logologologo
logo ··· logo
Diciembre 12, 2019, 05:32:33 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: PELÍCULAS DEL OESTE  (Leído 899 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Maelstrom
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +35/-9
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1091


Ver Perfil
« : Febrero 19, 2008, 12:19:23 »


Bueno, dentro de los géneros de cine más clásicos, como son comedia, drama, terror, etc, hay una serie de subgéneros (o subproductos, más bien) que tienen unas pautas muy definidas y que todas las pelis de este tema cumplen a rajatabla. Por eso da la impresión de que, aunque sea nueva, ya la has visto. Eso es lo que pasa, por ejemplo, con el CINE DEL OESTE.


Éste subgénero, como no podía ser menos, no se escapa de mostrar topicazos y escenas que se repiten a lo largo de sus argumentos.
Para hacer una peli del oeste hacen falta un grupo de actores sin afeitar, sucios y con cara de malas pulgas. Estos harán de malos. Luego uno más guapito y algo más aseado (aunque no demasiado) con muy buena puntería que es el que hace de bueno. Y luego un buen puñado de gilipollas cuya misión principal será esquivar los tiros y mamporros que repartiran los anteriores.
A pesar de la poca higiene de sus protagonistas (lo de cambiarse de ropa ya sería la rehostia) siempre habrá una secuencia en la que uno se baña en una especie de palangana gigante donde rebosa el jabón por los costados (ya lo limpiará la sirvienta o algo). El tipo estará acompañado de una señorita con tirabuzones que casualmente será la más guapa de la historia, (naturalmente no estará comprometida con nadie para hacerlo todo más sencillo). La única diferencia (esencial) entre que esa escena la realice el bueno o el malo, es que este último acaba saliendo por la ventana debido al acoso del bueno que entra de golpe en la habitación. Siempre será un primer piso para que pueda escapar, y casualmente debajo de la ventana estará: el caballo!!!

 
Tras el salto logran (o no) escapar al galope, y digo yo:¿es plausible que un caballo que está tranquilamente tomando el sol, mascando hierba o echándole el ojo a la yegua de al lado, le caiga del cielo (y nunca mejor dicho) un gañán sobre el lomo, le arree cuatro patadas y se ponga a correr? Joder, yo soy el caballo y lo mando a la puta mierda. Que se joda y pille un taxi. icon_lol 
Los malos son muy peligrosos, bueno, al menos el jefe que siempre aparece en algún cartel con una recompensa debajo. Cuando entran en el pueblo (siempre por la calle principal, con dos cojones) los demás se apartan, las ventanas se cierran y siempre hay un local que cierra las cortinas (supongo que para que no entren las balas). Para hacerlo bonito es conveniente que al paso lento de los caballos corran por delante de la cámara algunos montones de arbustos de esos en forma redonda, para dar sensación de calor y agobio.
Los esbirros siempre se ríen, sobre todo con cada gracia que suelte su jefe. Siempre hay un esbirro que acaba recibiendo alguna colleja o algo peor por parte del malo. Es importante que los subordinados no se suban a la chepa y hay que mantenerlos controlados (poco después aparecerían los sindicatos, aunque demasiado tarde para el colectivo de puteados esbirros).
Cuando hay un momento que el malo o uno de ellos huye a caballo y la cámara se queda con el encuadre fijo, sabremos si el bueno acertará el disparo o no por el siguiente detalle: si dispara de manera precipitada varios tiros, es seguro que no le va a dar. El malo escapa. Si por el contrario se lo toma con calma, y con toda su parsimonia saca de la bolsa del caballo un rifle desmontable, lo monta, lo carga y tranquilamente apunta (mientras el otro está tan lejos que casi se sale de la pantalla) es seguro que acierta a la primera, el malo no escapa, cae y el caballo se pone a comer hierba. El tipo está medio muerto y el caballo pasa de él que te cagas!! Si yo fuera caballo haría lo mismo, que conste.


El Sheriff es elemento imprescindible, aunque varía dependiendo si es protagonista o secundario. Si sólo es secundario será gordo y feo, y con su correspondiente dosis de subnormalidad. El ayudante es un jovenzuelo al que le caen todos los marrones. Cuando los dos deben dejar la comisaría nadie se preocupa de cerrar la puerta con llave. No es necesario, porque en la celda nunca hay nadie cuando tienen que salir corriendo.
El ayudante cuando está dentro siempre pondrá los pies sobre la mesa y se echará el sombrero sobre los ojos para dormir. Todos sabemos que es más fácil apagar la luz, pero no, prefiere bajarse el sombrero, el perillán.


DISTINTOS TIPOS DE LOCALES EN LAS PELIS DE VAQUEROS:

-Saloon: Una buena pelicula de oeste debe tener un bar (llamado “Saloon”) con su correpondiente secuencia de pelea. El propietario será un señor bajito y esmirriado, aunque lo esencial es que no sepa defenderse y se eche las manos a la cabeza cada vez que le destrocen el local. Justo detrás del barman se colocará convenientemente un peazo cristal lleno de estantes con botellas, para que cuando estrellen al primer desgraciado se vayan todos los licores a tomar por el culo. Las sillas se partirán en las espaldas sin remisión y siempre habrá alguien dispuesto a salir por la ventana, llenándolo todo de cristales. Muy importante: por muchas hostias que te den, siempre acabarás levantandote.
Otra curiosidad referente a las escenas de bar es cuando el malo entra al local. Siempre llevará un par de esbirros a ambos lados, y en ese instante todos se girarán hacia la puerta al tiempo que dejarán de hablar. Acto seguido el malo se acercará a la barra y pedirá un whisky (que por cierto nunca paga) y el barman que ya se teme lo peor, le sirve no sin cierto nerviosismo patente en un ligero temblor de muñeca.


-La Barbería: Donde siempre hay alguien que en medio del afeitado y con la cara llena de jabón, aparta de un empujón al pobre barbero (que suele ser calvo) y se larga cagando leches. Pero tranquilos que en la siguiente secuencia, y como por arte de magia, el tipo ya aparece con toda la cara perfectamente rasurada. Al barbero tampoco le pagan.

-El Banco: Con su característico empleado chupatintas de la visera y nariz aguileña (una pequeña deferencia encubierta hacia los judíos) controlando la caja, aunque es muy fácil reventar la cámara acorazada con un poco de dinamita y largarse corriendo, con la tranquilidad que supone hacerlo sin policia ni nada, porque los dos vigilantes que suelen hacer la ronda se los cepillan en un santiamén (naturalmente son unos aficionados sin puntería ni nada). En el interior de los bancos se ve gente arreglada y limpia (al contrario de puertas afuera donde todos van guarros hasta decir basta). Se supone que en la entrada hay algún sistema de lavado automático para no dejar el interior perdido de tierra.

-La tienda de comestibles: No es esencial que salga, pero si lo hace siempre acaban llevándose algo sin pagar. Aquí no paga ni Dios, por lo visto.

-La Armería: En la armería hallamos un simpático vejete con gafas redondas que es el que atiende al cabronazo de turno que quiere adquirir algún rifle. El viejo se supone que lleva toda su vida despachando, pero sigue sin darse cuenta que el gañán que acaba de entrar no tiene ninguna intención de abonar sus adquisiciones. Y es tan burro que todavía se sorprende cuando el malo le agarra por la pechera (le resbalarán las gafas hacia la punta de la nariz) y se larga sin pagar. Antes pegará cuatro tiros en la tienda para probar el arma, cosa bastante lógica por otro lado.

Eso es todo por hoy. Pero, todo hay que decirlo, subgéneros repetitivos son tambièn las películas de terror, las comedias juveniles, el cine indpendiente, y no digamos ya las películas románticas...
   icon_rolleyes
En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!