logologologo
logo ··· logo
Junio 18, 2019, 19:36:51 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Vuestras pensiones futuras  (Leído 389 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Tizona
Lder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-268
Desconectado Desconectado

Mensajes: 3887


CASTILLA Y LEON


Ver Perfil
« : Abril 16, 2012, 18:03:05 »


De una fuente que no os gustar. Leed y luego os digo de donde lo cort y pegu

"Los sistemas de pensiones pblicos o de reparto como base del sistema de bienestar y de redistribucin de renta.
Una de las exigencias principales que estn haciendo a los gobiernos para, supuestamente, poder solucionar la crisis de la deuda, volver a crecer y a generar empleo es la reforma de los sistemas de pensiones pblicos o de reparto como el espaol.

Un sistema de reparto es aquel en que se da una contribucin y un pago anual simultneo, esto es, las prestaciones de cada ao se pagan con lo que se ingresa por las cotizaciones del mismo periodo a cambio de conceder a cada cotizante el derecho a percibir una pensin futura con cargo a los trabajadores futuros.


Sin embargo este sistema no guarda relacin directa con el sistema fiscal como en estos momentos se pretende hacer creer, ya que existe una caja nica en la que se ingresan las aportaciones de empresarios y trabajadores para sufragar las pensiones contributivas.


En realidad, el hecho de intentar atribuir las causas de la crisis a quienes no las han causado, ni tienen relacin con ella, como son los sistemas de pensiones pblicos, no es ms que la constatacin prctica que las reformas del sistema de pensiones, de la sanidad y de la educacin no son el instrumento que se usa para salir de esta crisis, sino que esta crisis (cuya gravedad no es ms que la consecuencia del sistema econmico establecido estas ltimas dcadas) es la excusa para lograr el objetivo ltimo de desmantelar el estado del bienestar que posibilita la existencia de los estados nacionales, con la desaparicin de estos y la instauracin de organizaciones supranacionales en los que manden sean los intereses del gran capital, en nuestro caso la Unin Monetaria Europea.


Unin Monetaria Europea que a inicios de este ao mando al gobierno espaol realizar una reforma elevando a los 67 aos la edad de jubilacin y aumentando el periodo para calcular la pensin desde los 15 hasta los 25 aos, cambios que provocarn una importante disminucin en la cuanta de las pensiones a percibir por los pensionistas futuros.


Sin embargo tras la justificacin inicial de que esta reforma mejoraba la contributividad del modelo, (la relacin entre lo que aporta y lo que se cobra) enseguida se pasaba a afirmar que esto tan solo era un remedio temporal, mientras se solucionen los problemas de fondo, esto es, mientras modifican la naturaleza del sistema de pensiones.


De esta manera las reformas legales que oficialmente tratan posiciones exclusivamente paramtricas (periodo de clculo, edad legal etc.), son utilizadas para cuestionar y modificar de manera implcita y oculta lo sistmico (el propio sistema de reparto), acompaando a todas lar reformas medidas fiscales extra para impulsar cada vez ms las pensiones compensatorias privadas voluntarias.


Sistemas privados de pensiones complementarios que se han desarrollado ampliamente por el temor propagado desde finales de los ochenta cuando junto a la introduccin de estos sistemas privados se empez a desprestigiar ideolgicamente los sistemas pblicos sin que la propia poblacin se diese cuenta de que la inicial sustitucin parcial del mtodo de reparto por el de capitalizacin acaba abocando a un predominio total del de capitalizacin.


La reduccin progresiva de las pensiones pblicas es imprescindible para que pueda crecer a su vez progresivamente el sector privado mediante una transformacin del actual sistema hacia uno mixto de dos pilares, primero un pilar  financiado individualmente y gestionado de forma privada mediante la proporcin del sueldo que antes eran cotizaciones sociales, eliminando estas.


Y un segundo gestionado pblicamente y financiado va impuestos dirigido bsicamente a proporcionar asistencia social para los que no pueden pagar un fondo privado.


Ya a propsito de esta ltima reforma se ha empezado a leer y or, en sus medios de desinformacin y control de masas, el que estos seguros privados pasen a ser en un futuro obligatorios.


Un cambio del sistema de reparto por uno de capitalizacin que segn sus propios defensores, elevara el desarrollo de los mercados financieros posibilitando el aumento del crecimiento econmico por la reduccin de los tipos de inters que implicara ese aumento de la tasa de ahorro.


Ya en el primer artculo sobre las pensiones se trat que lo se busca es la constitucin de un nico mercado de capitales dentro de la zona euro, para lo que es necesario los grandes flujos de capital que permanentemente proporcionaran los fondos privados de pensiones; as como las consecuencias que tendra la incidencia del tipo de crecimiento econmico que nos ha llevado a esta situacin.


Enlace al primer artculo sobre la reforma de las pensiones.


En el fondo, la lucha poltica e ideolgica sobre el modelo de pensiones, con la crisis econmica de fondo, no es ms que una manifestacin ms de la lucha por la distribucin de la riqueza social producida en la que la que la progresiva implantacin de los sistemas privados no es ms que un paso ms en la preeminencia de los intereses del capital financiero en detrimento del los trabajadores asalariados que definitivamente quedarn desprotegidos e indefensos ante la desaparicin de los estados nacionales por la imposicin del gobierno de los mercados financieros globales, no elegidos, ni controlados por la poblacin.


De este modo partiendo de un hecho real como es el envejecimiento de la poblacin se pretende hacer creer que el sistema de reparto es en si mismo una estafa piramidal, algo que en primer lugar es injusto porque el que ha disminuido drsticamente el nmero de nacimientos de la poblacin espaola es el propio sistema poltico con la continua erosin de la institucin familiar y el holocausto abortivo de la poblacin blanca (y en este caso concreta de la poblacin blanca espaola) durante las ltimas dcadas.


Y es que en segundo lugar tampoco es cierto porque el sistema de pensiones pblicas espaol puede y es sustentable en la medida que se desarrolle y proteja sus cuatro variables fundamentales en el que el nmero de afiliados solo es una de ellas, las otras tres variables son el nivel ptimo de los salarios base de las contribuciones, nmero de pensiones y el volumen de prestaciones a cobrar. De esta forma el sistema de reparto tiene una rentabilidad implcita derivada no solo del crecimiento demogrfico (nmero de cotizantes), sino tambin de su base de cotizacin, crecimiento econmico (productividad).


Por el lado de los ingresos el modelo es sustentable en la medida que el empleo crezca, y cuanto ms crezca mayor y mejor ser la relacin afiliados/pensionistas. El modelo es sustentable en la medida que los salarios sobre los que se calculan las cuotas sean lo ms altos posibles, de forma que el volumen de las cotizaciones puedan cubrir mejor el volumen total de las pensiones a pagar.


Por tanto, el problema de las pensiones pblicas no es tal, sino tan solo un problema laboral, en concreto, el problema especfico del sistema de pensiones pblicas espaol en comparacin con otros pases europeos es que se basa en niveles salariales relativamente menores que gran parte de los pases europeos por lo que el sistema de pensiones espaol genera beneficios ms bajos: las tasas de reemplazo reflejan la capacidad de sustitucin del salario que tiene el sistema, pero no su capacidad comparativa de compra. Esto explica la divergencia entre la generosidad del sistema en trminos de la tasa de reemplazo tericas y el nivel comparativamente bajo de gasto per cpita en paridades de poder de compra, con los otros pases europeos.


De ah que sea precisamente la polarizacin en la distribucin de la renta, en todos los pases en general y especialmente en Espaa por la continua y acelerada disminucin de las rentas del trabajo a costa del incremento de las rentas de capital que ha propiciado la estancia en el Euro y la irrupcin de millones de inmigrantes que como mano de obra barata han destrozado el mercado laboral espaol, (y lo va a seguir destrozando an ms con la nueva reforma laboral, de hecho esa es la razn del manteniendo en este momento de crisis a tantos millones de inmigrantes claramente innecesarios y altamente costosos en trminos de gato pblico).


El reemplazar los afiliados nacionales no nacidos por inmigrantes, no es ms que una solucin cortoplazcista al problemas del nmero de afiliados (el cual solo es una de las cuatro variables del sistema de reparto) ya que esos nuevos cotizantes hoy son los nuevos pensionistas del maana, cuando por otro lado son precisamente la inmigracin masiva y descontrolada la que en trminos econmicos al hundir de forma continua los salarios base del sistema de pensiones pblico los que ms en riesgo lo han puesto.


Puesto que la mayora de los fondos a la Seguridad Social proceden de las rentas del trabajo, la disminucin de este tipo de rentas ha afectado a los ingresos a la Seguridad Social de ah que la cuestin clave del mantenimiento del sistema de pensiones pblico sea el establecimiento de un sistema econmico en el que haya una justa redistribucin de las rentas del trabajo y del capital mantenible en el tiempo, lo contrario a lo que sucede ahora.


Pero incluso, con este condicionamiento, las pensiones pblicas podran seguir siendo sustentables mediante otras vas de financiacin va impuestos generales, la excusa que a tal propuesta se da para no hacerlo, el que  tal aumento tendra efectos muy negativos sobre el empleo y la inversin, es claramente debatible con ejemplos prcticos de pases que con elevada carga fiscal, tienen tasas de desempleo muy bajas.


En algn momento las pensiones pblicas podran ser financiadas va impuestos generales, en el mbito pblico no siempre es necesario que los ingresos y los gastos especficos sean iguales. El resto de gastos del sector pblico no tienen unos ingresos correspondientes concretos dirigidos a financiarlos, sino que se financian con los presupuestos pblicos va impuestos. Acaso a los gastos de justicia, obras pblicas, los de la casa real, senadoetc se les exige un presupuesto propio equilibrado con sus propios ingresos.  Por qu todos estos gastos no pero los gastos en pensiones pblicas si?.  En la crisis actual, Cmo se van a financiar los ingentes gastos de rescate de los capitales financieros?.


Adems otro aspecto que no se tiene en cuenta es que el incremento de la riqueza producida de la cual puede extraer el estado ingresos va impuestos es fruto de la actividad del conjunto de la sociedad pasada, y en especial del trabajo de los que hoy ya son pensionistas, una mayor riqueza que se traduce tanto en rentas del trabajo como del capital, nadie puede dudar de que la productividad de un empleado de hoy es sustancialmente ms elevada que la de un trabajador de hace treinta o cuarenta aos, bsicamente por los avances tecnolgicos, no estn los propietarios del capital disfrutando tambin de los resultados de inversiones pasadas realizadas debido a la actividad de los mayores actuales?.


No es verdad que no haya dinero para los servicios pblicos, nuestras sociedades  producen cada vez ms riqueza, sino la cuestin es como se distribuye esta nueva riqueza, ya que en la sociedad actual con la precarizacin laboral  y la extensin de desempleo, cada vez es ms difcil para el conjunto de la poblacin asalariada acceder a un salario relativamente digno y por lo tanto el poder acceder a una pensin de jubilacin en el futuro.


Al ser las estas pensiones la fuente de renta ms importante de los jubilados por su incompatibilidad con la actividad laboral obligar en el futuro a tener que alargar la vida laboral casi hasta la muerte al no poder acceder a una pensin de jubilacin digna rompiendo el acuerdo o contrato intergeneracional por el que las generaciones activas dan soporte a las jubiladas a cambio de un compromiso de que cuando alcancen la edad de jubilacin tambin ellos recibirn la pensin. El compromiso social implcito en el que se basa el sistema pblico de pensiones que es el nico que puede proteger a los perceptores futuros de la capacidad adquisitiva de su pensin al protegerlas frente a la inflacin por el mantenimiento de los salarios reales constantes."

En línea

Ap.3,16 "...puesto que eres tibio, y no frio ni caliente, voy a vomitarte de mi boca."
 
"Ni el Rey oficio, ni el Papa beneficio" (Escudo de Medina del Campo)
http://img42.imageshack.us/img42/7908/072020118209302020signo.jpg
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!