logologologo
logo ··· logo
Agosto 14, 2020, 04:55:52 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: 1 ... 6 7 [8] 9 10
 71 
 : Noviembre 06, 2018, 21:31:39  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
Zacaras Ylera Medina (Valladolid, 1878-Valladolid, 1943) fue un poeta y traductor castellano.

Biografa

Naci en Valladolid el 28 de diciembre de 1878. Vivi en la Montaa de Len, en la que ambient los relatos de La Giraldella, El pauelo de seda y Franciscona del libro de cuentos Iris.

Colaborador de la revista Juventud Castellana.

Ganador de la flor natural en los Juegos Florales organizados por el Ateneo de Len.

Fue un notable poeta, que, adems, dio a conocer a varios poetas catalanes en tierras castellanas en su libro El Parnaso cataln: poesas traducidas (1929).

Por el libro Testigo de una poca: divagaciones de un espectador (1988), de Francisco de Cosso, sabemos que Ylera acuda al vallisoletano Caf Caldern, lugar de reunin y debate de Mourlane Michelena, Justo Gonzlez Garrido, Narciso Alonso Corts, Federico Santander, Miguel de San Romn y otros escritores y artistas.

Falleci su ciudad natal el 16 de octubre de 1943.

 72 
 : Noviembre 04, 2018, 23:38:25  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
Quiero comenzar un nuevo hilo que deseo que entre todos vayamos enriqueciendo: el de los castellanos (en sentido estricto) que protegieron la cultura catalana.

Creo que es bueno desarrollar un relato positivo de la Castilla contempornea en Catalua. Nos puede ir bien.

Para empezar, expondr el caso del bibliotecario salmantino Jess Domnguez Bordona, tambin historiador, que fue destinado de Madrid a Tarragona despus de la Guerra Civil por su ideologa republicana. Dirigi la Biblioteca Pblica de Tarragona desde 1942 a 1963 y, aunque existi orden de depuracin, consigui salvar los libros del fondo Servei de Biblioteques del Front que la Generalitat haba creado para dar servicio bibliotecario a los soldados del bando republicano.

Buena parte de estos libros, que las autoridades franquistas haban destinado a la "depuracin" (Decreto de 17 de agosto de 1938, del bando nacional), eran en lengua catalana.

Lleg a ser miembro del Institut d'Estudis Catalans.

Jess Domnguez Bordona haba nacido en Ciudad Rodrigo en 1889. Falleci en Tarragona en 1963.


Ms informacin: https://es.wikipedia.org/wiki/Jess_Domnguez_Bordona (La entrada en la wikipedia en castellano es menos extensa que en la Viquipedia catalana!)




 73 
 : Noviembre 02, 2018, 02:35:58  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
http://revistataranco.blogspot.com/2018/10/ecos-de-haro.html

Ecos de Haro
(La Rioja, diario poltico, 10 de julio de 1920, p. 2)

Queda enterada la Corporacin municipal de una carta suscrita por el alcalde de Villalar invitando al Ayuntamiento de Haro a asociarse a todos los de Castilla para erigir un monumento dedicado a honrar la memoria de los comuneros Padilla, Bravo, Maldonado y doa Mara de Pacheco, para cuyo fin solicitan la concesin de una subvencin. Se acuerda que sea informada la Comisin de Hacienda, haciendo resaltar la Presidencia la simpata con que el Ayuntamiento ha visto la idea del de Villalar.

 74 
 : Octubre 31, 2018, 12:21:51  
Iniciado por rioduero - Último mensaje por Free Castile

https://ibb.co/idz9L0
ahi se ve la foto, dichosos los ojos por aqu Lisensiado

 75 
 : Octubre 31, 2018, 00:54:19  
Iniciado por rioduero - Último mensaje por Licenciado de la Torre
Buscando justo sobre este Sindicato he vuelto a este foro donde no escriba desde hace ni se sabe.

"En los inicios de la dcada de los aos 20, el Sindicato Minero Leons se fusion con el Sindicato Minero Palentino, pasndose a llamar Sindicato Minero Castellano, dentro de la organizacin de UGT"
http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/mas-4-000-afiliados-mineros_957235.html

Hablando de la Casa del Pueblo del Valle de Laciana: "Se pona fin entonces a la actividad que compartan UGT y el Sindicato Minero Castellano, que utilizaban la casa del pueblo para organizar actividades deportivas, dar clases nocturnas de alfabetizacin, dar comida y ropa en pocas de dificultades,..."
" La casa del pueblo se levant tambin con las manos de los trabajadores, en este caso con la ayuda en cuanto a materiales de la Hullera Vasco Leonesa. La hizo el Sindicato Minero Castellano, y unos ponan su trabajo, otros el ganado, otros cincuenta cntimos del jornal del da...."
http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/pueblo-no-pueblo_412782.html

"Llombera de Gordn (Len) 1886 -- Riosequino de Toro (Len) 1939
Minero. Desde 1915 comenz a trabajar para organizar a la minera leonesa constituyendo la Sociedad La Aurora en Llombera-Pola de Gordn (Len) que sera el origen del Sindicato Minero Leons de la UGT del que fue secretario general de su Comit Ejecutivo. En enero de 1917 fue delegado de las cuencas de Len al Congreso Minero celebrado en Madrid en el que se reorganiz la Federacin Nacional de Mineros de la UGT. En 1919 ste se fusion con el Sindicato Minero Palentino formando el Sindicato Minero Castellano. "
http://www.fpabloiglesias.es/archivo-y-biblioteca/diccionario-biografico/biografias/18551_gutierrez-martinez-benito

Y aqu un articulo en pdf sobre el sindicalismo en Barruelo: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2486651.pdf

 76 
 : Octubre 30, 2018, 16:31:58  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Curavacas
La lgica utilitarista del capitalismo neoliberal se disfraza con argumentos de falsa compasin hacia los dbiles, pero cuando te das cuenta acta de forma contraria, de una manera implacable, avasalladora.

 77 
 : Octubre 30, 2018, 12:14:46  
Iniciado por Free Castile - Último mensaje por Free Castile
encontr este artculo de casualidad y le puse porque el foro ha quedado para eso, para ser una ingente biblioteca del castellanismo, a la que acudo muy a menudo por cierto.

 78 
 : Octubre 28, 2018, 21:41:56  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
Las 20 ideas incontestables contra la eutanasia y su legalizacin

    La Eutanasia mata. Con permiso de la vctima, ejercido con mayor o menor grado de consentimiento, pero mata. En realidad, la eutanasia es un tipo de homicidio, o de suicidio, segn cmo se establezca. Reflexin. La muerte, matar como sistema legal, puede ser la solucin a un problema humano?

    La Eutanasia no sirve para evitar el sufrimiento. Pinsalo, la muerte siempre es dolorosa, incluso cuando es programada. Este dolor es visible para los dems o, en otras ocasiones, slo es interno, lo experimenta la conciencia.

    Uno de los sufrimientos peores es el del arrepentimiento tardo, como el que experimenta el suicida que ha saltado al vaco. Quiere volver atrs!, pero ya es tarde. La eutanasia no evita el sufrimiento final, solo lo enmascara. La muerte no es el fin dela conciencia. Segn como mueras, vivirs.

    La eutanasia es irreversible. Ese es el problema. Una persona, puede atravesar un estado de depresin, o ser empujada a ella por su entorno durante un cierto tiempo, un mes, dos, tres. Si en este tiempo solicita que acaben con su vida lo habr hecho en unas condiciones en las que no era ella misma. Pero ser tarde. Ya estar muerto. La ley, si se aprueba, establecera 30 das entre peticin y muerte. Demasiado poco para vencer la depresin.

    La eutanasia no es consecuencia de la libertad, sino que es su vctima. Est ampliamente documentado que la causa fundamental que impele a buscar la muerte no es la enfermedad terminal, o una gran incapacidad funcional, sino la falta de reconocimiento humano y la soledad. Sentirse un algo que sobra, que es una carga o molestia para su familia, que es ignorado, o bien que est solo, terriblemente solo. Es esto sobre todo lo que crea las condiciones para desear morir. La gran tarea de nuestra sociedad ha de ser reconstruir el reconocimiento y el acompaamiento. Esa s es una actitud humana y no la muerte.

    Una ley sobre la eutanasia empuja a la muerte porque es ir de legal. Lo que la ley permite se acaba convirtiendo en un deber moral que condiciona a la sociedad y a las mentes. La propia ley influye sobre la persona, estimula a su entorno a escoger la va de la muerte. Qu haces t en este mundo!. Se presupone que hay vidas que no vale la pena que sean vividas.

    La eutanasia favorece el suicidio, pues considera que la muerte provocada puede ser la solucin para los problemas y cargas de la vida. Es un peligro para los que sufren ideas de suicidio ya que normaliza esta prctica.

    La eutanasia no aumenta la autonoma personal, e incluso puede reducirla. La persona, sin necesidad de una ley que permita la eutanasia, puede suicidarse sin mucha complicacin. Pero la ley posibilitar que otros decidan sobre la vida ajena.

    La eutanasia defiende una idea equivocada de la libertad al pensar que sta es mayor cuanto ms numerosas sean el nmero de opciones, en lugar de contemplarla en su relacin con la calidad de las mismas. Ser libre es poder optar entre opciones buenas. La eutanasia no es una buena opcin.

    La Eutanasia es una solucin para aligerar los costes del Estado en sanidad y pensiones. Es la contrapartida real a la falta de nacimientos. Muchos ingenuos aun piensan que los motivos son benficos. Qu error! Cuando todos los datos advierten que los gastos en sanidad crecen porque aumenta la poblacin en edad avanzada, que sufre enfermedades crnicas complejas, cuando saben que las pensiones no alcanzan, y que cada vez hay menos jvenes para trabajar, la eutanasia se convierte en la medida  fcil de los poderosos para cuadrar el presupuesto pblico, sin aumentar los impuestos.

    Los ricos no utilizan la eutanasia, o la emplean en mucha menor medida que los dems. Habis visto los datos de los pases que la aplican? Qu porcentaje de gente de altos ingresos la utiliza? Casi nadie. No slo eso. Como pueden pagrselo, acuden a hospitales privados que les garantizan buenos cuidados paliativos y que en ningn caso les aplicarn la eutanasia. La eutanasia acaba siendo una medida que afecta sobre todo a gente con pocos recursos econmicos.

    La eutanasia es una perversin de la piedad. La verdadera compasin es la solidaridad con el dolor de los dems, y no la eliminacin de la persona que

    Ahora, los cuidados paliativos y el acompaamiento son la respuesta al sufrimiento, como lo es la construccin de una sociedad ms fraterna a medio plazo. Las atenciones paliativas no alargan artficamente la vida, en ocasiones ms bien lo contrario como efecto colateral. Su fin es proporcionar calidad de vida.

    El gran objetivo humano: cuidados paliativos para el 100% de la poblacin. Vivir y morir bien. Sin sufrimiento, en compaa.

    La eutanasia margina los cuidados paliativos de las polticas pblicas. Con ella hay ms gente que sufre y su nico camino es usarla. Ese es su xito. La prueba es que Blgica y Holanda, pioneros en legalizar la eutanasia, poseen unos servicios paliativos que son peores que los de muchas comunidades autnomas espaolas.

    No te creas las promesas de los polticos. Dijeron que bajaran los impuestos, y los subieron, que aumentaran las pensiones con la inflacin y va a ser que no. Si se aprueba la eutanasia, los cuidados paliativos de calidad acabarn siendo slo para los ricos.

    Legalizar la eutanasia en una economa de mercado como la nuestra, promueve su negocio. La creacin de un complejo entramado de mdicos, personal de enfermera y abogados que, dedicndose a ella, la tengan por principal negocio. El afn de lucro de esas personas presionar inevitablemente para condicionar la tutela de los derechos de los pacientes.

    La eutanasia reduce la responsabilidad personal. Por un lado, el deber del que quiere morir para con sus personas queridas y la sociedad queda absuelto. Por otro, el deber de cuidado queda reducido por la posibilidad de dar una solucin que se presenta como viable y legal. Ello puede tener consecuencias sociales de profundo y trgico calado.

    La eutanasia o suicidio asistido por personal mdico deteriora la confianza mdico-paciente. Es as que muchas personas han cambiado de pas de residencia por no fiarse de las prcticas de ciertos mdicos en situaciones extremas. La eutanasia es contraria al juramento hipocrtico que desde hace cerca de 2.000 aos caracteriza la profesin y la tica mdica. Es una ruptura deontolgica brutal que tendr consecuencias sobre dicha profesin y sobre todos nosotros.

    Existe una tendencia a que se extienda la aplicacin de la eutanasia para condiciones no terminales. Esto sita a los enfermos psiquitricos, los dementes, los ancianos y los recin nacidos discapacitados en grupos especialmente vulnerables, como ha ocurrido en estados totalitarios en algunas pocas de la historia.

 79 
 : Octubre 26, 2018, 23:58:10  
Iniciado por Ahumao - Último mensaje por Castilla_2021
Fuente: http://revistataranco.blogspot.com/2018/10/la-diputacion-y-los-ayuntamientos-de-la.html

 La Diputacin y los ayuntamientos de la provincia
(Diario de Burgos, 23 de mayo de 1931, p. 2)

En la ltima sesin celebrada por la Diputacin Provincial, se dio cuenta de un escrito del alcalde de La Horra pidiendo a la Corporacin que convoque una asamblea de muncipios burgaleses para estudiar y resolver lo que proceda con respecto al proyecto de estructuracin federal de Espaa.

En tal sentimiento estn inspiradas dos cartas que el mismo da publicbamos en estas columnas, de los alcaldes deVillovela de Esgueva y Villafruela.

A continuacin insertamos copia de la solicitud del Ayuntamiento de Palacios de la Sierra abundando en las mismas apreciaciones. A sta seguirn otras.

Es de sumo inters y merece especial atencin este despertar de los pueblos ante el problema nacional, cuando hasta ahora las masas rurales han vivido al margen de tales cuestiones.

Sin embargo, la Comisin gestora de nuestra Diputacin no lo ha comprendido as, considerando prematuro este asunto, toda vez que corresponde a las Cortes fijar la estructuracin de Espaa.

Indudablemente se trata de una confusn, pues no queremos creer que nuestros diputados tengan la vista tan apartada de los anhelos y de la trascendencia de los momentos actuales.

En todas las provincias se nota el natural movimiento precursor de la lucha que se avecina. Cada una se preocupa de buscar la postura que debe adoptar para no resultar arrollada en el marco que mejor encaje. Slo faltan dos meses escasos para que el debate del que puede resultar la ruina de unas comarcas y el florecimiento de otras, se desarrolle en toda su amplitud.

Y en estas circunstancias nuestra Diputacin se encoge de hombros se desentiende del problema y cree que es prematuro tratar de l. Cree que son las Cortes las que deben decidir de nuestro porvenir, sin la menor intervencin nuestra. Y esto cuando Catalua se dispone a redactar el estatuto del estado cataln y otro tanto hacen Galicia, las Vascongadas, Navarra, Valencia y otras.

Repetimos que no creemos en una ofuscacin semejante y que indudablemente se trata de un error que los mismos diputados se apresuraran a deshacer.

Burgos debe en esta hora crtica, estudiar lo que ms conviene y despus de bien definida su actitud y sus aspiraciones, buscar el contacto con las provincias hermanas para establecer el acuerdo.

Pero al decir Burgos no nos referimos a la capital, sino a la provincia, pues de sus intereses se trata y la ms elemental idea democrtica, exige tener en cuenta la opinin de los ayuntamientos especialmente cuando de ellos parte la iniciacin.

Esto hace la Diputacin de Navarra, la de Logroo, la de Valladolid, por no citar ms que las prximas, y esto debe hacer la de Burgos y seguramente lo har en cuanto a sus manos lleguen las instancias anunciadas de los pueblos.

Es una obligacin que no puede delegar pues su responsabilidad sera inmensa si por omisin resultase nuestra provincia arrollada y su porvenir destruido. Puede perdonarse un error, pero no una desercin.

Seguramente son intiles estas excitaciones y en el nimo de los diputados est el abordar este magno problema en toda su extensin.

Por el Ayuntamiento de Palacios de la Sierra, ha sido dirigida la siguiente instancia:

"Excmo. Sr. Presidente de la Diputacin Provincial de Burgos.

Excmo. Seor:

El que suscribe, alcalde presidente del Ayuntamiento de Palacios de la Sierra, en nombre y representacin del mismo, ante V.E. respetuosamente como mejor proceda expone:

Hace muchsimos aos que entre la regin catalana y el Gobierno espaol constituido, ha existido una tirantez de relaciones de la que siempre pag los vidrios rotos la desdichada Castilla: aqulla
interesada porque se resolviera el pleito de su autonoma que constantemente solicitaba; el Gobierno Central sin salir de su vida rutinaria, sacrificando quiz todo el comercio del resto de la Nacin para contentar en parte a los catalanes que amenazaban con independizarse, as las cosas hasta que la corrompida y carcomida Monarqua ha sucumbido.

Los intereses de Castilla no son iguales que los de otras regiones y menos que los de Catalua, y con la Repblica ha llegado el momento de trazar la forma en que ha de regirse sta. Por otra parte vemos
la Repblica de los Estados Unidos y la de Suiza, en que cada Estado y cada Cantn, no slo son distintos sus intereses, sino sus costumbres, su religin y en la ltima, inclusive su idioma, y a pesar de todo ello con el sistema de Repblica Federal en conjunto y los Estados o Cantones soberanos e independientes entre s, en el que cada uno tiene sus limitaciones que se ha impuesto a su favor y en beneficio de la comunidad gozan de una independencia modelo de democracia. Este alcalde rural, basado en estos modelos y toscos argumentos, con fecha 16 de mayo actual, entre otros acuerdos, ha tomado un particular que dice:


"Hace presente el seor alcalde a sus compaeros la hora histrica que hoy atraviesa Espaa, que aun cuando felizmente la Repblica ha dado el paso gigantesco que anhelaban la mayora de los espaoles, hasta que las Cortes constituyentes digan la ltima palabra sobre la forma de en que ha de regirse dicha Repblica, y teniendo en cuenta lo ha hech la regin catalana, que adelantndose a las dems regiones se le ha concedido la autonoma federal, sera muy conveniente que nuestra regin se ponga alerta para la defensa de sus intereses.

Quedan enterados y acuerdan que teniendo en cuenta las atinadas razones expuestas por el seor alcalde, que por dicha autoridad , se eleve respetuosa instancia a la Excma. Diputacin para que convoque a una asamblea de municipios burgaleses y an ms factible a toda la regin castellana, para regular la autonoma federativa de Castilla, que por derecho se nos debe conceder.

En mritos de todo lo expuesto no dudo que V.E. con su elevado criterio, sabr interpretar mejor las necesidades y aspiraciones que a Castilla corresponden.

Viva V.E. muchos aos.

Palacios de la Sierra a 19 de mayo de 1931.- El alcalde, Pedro Simn.- P.S.M., el secretario, Toms Medrano."

 80 
 : Octubre 25, 2018, 13:08:02  
Iniciado por Free Castile - Último mensaje por Curavacas
Es ms cmodo echarle la culpa al vecino que analizar tus propias limitaciones.
Las pocas imgenes de lucha leonesa que he visto por la tele han sido en los espacios de TVE en CyL o en RTVCYL.
Gustar ms o menos, pero en la fecha en que nace el Estado autonmico la implantacin de la lucha leonesa ya estaba circunscrita al espacio geogrfico que va de Mansilla de las Mulas a la Montaa Oriental de Len.

Páginas: 1 ... 6 7 [8] 9 10
Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!