logologologo
logo ··· logo
Agosto 06, 2020, 04:29:29 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
  Inicio normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
  Mostrar Mensajes
Páginas: [1] 2 3 ... 26
1  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: ELECCIONES GENERALES 2015 : Noviembre 25, 2015, 02:22:22
Unidad Popular otra herramienta en la lucha por el cambio de Rgimen   

Hemos escrito muchas veces que el cambio es posible. Hoy lo decimos de la mano de una herramienta que ayudar a este cambio: la Unidad Popular.

Qu cambio?, Por qu Unidad Popular?

Estas preguntas se seguirn respondiendo en la realidad, con la prctica, donde trabajaremos, seguiremos trabajando, en el da a da, en la calle, junto con otr@s muchos, en esa transformacin, en esa unidad popular, que igual ni se autodenomina as, pero lo es, y tanto que lo es!! Llevamos tiempo construyndola.

Izquierda Castellana desde luego est concebida, construida y preparada para intervenir en la organizacin y en la lucha popular, esa es nuestra especialidad y a ello continuaremos dedicndonos en cuerpo y alma, por ser el campo esencial para el cambio de este Rgimen. As, nuestra participacin en lo electoral a travs de Unidad Popular se enmarca en el contexto global de la lucha popular por el cambio de Rgimen. El movimiento popular siempre es el motor de las transformaciones.

En realidad, tod@s sabemos lo que es cambio. Igual cada cual lo define de una manera, pero en el fondo, y sobre todo en lo cotidiano, sabemos que o las cosas cambian o no cambian. De este cambio hablamos.
Un cambio de rgimen en lo poltico, de sistema en lo econmico, un cambio que es real y sobre todo posible. Hay alternativa, por supuesto que hay alternativas.
 
Este proceso, como todos, no va a ser limpio, sin contradicciones, sin problemas, sin miedos, sin dilemas.... Todo ello estar porque est vivo. La cuestin es sobre todo, como hacemos frente a unos problemas, miedos, contradicciones mucho mayores y que son frente a las que surgimos y frente a los cuales tenemos proyecto: las de este Rgimen del 78, neofranquista, de monarqua corrupta, de mafia, de miseria y explotacin, de neoliberalismo que nos asfixia, desahucia, despide, privatiza, que alimenta el machismo, el enfrentamiento entre pueblos, el belicismo
 
Los objetivos del Sistema son finalizar ese ciclo con el menor dao posible para su Rgimen y adems obtener unos resultados en las generales que les permitan seguir profundizando -a travs de gobiernos a su servicio- las contrarreformas sociales, econmicas y polticas puestas en marcha desde hace varios aos, y que desde la UE y el FMI insisten tienen que seguir profundizndose, a lo que habr que sumar la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de la UE con los Estados Unidos (TTIP).
 
Por nuestra parte, los objetivos de l@s comuner@s del siglo XXI, girarn en torno a que el movimiento popular sufra el menor desgaste posible en este ciclo, desde el punto de vista ideolgico y organizativo; a que se consigan algunos avances concretos en lo electoral, siempre al servicio de la lucha popular, y que haya un progreso significativo en los procesos Destituyentes-Constituyentes de los Pueblos del Estado espaol.
 
Proceso Destituyente- Procesos Constituyentes porque sin romper con ese Rgimen no habr cambio.
 
Frente al Rgimen del 78, unidad popular. Frente a su neofranquismo, democracia. Frente a su centralismo e imposiciones, solidaridad entre pueblos y derecho a decidir. Frente a la monarqua, repblicaTomamos parte, y lo hacemos como con aquel lema que empleamos en las elecciones al Senado del 2008 Decimos lo que pensamos, hacemos los que decimos.
Hay unas lneas rojas muy claras, sabemos de qu lado estamos, al lado izquierdo. Ruptura, repblica, justicia social, derecho a decidir.
Tenemos toda una trayectoria como organizacin y un proyecto, firme en lo estratgico, tambin flexible en lo tctico.
Sabemos que somos muchos y muchas las que queremos un proyecto as, las que sabemos, como decamos, que hay ese cambio, o no hay ningn cambio.
 
Sabemos tambin que para frenar la ofensiva neoliberal, envuelta en represin y espaolismo, y lograr desarrollar nuestro proyecto alternativo es necesario sumar, acumular fuerzas.
Y Unidad Popular es una herramienta til en ese sentido. Da un referente poltico y electoral a sectores populares amplios.
 
Las prximas elecciones generales no van a ser unas elecciones ms. En ellas lo fundamental no va a ser quien las gane, porque uno u otro van a seguir llevando a cabo las polticas al servicio de este Rgimen que nos ha declarado la guerra. No hay margen para vas intermedias. En la 1 Transicin, el Sistema y su bloque dominante tenan cosas que ofrecer a un sector muy amplio de la sociedad: mejoras en los sistemas educativo, sanitario, de pensiones, una nueva Constitucin, las autonomas, etc. Muchas de esas cuestiones fueron un fiasco o se quedaron a medias. Pero hoy el Sistema no tiene ni eso, no tiene nada que ofrecer en positivo para las mayoras.
 
As, lo realmente determinante es que haya fuerzas de ruptura con representacin. Sin duda alguna, van a ser un aporte para los procesos constituyentes.
 
A estos dos objetivos, de acumular fuerzas frente a la ofensiva neoliberal y neofranquista y lograr representacin las distintas fuerzas por la ruptura, en el caso de nuestro pueblo hay otro que aadir. Ya hemos comentado en diversas ocasiones la grave factura que paga Castilla por no haber estado presente como sujeto poltico en la Transicin. Nuestro pueblo no puede volver a estar ausente como sujeto poltico en esta crisis de Rgimen.
 
Sobre todo porque hay condiciones para ello. En Madrid y en el conjunto de Castilla, existe un movimiento rupturista en proceso de organizacin y polticamente bastante bien definido y con una gran potencialidad. El Pueblo trabajador castellano vamos tomando conciencia de forma intensa y extensa de nuestra realidad, del papel que jugamos en el Estado Espaol y a nivel general.
 
Nuestra tarea principal, la de los comuneros y comuneras del SXXI, en el plano poltico es la de impulsar el movimiento popular rupturista, hasta que ste consiga su hegemona social, reforzando la lucha por los Procesos Destituyentes-Constituyentes.
En el Estado espaol se han puesto en marcha diversos procesos sociales y polticos, con caractersticas propias, fruto de muchos aos de lucha, pero que tienen un denominador comn: la destitucin del Rgimen actual y la apertura de Procesos Constituyentes. Slo mediante la confluencia de los movimientos rupturistas de los Pueblos bajo jurisdiccin del Estado conseguiremos nuestros objetivos comunes.
En este sentido experiencias como fue Iniciativa Internacionalista o las recientes declaraciones en solidaridad con el pueblo cataln y en defensa del derecho a decidir firmada por las izquierdas soberanistas e independentistas nos parecen ejemplos buenos y necesarios de ello.
La Unidad Popular no se hace en un da, empez aos y aos atrs, en las mltiples experiencias de la militancia, de la lucha social y poltica: asambleas, fiestas populares, luchando contra el fascismo, haciendo huelgas y manifestaciones, solidarizndonos con quienes sufren la represin, tendiendo manos internacionalistas, llevando a cabo un trabajo feminista, pegando carteles en las calles, okupando centros sociales, ... Estas son nuestras armas y estn muy cargadas, cargadas de ganas, de ilusin, de potencia, de inteligencia, de futuro, de corazn, de unidad popular.
 
La unidad popular ser lo que hagamos que sea. De nosotras y nosotros depende. Por nuestra parte estaremos para que cada da sea mas Unidad Popular. Y contamos con que somos much@s quienes vamos a remar en esta direccin.
Lo que tenemos delante es una gran responsabilidad, y l@s comuner@s del siglo XXI la asumimos. Ni queremos, ni podemos mirar para otro lado. Mirar de frente y con ganas a la lucha conjunta de pueblos, mujeres y sectores populares, que hacen que la victoria sea posible A por ella! Hagamos unidad popular!


http://www.izca.net/index.php?option=com_content&view=article&id=11032:izquierda-castellana&catid=8:editorial

2  Foros de Cultura y Deporte Castellano / Foro de las Letras y la lengua Castellanas / Re: TIPOGRAFA CASTELLANA : Octubre 21, 2015, 17:17:58
Estoy buscando una tipografa castellana para una cosilla. Alguien sabe de alguna de libre acceso?

Gracias.
3  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: [Elecciones munic y auton 2015] Candidaturas castellanistas y actos : Abril 20, 2015, 03:15:29
El candidato de Segovia en Comn (antes Ganemos Segovia) se llama Rubn Rincn, no Rubn Rico.
4  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: II Homenaje a l@s comuner@s de Mora (Toledo) : Abril 08, 2015, 16:49:18
Sizo, me alegra ver que has vuelto por estos foros. A m no me chirra que estn IU y UJCE, me parece perfecto que cada vez ms gente se acerque al castellanismo de izquierdas. Espero verte este domingo por Mora que hay que hacer castellanismo por nuestras tierras.
5  Foros de poltica y actualidad / Villalar 2019 / Re: VILLALAR 2014 : Abril 25, 2014, 21:27:29
http://www.izca.net/index.php?option=com_content&view=article&id=7113:ultimo-cero&catid=8:editorial
6  Foros de poltica y actualidad / Villalar 2019 / Re: VILLALAR 2014 : Abril 16, 2014, 16:53:29
http://villalar2014.org/

7  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Homenaje a las y los Comuner@s de Mora. Sbado 12. : Abril 10, 2014, 00:49:10


http://juventudrebelde.org/index.php?mact=News,cntnt01,detail,0&cntnt01articleid=924&cntnt01returnid=56

8  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: Columna castellana en las Marchas de la Dignidad del 22M : Marzo 23, 2014, 20:26:40
La manifestacin era por columnas geogrficas y una de ellas era la castellana y en ella, al igual que imagino que en las dems, se clamaba por la dignidad de la clase trabajadora, por la justicia social y contra un sistema y un rgimen que nos agreden.

Ni reivindicaciones personalistas, ni de chiringuito poltico ni dems, ... que otras u otros lo hicieran no lo s, ell@s veran si fuera as.

Lo importante es la fuerza demostrada ayer, el ver que no est todo perdido, que hay esperanza y las ganas que hay de derribar este rgimen y sistema antipopulares que no nos dejan vivir... Y que lo vamos a conseguir.
9  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Columna castellana en las Marchas de la Dignidad del 22M : Marzo 21, 2014, 17:53:33
Columna castellana en las Marchas de la Dignidad del 22M
(Agradecemos la difusin)

La manifestacin del 22M ser de Atocha a Coln a las 17h. Se organiza en columnas de los distintos pueblos participantes.

Y la cita de la castellana es: 16h plaza de Atocha esquina Cuesta Moyano.

Trae tu pendn comunero, tu bandera feminista, republicana...!


10  Foros de poltica y actualidad / Actualidad castellana / Re: Esos peligrosos castellanistas... : Febrero 19, 2014, 11:39:58
http://juventudrebelde.org/index.php?mact=News,cntnt01,detail,0&cntnt01articleid=891&cntnt01returnid=56

De medios de comunicacin, violencia y rupturismo

Nuestra posicin general, desde hace aos, ha sido procurar no entrar al trapo de la bazofia intoxicadora que la prensa del rgimen ha venido vertiendo regularmente sobre Yesca. La frecuencia con la que los medios nos aluden se ha ido incrementando exponencialmente en paralelo a la clarificacin de la lucha popular en torno a dos lneas ideolgicas claramente contrapuestas, que aunque hayan podido compartir consignas genricas han demostrado en la praxis sus abismales diferencias: por un lado la lnea abiertamente rupturista con el sistema surgido de la Transicin, de la que formamos parte activa dentro de nuestras limitadas capacidades; por el otro, el complejo mundo  reformista y sus mil terminales. Si emitimos este comunicado ahora no es para apresurarnos a desvincular a Yesca de ninguna acusacin de la prensa ni para renegar de nuestra responsabilidad con la juventud de nuestro pueblo (acabramos!), sino para aportar algn elemento a la reflexin sobre el papel que juega la criminalizacin como fenmeno consustancial a la represin.

Es sobradamente conocido que el proceso de criminalizacin de los movimientos sociales, de las alternativas polticas, de los colectivos y compaer@s que luchan de manera ejemplar, etc. se articula esencialmente, aunque no exclusivamente, como antesala de la represin, instrumento del enemigo para deshacerse de la oposicin que no se logra acomodar de ninguna manera en el seno del propio sistema. La criminalizacin allana el terreno produciendo aislamiento o rechazo  social hacia el objeto o sujeto a reprimir. Hemos visto infinitas veces la maniobra de separar concienzudamente las respuestas controladas y amables con el rgimen de aquellas que lo perjudican, tambin sembrar cizaa entre los buenos manifestantes y los radicales agitadores o confundir sobre lo que es legal y lo que es legtimo. Despus de esa insistencia sobre la encarnacin con nombres y apellidos del mal absoluto, no es extrao que se produzcan todo tipo de cazas de brujas en el seno del movimiento juvenil, en el feminista, el antifascista, en la Coordinadora 25-S, en las organizaciones de la izquierda de los pueblos, en el sindicalismo combativo, etc. Por eso es tan importante gestionar redes de apoyo y normalizar los discursos, impidiendo que nos desarraiguen de nuestra gente o que los pongan en nuestra contra. Que el rgimen necesita ms que nunca la represin se evidencia en el nmero de detenciones, multas, procedimientos judiciales o cargas policiales de los ltimos meses y sobre todo en el Proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. Pero fundamentalmente se evidencia en el avance cualitativo y cuantitativo de las posiciones correctas: la contundencia y el crecimiento del rupturismo en el seno del movimiento popular, de la asuncin cada vez mayor de una lnea ideolgica y estratgica que no es asimilable de ninguna de las maneras por el rgimen monrquico, espaolista, patriarcal y neoliberal, sino que est dispuesto a combatirlo hasta las ltimas consecuencias.

Por supuesto, la violencia o lo que ellos pretenden hacer pasar por violencia- no es el eje central de las preocupaciones del rgimen, pero el amparo, la justificacin o la promocin de la violencia por parte de radicales es el leitmotiv perfecto para explotar la criminalizacin, el aislamiento social y la represin, mientras a su vez desva la atencin sobre el conflicto de carcter poltico que subyace bajo cada movilizacin. Se ha dicho insistentemente por nuestra parte que violencia es ser desahuciad@, cobrar 600 euros, exiliarse por imperiosa necesidad, no tener acceso a servicios pblicos, vivir arrastrado en la indigencia, la maternidad obligatoria o ser recibido a balazos en la frontera todo ello es la innegable violencia terrorista que cotidianamente padecemos la mayora social. Pero si nos ponemos al nivel semntico que al enemigo le interesa manejar, en el cual la nica violencia es la que ejerce el manifestante que se defiende de la miseria -por cierto, violencia condenada unnimemente por todos los tertulianos de todas las cadenas y peridicos-, toda la pantomima se desmonta rpido. Para darnos cuenta de lo barato que es ese argumento desacreditador, no hay que ser muy perspicaz a la hora de contrastar el tratamiento meditico de fenmenos con algn parecido. La oposicin ucraniana o venezolana encuentra en los medios de comunicacin del Estado espaol una amplia comprensin y simpata pese a su carencia de pacifismo, mismo pacifismo que exigen y reclaman para el movimiento popular en Castilla, especialmente en Madrid. Lgicamente, lo que le importa a esos medios y a quien los controla no es la paz, ni la democracia ni el respeto a los Derechos Humanos, sino en qu embarcacin y con qu rumbo navegan los sujetos sobre los que hay que informar o desinformar en cada caso.



 

El asunto de relevancia no es que quieran apartar a la juventud rebelde de nuestra modesta organizacin o de otras, que no deja de ser un objetivo secundario; la cuestin de fondo radica en que se pretende desacreditar y desarticular la lnea estratgica de la ruptura con el Rgimen del '78 por medio del hostigamiento inmisericorde a los colectivos que la defienden, mientras que se afanan en promocionar mediticamente nuevas quimeras que den oxgeno a la lnea reformista, que cada vez est ms debilitada y tiene menos ofertas atractivas para la gente del comn. Es un buen ejercicio terico preguntarse por qu distintos proyectos que a priori parecen tener significativas semejanzas reciben tratamientos tan diferentes por los medios y por las instituciones: unos nos llevamos la criminalizacin -sin posibilidad de rplica- y la represin mientras otros obtienen publicidad y complacencia. Las organizaciones, las marcas, las siglas se pueden reemplazar con relativa facilidad y para nosotr@s no son sino una herramienta al servicio de nuestro pueblo. Sin embargo, perder la batalla frente al reformismo como ocurri en la Transicin tendra consecuencias absolutamente nefastas; y para vencer esa batalla hay que imponerse a su vez a los grandes medios de comunicacin, a sus tertulianos y columnistas y a los muchos intentos de criminalizacin y represin del movimiento popular que iremos viendo crecer en los prximos tiempos.

Por ltimo, hacemos un llamamiento a las organizaciones criminalizadas, en especial a las juveniles, a mantenerse firmes y alerta frente a estas maniobras y a entenderlas como una muestra ms de la debilidad del rgimen. Unid@s lograremos derrotarlo.

Yesca, febrero 2014
Páginas: [1] 2 3 ... 26
Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!