales y judiciales. Entre las medidas otorgadas se encuentran:
 Privilegios a los ciudadanos 
El Fuero inclua la concesin de un extenso territorio, o alfoz, formado por aldeas, huertos, pastos, etc, sobre la cual ejerca su control el Concejo mirands, establecindose la total libertad para que el vecindario usara los pastos, lea y aguas del trmino.
El derecho a sus beneficiarios a comprar, heredar y recibir bienes, sin pagar impuestos por dichas operaciones. Si deban abonar, en cambio, al Seor de la Villa un impuesto anual sobre sus propiedades inmuebles. (tpico de la Edad Feudal)
Privilegios judiciales 
Los vecinos no respondan desde el punto de vista jurdico sino ante el derecho local establecido por su Fuero, de modo que los merinos de Castilla o lava no podan entrar en la ciudad, y la justicia era por tanto impartida por un merino residente en Miranda y nombrado directamente por el Seor de la Villa.
Prohiba que los mirandeses fueran sometidos a "ordalas" o "pruebas de fuego", con los que se pretenda establecer la inocencia o culpabilidad de los acusados en la supuesta creencia de que quienes fueran inocentes no se veran lastimados al sostener, por ejemplo, un metal al rojo vivo.
Se garantizaba la inviolabilidad de los domicilios, al punto de que poda darse muerte sin responsabilidad al merino que penetrase en ellos sin autorizacin expresa.
Exima al conjunto de los mirandeses de responsabilidad colectiva en el supuesto de homicidio cometido en la ciudad o su alfoz, debiendo realizarse diligencias para establecer las responsabilidades individuales.
Salvaguarda el orden pblico persiguiendo hasta con pena de muerte a quienes cometieran delito de Los vecinos gozaran de la exencin de cumplir con las obligaciones militares comunes.
hurto o violacin
Los vecinos gozaran de la exencin de cumplir con las obligaciones militares comunes.
 Privilegios mercantiles 
Estableca para Miranda un mercado semanal a celebrar los mircoles: para participar en el mismo, los vecinos mirandeses haban de pagar una tasa por el paso del pan, la sal y los frutos, estando libres de impuesto el resto de mercancas vendidas en el mercado.
Los forneos que acudiesen a comerciar deban pagar su portazgo sobre cualquier tipo de producto.
La Carta Foral dispona que los habitantes del alfoz mirands podan acudir sin pagar tributo alguno a tres mercados a celebrar en la ciudad en el mes de marzo.
La importancia econmica del Fuero resultaba patente, dado que el derecho a cobrar el tributo del portazgo potenciara el crecimiento local: no en vano Miranda se converta en paso obligado de mercancas y personas entre las mrgenes izquierda (lava) y derecha (Burgos y La Rioja) del Ebro, prohibindose establecer otro puente o barca entre Miranda de Ebro y Logroo para cruzar el ro. En la siguiente cita se muestra el prrafo original del fuero en el que se da constancia de este privilegio.

" ...Omnes homines de terra lucronii, aut de nagera, aut de rioga, qui uoluerint transire mercaturas uersus alauam, aut de aliam terram ultra ebro, aut omnes de alaua, aut de alia terra quacumque uersus lucronium, aut ad nagaram, aut riogam, transeant per mirandam et non per alia loca: si non perdant mercaturas; et de lucronio ad mirandam non sit pons nec barca..."

La interpretacin al castellano moderno sera:

Todas las personas de Logroo, o de Najera o de Rioja que quieran trasladar mercancas al otro lado del Ebro, lo deben hacer por Logroo o Miranda, y no por otro lugar ni siquiera en barca; de otro modo perdern las mercancas.
El documento 
El documento se conserva depositado en el Archivo Histrico Municipal de Miranda de Ebro, data del 24 de febrero de 1298, y tiene unas dimensiones de 665 x 850 milmetros. Se trata de la confirmacin del Fuero de Miranda de Ebro realizado por Fernando IV en dicha fecha, y contiene el texto original de Alfonso VI, as como sus sucesivas confirmaciones y ampliaciones.
Otros datos
En el el fuero de Miranda de Ebro de 1099 se encuentra la primera referencia a La Rioja como Rioiia, apareciendo posteriormente como Riuum de Oiha y Rivo de Oia en el cartulario de Santo Domingo de la Calzada de 1150.



En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #2 : Julio 17, 2007, 14:31:57 »


 Prehistoria en Miranda de Ebro 
En los alrededores de Miranda de Ebro se han encontrado a lo largo de los aos numerosos vestigios prehistricos que nos dan cuenta de la presencia de asentamientos desde el Neoltico. En la vecina localidad de Ameyugo se encuentra la Cueva de Vallojera donde se han recogido cuchillos de silex, punzones y hasta un peine de hueso. De la Edad del Bronce apenas se han descubierto manifestaciones en la zona, a excepcin de cermica en Pancorbo.

A finales de la Edad de Hierro existan en la zona asentamientos de un pueblo centroeuropeo: los autrigones. El yacimiento de Arce-Miraprez se encuentra situado a escasos 3 km de Miranda de Ebro y segn los ltimos estudios, all se ubica Debriga
En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #3 : Julio 17, 2007, 14:40:02 »


El Senado Romano dividi Hispania en dos provincias, Citerior, la ms prxima a Roma y la Ulterior, la ms lejana, quedando Miranda de Ebro en la Citerior. Posteriormente Csar Augusto reforma la administracin provincial subdividiendo en conventus. Miranda de Ebro quedara dentro del Caesaraugustano en la provincia Tarraconense.

Se estima que en el 194 a.C, el cnsul romano Porcio Catn inici el proceso de romanizacin del valle del Ebro desde la costa mediterrnea hasta Miranda. Al parecer los autrigones acataron el dominio romano ya que no se han encontrado ninguna constancia de enfrentamiento
En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #4 : Julio 17, 2007, 14:43:17 »


Los autrigones 
Las poblaciones autrigonas solan estar situadas en entornos naturales favorables y adems estaban fortificadas. Plinio menciona las diez mas importantes del territorio de los autrigones que son : Virovesca (capital), Tritium, Debriga, Uxama Barca, Salionca, Segisamunculum, Vindeleia, Segontia Paramia, Antecuia y Flaviobriga.

Al parecer una de estas ciudades se encontraba muy prxima a Miranda de Ebro; nos referimos a Debriga. Se encontraba en lo alto de un cerro en las confluencias de los ros Ebro y Zadorra. Con frecuencia los romanos solan asentarse cerca de los poblados antiguos sin ocuparlos, pero este no es el caso de Debriga donde al parecer s que aprovecharon.

En 1970 se descubri, durante la construccin de viviendas, una necrpolis y durante los aos 2004 y 2005 se llev a cabo un estudio arqueolgico. [1]

Romanizacin
Hay constancia de que en el ao 76 a.C. los autrigones y los berones se aliaron con Pompeyo para combatir contra Sertorio, pero no consta nada sobre actividades militares en la zona durante las Guerras sertorianas. La constante comunicacin entre romanos y los pueblos antiguos tuvo como primera consecuencia de la romanizacin el uso de la moneda.

Otro de los avances de la romanizacin en la zona de Miranda de Ebro fue la construccin de la calzada romana Ab Asturica Burdigalam (Astorga-Burdeos), o Iter XXXIV, que cruzaba el Ebro junto al ncleo de Debriga, ya que por aquel entonces el ro deba tener zonas pantanosas. Existan tambin otras vas de menor importancia que unan Miranda de Ebro con Puentelarr y Armin.

En la mayora de los casos los romanos optaron por instalarse junto a los pueblos preexistentes, pero en el caso de Debriga decidieron aprovechar la infraestructura. Pese a la gran influencia romana en los pueblos, algunas costumbres pervivieron como es el caso de las religiosas. Por el Edicto de Miln en el 313 se permite libertad de culto en el Imperio Romano.

Entre los siglo III y IV hay una importante actividad econmica en el campo lo que propiciar el traslado de la ciudad a las villas agrcolas. Es el caso de Cabriana donde se asent una de estas villas de las que se conservan reproducciones del siglo XVIII sobre los mosaicos encontrados en aquel siglo. Se conoce a cerca de unos miliarios galos desaparecidos que debieron estar en las calzadas prximas a Ircio y Cabriana, por lo que se puede intuir el dominio del Imperio de la Galia. El descontrol ya iniciado en el siglo III se extender hasta el siglo V donde caer definitivamente el Imperio Romano tras la llegada de los pueblos germanos.

En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #5 : Julio 17, 2007, 14:47:40 »


Historia Medieval: Siglos VI a XV
Sin duda fue la Edad Media cuando Miranda de Ebro se consolid como punto estratgico y comercial. Su situacin junto al desfiladero de Pancorbo y el fuero concedido por Alfonso VI de Len y Castilla en 1099 propiciaron su desarrollo.

Evolucin poltica 

En el 409 vndalos suevos y alanos entran en la pennsula Ibrica cruzando los Pirineos.

En el 416 los visigodos penetran como aliados de Roma, derrotando a los alanos y a parte de los vndalos. Aunque en el 418 se les recoloca en la Aquitania, este abandono llev a los suevos a ocupar buena parte de la pennsula, con capital en Emrita Augusta, la actual Mrida. Tal accin impuls al Imperio Romano a pedir nuevamente a los visigodos, a travs de su rey Teodorico II, la ayuda precisa para controlar Hispania. Las tropas visigodas cruzan los Pirineos y en el 456 capturan al rey Requiario, quedando el resto de los suevos en lo que hoy se conoce como Galicia. El resto de la pennsula pasa a manos visigodas con capitalidad en Tolosa (Toulouse, actual Francia). Las oleadas de conquista se sucedern con posterioridad, pero ahora para ocupar espacios donde domina todava el Imperio Romano.

En el ao 476, los visigodos ya se haban asentado en la pennsula Ibrica y en el 490 termina el grueso de las migraciones desde el norte. Vase Hispania visigoda.

Leovigildo decide lanzar un ataque contra cntabros y vascones, y para ello cre una barrera al norte de Miranda con guarniciones visigticas. Miranda pasar de pertenecer a la provincia Tarraconense para incluirse en el Ducado de Cantabria.

En el 711 se produce la Invasin musulmana de la Pennsula Ibrica. Muza ibn Nusayr llev a cabo la invasin desde el Valle del Ebro haca el oeste, por lo tanto Miranda que d invadida en torno al 714. En este mismo ao se produce la asimilacin-conversin del magnate Casio y su familia que dio origen a la poderosa familia Banu Qasi.

En la Crnica Albeldense se menciona la famosa expedicin que llev a cabo Alfonso I, rey de Asturias por la ribera del Ebro en el ao 757. En dicho relato se refieren las localidades destruidas: Mirandam (actual Miranda de Ebro), Revendecam, Carbonariam, Abeicam (balos, desde donde cruz el Ebro), Brunes (Podra ser Briones pero no es del todo seguro), Cinissariam (Actual Cenicero) y Alesanco. Es la primera vez enla historia que aparece documentado el nombre de Miranda.

La comarca mirandesa sufrir numerosas embestidas por parte de Abderramn I hasta el siglo IX, cuando comienza la repoblacin llevada a cabo por campesinos y dirigido por eclesiasticos. En el ao 804, el obispo Juan de Valpuesta incluye a Miranda y su entorno en la dicesis de Valpuesta, creando en la zona diversos monasterios, como el de San Mams, La Molina o San Martn de Azo, todos ellos en la zona de los Montes Obarenes.

Miranda de Ebro estaba en manos del rey Sancho Garcs IV de Navarra, que tras su asesinato, Vizcaya, Alava, La Rioja y la familia real, reconocieron a Alfonso VI de Castilla como rey, pasando as Miranda de Ebro a manos del Reino de Castilla en 1076. Alfonso VI, para consolidar su poder, concedi a la villa en 1099 el fuero de Miranda de Ebro.

Miranda pasa a manos de diferentes reinos durante el siglo XII. En 1116 el rey Alfonso I de Aragn la conquista junto con otros territorios riojanos. Vuelve a manos de Castilla en 1134 pero slo hasta 1163, cuando Sancho Garcs IV de Navarra extiende su reino hasta Briviesca. Alfonso VIII de Castilla reclamar la villa junto con otras poblaciones.

El 27 de noviembre de 1254, Miranda ver consolidado el comercio con la concesin por parte de Alfonso X el Sabio de la feria de mayo, a la que se sumara en 1332 la concesin por parte de Alfonso XI de Castilla de la feria del ngel.

Durante los siglos XIV y XV, y tras las disputas entre Pedro I de Castilla y Enrique de Trastmara, la villa de Miranda pasar de mano en mano, primero al seoro de Burgos, Hermandad de lava y por ltimo de nuevo al seoro de Burgos en 1493 hasta nuestros das.

En 1358, el conde Don Tello, Seor de Vizcaya, solicit al obispado de Calahorra (Miranda pertenca a dicho obispado) el terreno para construir un castillo en lo alto del cerro de La Picota, sin embargo, las obras de construccin no se iniciaron hasta 1449. [2]

El Fuero de Miranda de Ebro

de Miranda de Ebro, concedido por el monarca Alfonso VI de Len y Castilla en enero de 1099, jug un papel esencial en la historia de la localidad y sus habitantes durante buen nmero de siglos y generaciones.

El Fuero mirands se asemeja al Fuero de Logroo, promulgado por el mismo rey en 1095, hasta el punto de reproducir textualmente varias de sus normas, modificando otras e introduciendo algunas disposiciones exclusivas para la ciudad. Tanto en este caso como en el riojano, Alfonso VI seala su validez para los pobladores ya asentados y para quienes llegarn en el futuro, debiendo someterse a su articulado tanto los hispanos como los francos, los moros y los judos.

En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #6 : Julio 17, 2007, 14:50:10 »


 La formacin de una villa 

La imagen urbana de Miranda de Ebro en los primeros momentos de la Edad Media se corresponda con la de un pequeo ncleo de poblacin situado a las faldas del cerro de La Picota. A medida que fue creciendo la poblacin, la villa fue dotada de un puente que provoc el asentamiento en la orilla izquierda del Ebro, es s, mucho menor que el ncleo original. Adems la ciudad tambin contaba con una muralla que circundaba su permetro y que contaba con 7 puertas de entrada.

Hasta el siglo XIII el obispo de Calahorra fue el encargado de la explotacin del puente (Miranda perteneca en aquel entonces a la dicesis de Calahorra). A partir de este siglo fue el concejo el encargado de su explotacin y mantenimiento. Su estado en muchas ocasiones fue lamentable debido a las embestidas del ro y era entonces cuando el concejo peda ayuda al monarca para su reparacin. El puente dispona de siete ojos y una torre en la segunda pila (al menos desde 1643) que serva para el cobro del pontazgo. Era estrecho y de perfil alomado, caractersticas tpicas de los puentes medievales.

Las iglesias eran otro de los referentes de la Miranda medieval. En el fuero de Miranda se citan dos iglesias juraderas: San Martn en Aquende y San Nicols en Allende, de las cuales slo la segunda llega hasta nuestros das con el nombre del Espritu Santo. En el barrio de Aquende se ubicaban otras iglesias como la de Santa Mara en el cerro de la Picota (antes de la construccin del castillo) y la de Santa Petronila, destruida por el Conde de Salinas. La expansin de la ciudad hizo necesario la construccin de la iglesia de San Juan Bautista. La destruccin de la iglesia de Santa Mara provoc la construccin de un castillo en su lugar.

Junto a la iglesia de San Juan Bautista se abre una gran plaza donde se celebra el mercado de la villa y donde adems se ubica la casa del concejo. Tras la expulsin de los judos en 1492, el concejo se traslad a la sinagoga de la ciudad situada junto al puente
En el terreno comercial, Miranda contaba con un mercado semanal celebrado todos los mircoles. Adems los habitantes del alfoz de Miranda podan acudir a tres mercados durante el mes de marzo sin pagar peaje. Otros mercados tenan caracter anual: las ferias. En 1254, Miranda ver consolidado el comercio con la concesin por parte de Alfonso X el Sabio de la feria de mayo, a la que se sumara en 1332 la concesin por parte de Alfonso XI de Castilla de la feria del ngel.

La sociedad mirandesas estaba dividida en diferentes clases sociales. No se disponen de datos demogrficos, pero si comparamos la poblacin de Burgos (10.000 habitantes a finales del siglo XV) con la de un ncleo rural como el de Miranda nos podemos hacer una idea. En primer lugar estaba la nobleza urbana formada por los hidalgos y caballeros que dominaban el gobierno local y tenan gran poder econmico. En segundo lugar es encontraba el denominado "el comn" que estaba formado por la mayora de los habitantes; se trata de campesinos caracterizados por la escasez de recursos. El clero formaba otra divisin de la sociedad y por ltimo estaban los judos, que aunque no llegaron a involucrarse plenamente en la sociedad, eran una pieza clave por el tipo de actividades que realizaban (tareas agrcolas, artesanales, concedan prstamos...). Vivian separados de la poblacin en las juderas o aljamas hasta que fueron expulsados en 1492.

En línea
rioebro_aitor
Comunero de honor
******

Aplausos: +0/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 893


Ver Perfil
« Respuesta #7 : Julio 19, 2007, 12:59:46 »


La Fundacin Cantera ultima el contenido de su primer encuentro de cultura juda
Es su rplica a la exclusin del ciclo sefard organizado por el Ayuntamiento y el instituto de la lengua
Partir de cero pero volviendo a sus orgenes. La Fundacin Cantera trabaja ya de lleno en el que ser el primer encuentro de cultura juda, que tiene previsto desarrollar durante la segunda semana del mes de noviembre. As lo avanz ayer el secretario del colectivo cultural, Jos Luis del Pie.

Puesto que la ex concejala -en referencia a Rosa Barredo- junto con el director del Instituto castellano y leons de la lengua, Gonzalo Santonja, se tomaron con tanto inters la cultura sefard entendemos que no es cuestin de abundar en lo mismo y por tanto les dejamos que tiren del carro en ese campo y mientras nosotros avanzaremos en otro, ironiz.

Tratarn de crear un marco en el que tengan cabida temas variados de distintas pocas histricas, como los kibut o el origen de Jerusaln. Para abordar algunas de las propuestas les gustara contar en Miranda con el actual premio Prncipe de Asturias de Literatura, una persona que tanto est trabajando por la paz entre los judos y los palestinos, apunt.

Pero para que eso se convierta la financiacin ser un motor bsico. Esperemos poder contar con el respaldo econmico de algunas entidades, porque como no hemos tenido el paraguas del Ayuntamiento desde el principio siempre tenemos que pedir, reproch del Pie.

La ayuda tambin ser necesaria para otros dos ciclos de conferencias que conformarn su calendario de actividades del prximo curso. Estarn dedicados a abordar el terrorismo y los problemas de emigracin e inmigracin.

En papel

Al mismo tiempo seguirn con su actividad editorial. Entre sus propuestas se encuentran un libro sobre la Miranda industrial, el segundo dedicado a las obras de Francisco Cantera (el primero, sobre un judo burgals saldr a la luz en breve) y, como no, sus habituales Estudios Mirandeses, que podran recogerse en tres volmenes distintos.

Y es que ayer, tambin se presentaron los correspondientes a este ao, el nmero 27 que, por primera vez se divide en dos volmenes distintos. Uno con temas propios de la ciudad y su entorno y otro que recopila conferencias sobre otros temas. Se han editado 500 ejemplares de cada uno que se pueden adquirir por 18 euros.

An est pendiente la edicin de un libro dedicado al Centenario de la ciudad y financiado por el Ayuntamiento, sobre el que an no hay fecha de publicacin.
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!