logologologo
logo ··· logo
Agosto 26, 2019, 10:44:58 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: César Alonso de los Ríos - "Castilla, desde el Mirador de Campos" (1988)  (Leído 2878 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Maelstrom
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +35/-9
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1091


Ver Perfil
« : Marzo 31, 2014, 17:01:28 »





El campo de Castilla la Vieja es ya literatura. Para comprobarlo suben las gentes al Mirador de Campos, en Autilla, a unos kilómetros de Palencia. Por los lejanísimos bordes sangra la tarde y se amorata el cielo. El espíritu entra aquí en combate con la llanura en ansias de infinitud.
Castilla la Vieja es una tentación literaria, una propensión a la estética, pero también, con frecuencia, una invitación a la fuga de la realidad: la de los pueblecitos esparcidos sobre este inmenso mantel, como rebojos de pan o sobras de un festín que quizá tuvo lugar alguna vez.
De Castilla se ha hecho un absoluto estético que oculta el absoluto desastre material: los veintidós habitantes por kilómetro cuadrado en Palencia no dicen nada sobre el envejecimiento de la población. Castilla ha sido instrumentalizada para la fabricación de mitos nacionales y para la construcción del resto de España. Eso sí, el instrumento se ha ido tornando cada vez más escueto, traslúcido casi, pura idea. Unas veces se recurrió a él para extraer el mínimo de nacionalismo que se consideraba necesario y otras para culparlo, por lo mismo, de los males colectivos. Un día Castilla la Vieja podría llegar a despoblarse del todo y aún se la seguiría utilizando: pura tierra, bien o mal mostrencos, según los casos.
La propia memoria de Castilla ha sido maltratada. Tardíamente los historiadores han restaurado el sentido de la Revolución Comunera. Por los campos que se avistan desde este mirador corrió la rebelión antiseñorial y democrática. En las cercanías de Villalar terminó para siempre la Castilla que se había ido construyendo desde el mozarabismo. « Vierais todos aquellos campos de Villalar llenos de armas y cadáveres. Fue mayor el número de muertos que el de combatientes », escribía en latín Juan de Maldonado en su informe al Rey. No sólo en Villalar fue vencida Castilla, sino en la memoria histórica -doble derrota-, ya que la gesta fue posteriormente desfigurada. A partir de entonces, Castilla pasó a la disciplina del nuevo Estado y fue desangrada en nombre del Imperio. Pero, aun mortecina, podía dar más de sí misma. Y a ella acudieron, después del Desastre, los hombres del 98, periféricos ellos, para rebuscar entre sus cenizas, para encontrar respuestas ante tal desgracia. En las formas se buscaban resortes ascéticos; en las tierras, recursos místicos. Los del 98 inquirían en la sumisión de estas gentes un poco de fe; en las ruinas, materiales para el edificio nacional; en los clásicos, un poco de luz: « Ruinas perdidas en el campo / que lecho de mar fue antes de hombres », escribió Unamuno. Los hombres de los pueblos de Castilla la Vieja se derrumban sonoramente, son como ríos que van a dar a la muerte: Villalcázar de Sirga, Carrión de los Condes, Cervera del río Pisuerga, Paredes de Nava, Espinosa de Villagonzalo o, en otras provincias, Madrigal de las Altas Torres, Peñaranda de Duero, Salas de los Infantes...
La instrumentalización ideológica de Castilla – por que la material ya resultaba imposible – proseguiría en las vísperas de la Guerra Civil última y aún después de ella. El pensamiento conservador y autoritario convirtió los andrajos en uniformes negros y capas pluviales. El centralismo rebañó de hombres la Meseta pero, aun así, Castilla la Vieja seguía apareciendo como la protagonista de la opresión de los otros pueblos hispánicos, ella corita y aterida de frío.
Chivo expiatorio, en sus espadañas han colgado todos los trapos sucios de la historia colectiva española: los de la Inquisición, los de la intransigencia, los del casticismo, los del despotismo no ilustrado...
Esta imagen tan escasamente sugestiva e irónicamente sostenida por su inanidad demográfica y económica, no iba a dejar de hacer mella en los propios castellanos. Una injustificada culpabilización colectiva. Por ello, cuando llegó la democracia y con ella el reparto autonómico, cundió un movimiento centrífugo, de desagregación, de desafección. Se le regatearon a Castilla la Vieja los propios límites de su concepto. Hubo quienes pretendieron que Segovia dejara de ser parte de ella. Y muchos leoneses, del mismo León, soportan hoy de mala gana la compañía de Castilla la Vieja en la misma comunidad.
Desde el Mirador de Campos, el paisaje va transfigurándose a medida que cambia la luz de la tarde. La belleza comienza a producir una especie de angustia. Pero advierto que este estado de ánimo no está exento de un viejo y dolorido sentir.





César Alonso de los Ríos - "Palencia, alta es Castilla" (Los libros del tren / RENFE, 1988)
« Última modificación: Marzo 31, 2014, 17:16:28 por Maelstrom » En línea
Torremangana II
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +75/-314
Desconectado Desconectado

Mensajes: 5707


Nationale Hispanicus Castellanicus


Ver Perfil
« Respuesta #1 : Marzo 31, 2014, 21:43:54 »


Citar
Castilla la Vieja seguía apareciendo como la protagonista de la opresión de los otros pueblos hispánicos,


¿Cómo que seguía? Y sigue. Y no solo Castilla la Vieja como dice el artículo, toda Castilla. Y lo peor es que muchos castellanos, incluso que se dicen castellanistas, de copas con la basurilla periférica que potencia ese falso mito. Si es que somos una panda de acomplejados del copón. Así nos va.
En línea

En el fondo del catalanismo, de lo que en mi País Vasco se llama bizcaitarrismo, y del regionalismo gallego, no hay sino anti-castellanismo, una profunda aversión al espíritu castellano y a sus manifestaciones (Unamuno)
Hablad de castellanos y portugueses, porque españoles somos todos (Luís Camões)
Juan Otero
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +26/-8
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1367



Ver Perfil
« Respuesta #2 : Abril 12, 2014, 20:39:15 »


 27 27 27 27 27 27 27

Bravo, lástima que sólo se centre en Castilla la Vieja y ni haga referencia a Castilla la Nueva, como dice torre a toda Castilla
En línea

"La propia memoria de CASTILLA ha sido maltratada. Tardíamente los historiadores han restaurado el sentido de la Revolución Comunera. Por los campos que se avistan desde el mirador de Autilla del Pino (Palencia) corrió la rebelión antiseñorial y democrática" César Alonso de los Ríos
Curavacas
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +72/-50
Desconectado Desconectado

Mensajes: 2337



Ver Perfil
« Respuesta #3 : Abril 13, 2014, 00:21:30 »


Si hace 40 años le hubieran dicho a Alonso de los Ríos en qué se iba a convertir, se hubiera pegado un tiro.
En línea

Viva Padilla alguien grita
nadie su voz sofocara
que amapola comunera
en todo el trigal se ampara
Juan Otero
Líder de la mesnada
******

Aplausos: +26/-8
Desconectado Desconectado

Mensajes: 1367



Ver Perfil
« Respuesta #4 : Abril 19, 2014, 17:01:33 »


Y lo poco propmocionado que está, como se nota que no hay tantos beneficios (tajada para unos pocos metidos en la Diputación de Palencia y empresas satélites) como puede ser la Villa Romana de la Olmeda o la Cueva de los Franceses, se nota que el mirador es gratuito y sólo pueden pellizcar una subvención de mucho en mucho para remodelarlo
En línea

"La propia memoria de CASTILLA ha sido maltratada. Tardíamente los historiadores han restaurado el sentido de la Revolución Comunera. Por los campos que se avistan desde el mirador de Autilla del Pino (Palencia) corrió la rebelión antiseñorial y democrática" César Alonso de los Ríos
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!