logologologo
logo ··· logo
Marzo 23, 2019, 07:25:34 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
 
   Inicio   normas Buscar Calendario Expo Castilla Usuarios Ingresar Registrarse Chat Privado  
Páginas: 1 2 [3] 4 5 ... 10
 21 
 : Noviembre 20, 2018, 21:26:56  
Iniciado por Maelstrom - Último mensaje por Maelstrom
VIDA CULTURAL
Conferencia de don Carlos Alonso

Como estaba anunciado, ayer tarde a las siete y media, pronunci en el Ateneo de Valladolid una conferencia sobre el tema "Castilla inmortal deber imponer la integridad de la Patria", el abogado palentino don Carlos Alonso.
Presidieron el acto los seores Olea Pimentel, Santelices y Ruiz de la Pea.
El seor Alonso hizo un entusistico canto a Castilla como el ms representativo de los pueblos habitadores de Espaa, poniendo de manifiesto sus virtudes raciales y las situaciones a que la condujeron en ciertos momentos sus errores polticos, haciendo para ello un recorrido a travs de la historia patria.
A Castilla contrapuso el conferenciante Catalua, demostrando cmo esta regin medr siempre a costa del resto de Espaa y principalmente de Castilla, sin contar, por otra parte, con aquellas cualidades y virtudes que pudieran hacerla el eje director de la vida espaola.
Finalmente el conferenciante traz todo un plan para conseguir el resurgimiento espiritual y material de Castilla, que hacindola nuevamente colocar a la cabeza de las regiones espaolas, la permitiera imponer y mantener la integridad de la Patria, amenazada por las tendencias secesionistas de la regin catalana.
El conferenciante, al terminar la lectura de su erudito trabajo, escuch muchos aplausos. Por la noche fu obsequiado con un banquete.

(Resea publicada en
El Diario Palentino, n 15606, 7 de noviembre de 1935).

 22 
 : Noviembre 20, 2018, 21:08:53  
Iniciado por Maelstrom - Último mensaje por Maelstrom
CUESTIONES CASTELLANAS
_______________________

LA INSTRUCCIN




Es muy corriente entre los escritores que abordan temas de inters castellano, al hablar de los hijos de esta tierra, tratarlos de incultos y cargarlos la parte principal de la culpa de su poca instruccin, dejando el resto de la responsabilidad para el Estado y los maestros.
Cualquiera que medite con serenidad y detenimiento sobre este asunto, ver lo aventurado, cuando no equivocado, de tales afirmaciones hechas, las ms de las veces, sin conocer a fondo las gentes y la vida de la llanura.
El problema de la instruccin en Castilla es, ante todo y sobre todo, uno de los casos en que ms directamente interviene el factor tiempo. Veamos: el cultivo de la tierra, tal y como hoy se efecta, careciendo de todos los adelantos que proporciona la moderna maquinaria, ahorradora de tiempo y trabajo, exige que los hombres dedicados a su cuidado empleen diez y doce horas diarias en un trabajo fatigador y continuo durante las temporadas de Otoo, invierno y parte de primavera, llegando, durante las faenas de la recoleccin, a dedicar hasta dieciocho y veinte horas diarias al rudo trabajo del campo y, sobre esto, en uno y otro tiempo, sin descuidar la obligacin de atender al cuido del ganado, menester en que se emplea una crecida porcin de tiempo.
Esto, indudablemente, es una tarea abrumadora, que imposibilita de todo punto para dedicar unos momentos a todo aquello que no sea descanso. Vengan a Castilla, vengan todos los que motejan a sus hijos de incapaces para tomar un libro, vengan y empuen siquiera por un slo da las herramientas del trabajo y vern, vern qu distinta es su manera de opinar... Cmodo, demasiado cmodo, resulta afirmar gratuitamente: "Castilla es ruda", "Castilla no lee". Ni una sola vez he visto escrito: "Castilla no tiene tiempo para leer", "Castilla trabaja..." No, no culpemos a estos hijos del agro de su poca instruccin; seamos justos y comprendamos que si no dedican nada de su tiempo a la lectura... Es porque ese tiempo no existe... No dispone de l...
Cuando el obrero del campo, est regido por organismos que reglamenten el trabajo, cuando la jornada no sea mayor a la empleada por los trabajadores de la ciudad, cuando se creen sindicatos que proporcionen maquinarias adecuadas para cultivar la tierra con el mnimum de trabajo y tiempo, cuando se creen bibliotecas circulantes cuya misin sea llevar hasta estos hombres un sano venero de cultura, cuando se intensifique por todos los medios - escuela, conferencias educativas, compaas ambulantes, de teatro, cine - la aficin al libro; cuando sea verdaderamente obligatorio que los nios asistan a la escuela en vez, como ahora acontece, de dedicarles, apenas cuentan seis aos, a las faenas del campo, al pastoreo y a otras muchas ocupaciones que les embotan los sentidos y les hacen crecer raquticos, entonces, cuando el Estado sienta una honda preocupacin por la cultura y el bienestar de estos hombres, podremos si ellos desprecian lo que se les brinda, criticarles y exigirles; pero mientras tanto, contentmonos con compadecerles y arrimemos nuestro granito de arena para que un da lleguen a incorporarse al movimiento de cultura universal.
Reconozcamos que nada se ha hecho an y que es mucho lo que queda por hacer para llegar a conseguir los frutos espirituales de estos hombres del campo.
Muchas veces, durante nuestra estancia en pueblos de Castilla, hemos podido comprobar la aficin, el deseo que estos hombres tienen de adquirir conocimientos, de tener libros, de leerlos, pero siempre se tropieza con la misma dificultad: falta de tiempo, falta de libros y, en la mayo parte de las casas, falta de medios para adquirirlos. Creemos en todas las escuelas  una pequea biblioteca circulante y entonces daremos un paso hacia el engrandecimiento de Castilla, facilitando y despertando - sin discursos oficiales y percalinas - el amor al libro... El amor a la escuela... El amor al maestro... Mientras tanto, callmonos y no echemos en cara su incultura a estos hombres, cuyo nico pecado es su excesivo apego al trabajo.


NICOMEDES SANZ Y RUIZ DE LA PEA


Artculo publicado en El Adelanto: Diario poltico de Salamanca, n 13675, 5 de diciembre de 1928.

 23 
 : Noviembre 19, 2018, 20:55:39  
Iniciado por Maelstrom - Último mensaje por Maelstrom



POR CASTILLA Y PARA CASTILLA


Aos atrs, figur mi modesta firma en estas columnas acogedoras y expansivas de EL NORTE DE CASTILLA; mas, ahora, al volver de nuevo a reemprender mi tarea, prometo una colaboracin continuada en el propsito, ordenada en los temas, recta en la trayectoria, fija en la orientacin, pertinaz y concreta en la tarea y en el deber de contribuir a explorar a Castilla, estudindola, enalteciendo sus virtudes, exponiendo en blanda crtica los defectos de su raza, analizando valores, sealando sus derechos colectivos, defendiendo sus intereses morales y econmicos regionales, tratando, en resumen, de infiltrar poco a poco, en el corazn reseco de sus hijos, el espritu de estimacin hacia esta tierra, que apacible o adusta, rica o pobre, tenemos los castellanos el deber de amarla porque al fin es nuestra bendita cuna.
Pero, yo adelanto, que no soy literato, ni artista, ni historiador, bien que la literatura, el arte y la historia de Castilla me sean conocidas lo suficiente para enjuiciar su alta significacin; y as, procurar seguir otros derroteros menos trillados y ms eficientes al decidido propsito que me anima, de expoliar la indiferencia, sacudir la pereza, desvanecer el pesimismo, fortalecer convencimientos, alumbrar ideas, despertar confianzas e infundir alientos a este pueblo castellano de mis carios, que, como colectividad puede y debe proseguir su camino...
Ser esta la hora nueva de Castilla? Sin afirmarlo concretamente, same permitido, si en verdad son estos momentos de revisin de valores, de enmendar errores, de zanjar diferencias, de saldar deudas, de rectificar orientaciones y en suma, de cancelar el pasado - same permitido, repito - manifestar que, acaso, mejor oportunidad para reemprender la marcha, no se le depare nunca ms. As, como as, la voluntad nacional en digna y ejemplar conducta ha sellado el captulo fatal y doloroso de la historia de nuestra decadencia, que empezara coincidentemente al terminar el primero de los Austrias con las libertades de Castilla, en los campos de Villalar en da en que por cierto, al decir de un gran tribuno, hasta el cielo llor tanta desgracia.
Castilla era entonces una nacin gloriosa. Hoy no es sino una regin humilde, menos pobre de lo que parece, pero al fin decada; una tierra olvidada por sus propios hijos, menospreciada por extraas gentes, desatendida por sus polticos, incomprendida por los que con afectada jactancia se apellidan a s mismos intelectuales espaoles, postergada por los gobiernos, antes como ahora, ayer y hoy lo mismo, bajo el yugo del viejo rgimen que bajo el mandato del rgimen novsimo. Y, sin embargo, esta bien amada tierra resiste todos los embates, como una aosa encina... Y subsiste gracias al sin igual esfuerzo de este buen labriego castellano que ara silencioso... Pero que no canta como pretendiera Gabriel y Galn. Y eso, eso, es lo que hay que intentar: que cante. Que cante el gan, que cante el pueblo, en la aldea y en la ciudad, que cante nuestro pueblo, bajo la bveda de este cielo azul y despejado de Castilla, puro y sereno como el alma de su raza tan generosa, tan limpia de ambiciones que por ello se entreg espontnea, autoexcluyndose de toda ambicin al intento creador de un algo grande y superior a s misma: Espaa.
Cantar, cantar! El canto es alegra siempre, como el canto de un orfen es msica, arte, solidaridad de sentimiento, armona, actividad, cultura; el canto es en fin, optimismo y elevacin espiritual. Y pueblo que eleve su espritu, recobre su optimismo, que are y cante, hermanando el trabajo y la alegra, es pueblo que se salva, que se redime, que triunfa, que logra en resumen la significacin propia y el respeto de los dems. Ahora bien, para que un pueblo tenga alegra y est satisfecho de s mismo tiene que tener despensa, tiene que tener repletas las trojes y llenas las cubas!, tiene que trabajar porque el trabajo engendra el bienestar, y para trabajar lo ms prctico es esconder en el bargueo de la tradicin familiar los viejos pergaminos por gloriosos que sean y mirar sin cobarda las realidades de la hora actual.
No olvidemos el pasado y menos sus enseanzas, mas intentemos enorgullecemos de nuestro presente al tiempo que sentarnos los cimientos de una Castilla mejor. De modo que digamos: basta de escalar los castros leoneses para contemplar desde ellos, la tierra llana y brava, teatro de jornadas histricas; basta de sumergirnos en la contemplacin de los claustros de los monasterios esparcidos por todos los rincones de este pas; basta de evocar esas rondas de castillos fronteros al padre Duero o que altivos se yerguen en las rojizas tierras segovianas. Y al doblar esas pginas de la historia reflexionemos y convengamos, en que, si la historia es la geografa del pasado, la geografa es la historia del presente y sta nos dice con imperativa frialdad, que penetra hasta la propia mdula y por contra agita el corazn: pueblo castellano, no eres potente ni siquiera fuerte porque has perdido tu propia estimacin, porque inactivo no has extrado de las entraas de la tierra la riqueza de tus minera les, ni sometido a tu arbitrio el agua de tus ros convirtindola en energa, ni erigido chimeneas y decir chimeneas es decir fbricas, ni por ltimo, administrado tu hacienda y tu casa. Lo que has hecho, por el contrario, es acabar con los rebaos celebrrimas de tus merinas; paralizar tus batanes, olvidando hasta las viejas industrias domsticas; lo que has hecho es arrasar tus bosques y destruyendo en lo material el heredado patrimonio destruir tambin en lo espiritual como consecuencia, la fe en tus propios destinos. Y como si eso fuera poco, en lugar de alentarte, Castilla ma, tienes que resignarte a que nadie te tienda la mano generosa y escuchar cmo el eco trae de la periferia una voz que dice: No tendrs ferrocarriles ni te dejaremos asomarte al mar y sufrir con entereza que ni en tu propio solar surja una voz autorizada y potente que llame a concejo a los intelectuales y polticos castellanos para decir a los unos: despertad a este pueblo y a los otros: defended intereses de esta regin, exigiendo que los gobernantes escuchen los clamores de este pas resignado y patriota y advirtiendo, a todos, que acaso Castilla necesite un Estatuto y una Asamblea. Mas todo esta es tan interesante, que bien vale la pena, lector, de que hagamos punto para continuar otro da.


Gregorio Fernndez Dez



El Norte de Castilla, n 33415, 1 de Abril de 1932.

 24 
 : Noviembre 09, 2018, 10:09:38  
Iniciado por Maelstrom - Último mensaje por Free Castile
Mucho ms rompedor en su momento que ahora que cada da aparecen 300 mapas de este tipo. Creo que Grecia debe pertenecer siempre a la nacin latina icon_biggrin. Por cierto como se ponen fotos ahora en el foro, me resulta imposible

 25 
 : Noviembre 08, 2018, 20:50:44  
Iniciado por Maelstrom - Último mensaje por Maelstrom
Buenas tardes y saludos a todos, apreciados contertulios de Foros Castilla.

Quisiera someter a vuestra atencin uno de los documentos ms extraos e intrigantes de la Segunda Guerra Mundial, recuperado del olvido gracias a Internet. Ha atrado por igual la atencin de quienes se interesan por aspectos curiosos de la Historia y de los creyentes en teoras sobre conspiraciones mundiales, poderes ocultos o como queramos llamarlo.
Me refiero al llamado Outline of the Post-War New World Map (Esbozo del Nuevo Mapamundi de Postguerra) dibujado por un tal Maurice Gomberg de quien apenas conocemos datos biogrficos: tenemos constancia de que Gomberg era un humilde relojero, quizs joyero, nacido en tierras rusas y avecindado en la ciudad norteamericana de Philadelphia. Sera a principios de 1942 cuando este cartgrafo aficionado public por su cuenta el mapa mundial que nos ocupa, vendindolo por el mdico precio de un dlar.
Vamos a echarle un vistazo. Pinchad en el enlace de Wikipedia si queris apreciar mejor todos sus detalles:




https://en.wikipedia.org/wiki/Outline_of_the_Post-War_New_World_Map

Segn el seor Gomberg, el mundo posterior a la Segunda Guerra Mundial debera ser dividido en diez grandes bloques:

- Los Estados Unidos de Amrica (con varios puestos avanzados en el Atlntico y Oceana).
- Los Estados Unidos de Sudamrica
- Los Estados Unidos de Europa
- Los Estados Unidos de Escandinavia
- La U.R.S.S.
- La Unin de Repblicas Africanas
- Las Repblicas Federadas rabes
- Las Repblicas Federadas de la India
- Las Repblicas Unidas de China
- Commonwealth Britnica de Naciones

Al margen quedaran Irlanda, Grecia, Turqua y el estado de Hebrewland. Mencin aparte merecen las Potencias del Eje, ya que aparecen sealadas como quarantined (en cuarentena). Si ojeamos la parte inferior del mapa veremos que aparece un manifiesto de 41 puntos para hacer efectivo un Nuevo Orden Moral Mundial para la paz permanente y la libertad a travs de medidas como el fin del colonialismo, la creacin de organismos supranacionales o ciertas reformas econmicas.
Evidentemente, el mapamundi de Maurice Gomberg era su propuesta personal sobre geopoltica, no teniendo repercusin alguna. Y en mi modesta opinin estamos ante una curiosidad histrica que nos recuerda aquella sangrienta guerra tan decisiva en el devenir del siglo XX...

 26 
 : Noviembre 07, 2018, 21:04:20  
Iniciado por Free Castile - Último mensaje por comunero-1
Buenas tardes, es tremendo que este seor le eche la culpa al empedrado de que la lucha leonesa despierte tan poco inters, hacerlo a Valladolid es de una injusticia, una banalidad y una cara dura poltica que roza el delirio. Mira que habr motivos para meterse con la Junta pero hacerlo por el tema de la lucha leonesa linda con el surrealismo. Como si todos los deportes populares no estuviesen en la misma situacin.
Para lo bueno y para lo malo castellanos y leoneses vamos juntos desde 1230, cuando Fernando III, unifico los dos reinos, desgraciadamente la miserable constitucin de 1978, impide consultar a los pueblos que es lo que desean, como construir su futuro, esta constitucin es el nudo gordiano de los intereses de quienes de verdad no quieren que nada cambie. Me resulta difcil ver un futuro con nuestros hermanos leoneses separados en dos instituciones independientes y separadas entre si, pero como demcrata que soy lo aceptara, Estos miserables provincialistas en el fondo no son nada mas que un refugio del espaolismo ms rancio y casposo, toda la culpa de todo la tiene el vecino, el Estado Espaol no,
No tengo ninguna duda, de que uno de los enemigos mas potentes del nacionalismo castellano es el provincialismo, como dejo bien patente la basura de Constitucin del 78, dividiendo a Castilla y fomentando el provincialismo
Saludos blancos, castellanos y comuneros

 27 
 : Noviembre 06, 2018, 21:31:39  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
Zacaras Ylera Medina (Valladolid, 1878-Valladolid, 1943) fue un poeta y traductor castellano.

Biografa

Naci en Valladolid el 28 de diciembre de 1878. Vivi en la Montaa de Len, en la que ambient los relatos de La Giraldella, El pauelo de seda y Franciscona del libro de cuentos Iris.

Colaborador de la revista Juventud Castellana.

Ganador de la flor natural en los Juegos Florales organizados por el Ateneo de Len.

Fue un notable poeta, que, adems, dio a conocer a varios poetas catalanes en tierras castellanas en su libro El Parnaso cataln: poesas traducidas (1929).

Por el libro Testigo de una poca: divagaciones de un espectador (1988), de Francisco de Cosso, sabemos que Ylera acuda al vallisoletano Caf Caldern, lugar de reunin y debate de Mourlane Michelena, Justo Gonzlez Garrido, Narciso Alonso Corts, Federico Santander, Miguel de San Romn y otros escritores y artistas.

Falleci su ciudad natal el 16 de octubre de 1943.

 28 
 : Noviembre 04, 2018, 23:38:25  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
Quiero comenzar un nuevo hilo que deseo que entre todos vayamos enriqueciendo: el de los castellanos (en sentido estricto) que protegieron la cultura catalana.

Creo que es bueno desarrollar un relato positivo de la Castilla contempornea en Catalua. Nos puede ir bien.

Para empezar, expondr el caso del bibliotecario salmantino Jess Domnguez Bordona, tambin historiador, que fue destinado de Madrid a Tarragona despus de la Guerra Civil por su ideologa republicana. Dirigi la Biblioteca Pblica de Tarragona desde 1942 a 1963 y, aunque existi orden de depuracin, consigui salvar los libros del fondo Servei de Biblioteques del Front que la Generalitat haba creado para dar servicio bibliotecario a los soldados del bando republicano.

Buena parte de estos libros, que las autoridades franquistas haban destinado a la "depuracin" (Decreto de 17 de agosto de 1938, del bando nacional), eran en lengua catalana.

Lleg a ser miembro del Institut d'Estudis Catalans.

Jess Domnguez Bordona haba nacido en Ciudad Rodrigo en 1889. Falleci en Tarragona en 1963.


Ms informacin: https://es.wikipedia.org/wiki/Jess_Domnguez_Bordona (La entrada en la wikipedia en castellano es menos extensa que en la Viquipedia catalana!)




 29 
 : Noviembre 02, 2018, 02:35:58  
Iniciado por Castilla_2021 - Último mensaje por Castilla_2021
http://revistataranco.blogspot.com/2018/10/ecos-de-haro.html

Ecos de Haro
(La Rioja, diario poltico, 10 de julio de 1920, p. 2)

Queda enterada la Corporacin municipal de una carta suscrita por el alcalde de Villalar invitando al Ayuntamiento de Haro a asociarse a todos los de Castilla para erigir un monumento dedicado a honrar la memoria de los comuneros Padilla, Bravo, Maldonado y doa Mara de Pacheco, para cuyo fin solicitan la concesin de una subvencin. Se acuerda que sea informada la Comisin de Hacienda, haciendo resaltar la Presidencia la simpata con que el Ayuntamiento ha visto la idea del de Villalar.

 30 
 : Octubre 31, 2018, 12:21:51  
Iniciado por rioduero - Último mensaje por Free Castile

https://ibb.co/idz9L0
ahi se ve la foto, dichosos los ojos por aqu Lisensiado

Páginas: 1 2 [3] 4 5 ... 10
Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF 1.1.12 | SMF © 2006-2009, Simple Machines LLC
SMFAds for Free Forums
XHTML 1.0 válido! CSS válido!